todo lo que tienes que saber

Free bleeding (sangrado libre) o cómo tener la regla y no llevar compresa

No, no consiste en manchar toda tu ropa interior sino en tomar el control de tu cuerpo para elegir el momento en el que sangrar.

Por Sonia Murillo 11 de marzo de 2019, 07:00

freebeeding

Igual estás pensando que nos hemos vuelto locas pero todo tiene su explicación. Y es que cuando muchas acababan de descubrir lo cómoda que puede ser una copa menstrual y otras se pasan a las compresas de tela para no crear más residuos con las desechables de siempre, hay quien ha conseguido ir por la vida menstruando sin llevar más que unas braguitas normales y corrientes ¡y sin manchárselas! ¿Que cómo lo hacen? Eso nos gustaría saber a nosotras, por eso lo hemos investigado y la verdad es que estamos alucinando y para bien.

¿Qué es el free bleeding?

En un tiempo en el que cada gesto cuenta y nos define, decidir unirse a un movimiento como el free bleeding no está exento de significado. Pero más allá de una reivindicación feminista, o ecologista si me apuras, el sangrado libre va de otras muchas cosas. Se trata de conocer nuestro cuerpo, de conectar y tomar control sobre él y de naturalizar algo que, por suerte o por desgracia, nos pasa a (casi) todas. Puede sonar a locura, pero todo tiene mucho más sentido de lo que piensas ahora mismo.

El sangrado mensual es algo inherente al hecho de haber nacido como mujer y, desgraciadamente, en muchos lugares del mundo no queda otro remedio que sangrar libremente porque no hay acceso a productos de higiene. Sin embargo, esto no va de ir con los pantalones manchados, ni de que un hilillo de sangre recorra tus piernas si llevas falda, no. Esto va de que tú decides cuándo manchas, de que eres tú, con los músculos de tu vagina, la que retiene la sangre hasta que va al baño y la expulsa. Sí, así de fácil y así de complicado.

Cómo sangrar libremente sin mancharte

Quienes hacen free bleeding aseguran que requiere bastante práctica y que hay que ser muy paciente a la hora de ponerse a ello. Al fin y al cabo nuestro cuerpo no es un grifo, pero sí que podemos conseguir que se le parezca bastante. Mediante la meditación y las visualizaciones se consigue tomar conciencia de las señales que nos manda nuestro propio útero y que indican que se acerca un momento de sangrado.

Como ya sabes, el útero sufre contracciones, de ahí ese dolor tan horroroso que sentimos a veces, para expulsar la sangre y si estás atenta puedes aprender a identificarlas, apretar los músculos de la vagina, de una forma similar a como se hace con los ejercicios de Kegel, para retener la sangre hasta que puedas expulsarla en un lugar seguro.


En cualquier caso, cada mujer debe ser libre de elegir la manera en la que quiera vivir su menstruación, con compresas, con tampones, con copa, sin nada de nada... Sobre todo porque a la mayoría no nos queda otra que aguantarnos con ella hasta que nos llegue la menopausia –y lo que luego conlleva– y ya bastante tenemos con eso, para que encima nos metamos las unas con las otras por lo que nos ponemos o nos dejamos de poner.

¿A quién seguir en redes?

Si quieres más información sobre el free bleeding o sangrado libre, te recomendamos seguir la sexóloga y psicóloga Montse Iserte (@montse_iserte) o a la también psicóloga Lola Hernández (@lolahernandez.psicologa).

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?