¡Dúchate!

¿Estás pensando en no ducharte hoy? Después de leer esto cambiarás de opinión

Como no salimos demasiado a la calle ni vamos a ningún sitio especial, hay personas que deciden no ducharse algún día porque... ¿para qué? ¡Error! Te contamos la razón.

Actualizado a

Escrito por:

Magdalena Fraj

Actualizado a

ducharse

Ducharse es uno de los hábitos higiénicos más básicos. Y es que no hay mejor forma de empezar (o terminar) el día. Pero las cosas como son: a veces estamos cansadas o no tenemos tiempo para hacerlo tranquilamente y decidimos dejarlo "para mañana". "Total, si no voy a salir a la calle", te dices a ti misma. ¿Te sientes identificada? ¡No te vamos a juzgar! Pero después de leer este artículo, ¡se te van a quitar las ganas de volver a hacerlo!

Si estás pensando en no ducharte hoy, después de leer esto cambiarás de opinión

Resulta que ahora con tanto estrés y ansiedad somos más propensos a brotes de acné en el cuerpo y es imprescindible que nos duchemos cada día. "Está comprobado que el acné se produce por una interacción de genética, cambios hormonales y el estrés. Hay otros factores, como la mala alimentación, la fricción o el déficit de higiene que contribuyen a agravar un estado predisponente. Todos estos factores actúan retroalimentándose", nos explica la Dra. Gloria Abad, miembro de Doctoralia. "La mala alimentación, por ejemplo, el aumento explosivo de consumo de dulces (los hidratos de carbono son pro-inflamatorios), la falta de disciplina y de horario en las comidas (picoteo en vez de ingestas ordenadas), el poco dormir que hace que se alteren los ciclos circadianos también producen más hambre, ansiedad y depresión", advierte.

La experta nos explica que en esta época de pandemia, el estrés y la ansiedad pueden producir un brote de acné, también en escote y espalda, y en las mujeres, además, alteraciones hormonales. "Otra consecuencia de la ansiedad es la manipulación de los granos, que contribuyen a empeorarlos ya que estos pueden dejar cicatriz", explica.

"En cuanto a la higiene, el período de confinamiento ha provocado en muchas personas sentimientos de desgana en su imagen personal, dejando de ducharse o no realizando rutinas diarias de belleza que mantenían en épocas laborales", destaca la doctora Abad. "No solamente el hecho de no salir a la calle, sino que la desgana también genera ese tipo de abandono. La falta de higiene no va a provocar acné por sí sola, pero si es prolongado podría contribuir al taponamiento folicular y la multiplicación bacteriana, terreno fértil para que se instale el acné", destaca. ¿Ves? Y tú pensando en no ducharte hoy...

Además, la experta advierte de que los periodos de sedentarismo, frente al ordenador o a otras pantallas, podrían provocar, por fricción y humedad, foliculitis. "La foliculitis es la inflamación del poro, que se ve como un grano, muy similar al acné", resume.

El confinamiento puede terminar pasándote factura si no mantienes tus rutinas y te olvidas de tus buenos hábitos. Si te levantas sin ganas de nada, echa un vistazo a estas cosas que puedes hacer para animarte. ¡Funcionan!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?