contenido patrocinado

Gran Canaria, un paraíso al que viajar durante todo el año

Hay un montón de razones por las que deberías viajar a Gran Canaria alguna vez en tu vida (o varias). Estos argumentos te van a convencer. No vas a poder resistirte. ¡Ve haciendo las maletas!

Gran Canaria
Gran Canaria

Actualizado a

¿Quieres que este año tus vacaciones sean especiales y aún no has decidido tu destino? ¿Estás indecisa y no sabes si tirar para la playa o para la montaña? A ver… ¿por qué elegir? Da igual si viajas sola, con amigos o con tu familia, si vas en busca de aventuras o prefieres una escapada tranquila y relajante, si quieres conocer rincones exóticos, disfrutar de buena gastronomía, practicar deporte o hacer senderismo… ¡Gran Canaria es tu destino!

La diversidad de Gran Canaria ha hecho que también sea conocida como “un continente en miniatura”. Consta de tantos paisajes y climas que en un mismo día brinda la posibilidad de bañarse en la playa a 25ºC (en el sur), mojarte bajo una intensa lluvia (en el norte) o disfrutar de una puesta de sol increíble en la cumbre de la Isla con una chaqueta para resguardarte del frío.

La variedad de oportunidades que ofrece la Isla es tan amplia y variada que es uno de esos rincones que siempre te dejan con las ganas… ¡Con ganas de más! A continuación te ofrecemos 10 razones para que pongas Gran Canaria en tu lista de viajes pendientes. Somos conscientes de que te vamos a crear una necesidad, pero merece la pena.

1. Un paraíso para toda la familia

Esta Isla afortunada es perfecta para viajar en familia. Sus variados paisajes y su amplia oferta de ocio, parques temáticos y opciones deportivas lo convierten en una opción perfecta para hacer planes familiares y cubrir las expectativas de grandes y pequeños. Merece la pena conocer, por ejemplo, el Acuario Poema del Mar (un espacio con 8.500 metros cuadrados y 3 zonas diferenciadas con capacidad para 350 especies de animales) o Aqualand, un parque acuático con toboganes, leones marinos, restaurantes...

2. Sol y playa los 365 días del año

Gran Canaria es mucho más que sol y playa, pero sin duda, su clima y sus playas paradisíacas son los principales reclamos de la Isla. Si eres de las que se pierde por bañarse en el mar, dejarse acariciar por los rayos del sol, pasear por la orilla o disfrutar de un atardecer frente al mar, estás en el lugar adecuado. Cada día podrás descubrir una nueva playa y vivir una nueva aventura.

3. Piscinas naturales y paisajes paradisíacos

Si el agua del mar y la playa te cargan de energía, no puedes conformarte con ir a la playa. Tienes que acercarte al sur de la Isla para conocer las Dunas de Maspalomas, una reserva natural única de 400 hectáreas en la que podrás sentirte como en el desierto paseando por su mar de dunas vivas de arena orgánica, descubrir un bosque de palmeras y conocer una laguna salobre.

Gran Canaria Dunas Mas Palomas.
Gran Canaria. Dunas de Maspalomas

También debes dejarte caer por el norte de la Isla, una joya “escondida” en la que vas a encontrar piscinas naturales recónditas y paisajes encantadores, así como conocer la reserva Especial de los Tilos de Moya, único paraje de laurisilva de Gran Canaria.

Gran Canaria piscinas naturales
Gran Canaria. Piscinas naturales de Agaete.

4. Haz turismo rural

Si no eres de las que se pasa a remojo todas las vacaciones, puedes optar por hacer turismo rural. Gran Canaria es mucho más que Las Palmas de Gran Canaria, Maspalomas o Puerto Rico (sus municipios más turísticos). La Isla está salpicada por un montón de pueblos pequeñitos con mucho encanto. Merece la pena conocerlos y mezclarse con su gente para descubrir su historia. Es imposible citarlos a todos, pero es muy recomendable pasear por el casco histórico de Firgas (uno de los más bonitos y cuidados de la Isla), de Arucas (tienes que visitar su catedral) y Santa Brígida, entre otros.

5. Amplia oferta cultural

Otra opción si eres una turista de “secano” es que te empapes de la historia, la cultura y las tradiciones de la Isla visitando sus museos. Gran Canaria cuenta con el mayor conjunto cultural y artístico prehispánico del archipiélago. No dejes de visitar la Cueva Pintada de Gáldar, una excavación en una toba volcánica con pinturas rupestres en su interior, es el yacimiento arqueológico más representativo para ilustrar cómo era la vida de los primeros pobladores de Canarias.

Gran Canaria. Cueva pintada de Gáldar
Gran Canaria. Cueva pintada de Gáldar.

6. Un paraíso para golfistas

Si juegas al golf seguro que ya sabes que Gran Canaria es uno de los mejores destinos turísticos para jugar al golf. Cuenta con siete campos diferentes en un radio inferior a una hora de trayecto en coche. Uno de ellos es el Real Club de Golf de Las Palmas, el más antiguo de España, construido en 1891 en Bandama por el reputado arquitecto escocés Mackenzie Ross.

7. El templo de los deportes acuáticos

Pero el golf no es –ni mucho menos- el único deporte que puedes practicar en esta Isla afortunada. Gracias a su clima, su orografía y la multitud de paisajes que van desde las alturas del Roque Nublo hasta playas como Las Canteras o las Dunas de Maspalomas, es posible hacer todo tipo de actividades relacionadas con el deporte.

Por supuesto, los deportes acuáticos tienen mucho peso. Puedes disfrutar del litoral practicando la pesca deportiva, vela, motonáutica, surf, windsurf o kitesurf.

El jetski y el parasailing aseguran altas dosis de adrenalina y la riqueza de los fondos marinos supone un gran reclamo para los apasionados del buceo y la pesca deportiva.

Gran Canaria. Buceo
Gran Canaria. Buceo.

8. Disfruta de la montaña

También puedes entregarte a deportes de “interior”. Gran Canaria es un lugar plagado de paisajes y espacios naturales ideales para los amantes del senderismo, el mountain bike, el cicloturismo o la escalada. El Parque Rural del Nublo y la Reserva Natural Especial de Las Dunas de Maspalomas son los reclamos más representativos, pero la Isla guarda en su interior una gran biodiversidad que puede ser contemplada desde los 31 miradores repartidos por su geografía.

Las montañas y barrancos de Gran Canaria son un gimnasio al aire libre abierto 365 días al año. El clima templado que rige la vida en la Isla favorece el ejercicio físico en la naturaleza y atrae a deportistas de élite que establecen aquí el campo base para sus entrenamientos.

9. Un paseo por las estrellas

¿Te pierde mirar al cielo y contemplar las estrellas? Gran Canaria tiene unos cielos nocturnos impresionantes. La UNESCO ha declarado a la Isla como Destino Starlight por la alta calidad de sus cielos para la observación astronómica. Se trata de un lugar privilegiado para contemplar las estrellas y sentir que las tocas con los dedos. La experiencia, según dicen los amantes de la astrología, solo es comparable a la que se puede vivir en Chile, Nueva Zelanda o Hawaii.

10. Gastronomía deliciosa

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar la gastronomía de Gran Canaria, que basa su riqueza en los productos cosechados por los agricultores locales. Si vas a la Isla tienes que degustar sus míticas papas arrugadas, el sancocho, así como sus típicos caldos y potajes. Tampoco puedes dejar de probar los vinos con Denominación de Origen de la Isla, sus quesos (de extraordinaria calidad) y los típicos postres de la repostería isleña.

Gran Canaria. Logotipo
Fotos cedidas por el Patronato de Turismo de Gran Canaria.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?