mi plan personalizado

Dejé de hacer todo esto y he conseguido ahorrar 300€ al mes

Si identificas todos esos gastos tontos y los modificas o los eliminas como hice yo, verás como aumentan los ceros en tu cuenta del banco. Si quieres saber cómo ahorrar dinero sin sufrir, ¡sigue leyendo!

Por Sonia Murillo | Actualizado el 09 de octubre de 2018, 10:51

ahorrar portada. Cómo ahorrar dinero: primeros pasos

Cómo ahorrar dinero: primeros pasos

A medida que me he ido haciendo mayor me ha nacido una necesidad que jamás pensé que tendría: tener un 'colchoncito', unos ahorrillos (por lo que pueda pasar, ya sabéis). Durante bastante tiempo intenté gastar menos pero me he dado cuenta de que los ceros de mi cuenta no aumentaban de la forma que yo había previsto. ¿El problema? Demasiados caprichos. Así que, hace un mes, empecé un plan infalible para ahorrar un poco más y conseguir así esos ahorrillos que me van a permitir dormir un poco mejor.

1 / 16

ahorrar bullet journal. Rastreando mis gastos

Rastreando mis gastos

La primera semana de mi plan empezó por hacer un registro de mis hábitos y de todas esas veces que tiraba de tarjeta de crédito con demasiada alegría. Este primer paso, que nunca había llegado a hacer antes, fue clave para identificar todos esos agujeros por los que se estaba yendo mi sueldo sin que me diera cuenta. Me hice un bullet journal (una tabla que permite organizar las listas de tareas) al más puro estilo Pinterest (pensé que cuanto más cuqui fuera, menos deprimente me resultaría) pero la verdad es que vale con un Excel o con papel y lápiz. 

2 / 16

ahorrar bici. La cuota del gimnasio

La cuota del gimnasio

Lo primero que apunté fue los más de 50€ que pagaba por la cuota de un gimnasio al que, con suerte, conseguía ir una vez a la semana o incluso cada 15 días. Siempre me había dicho que aunque era caro merecía la pena porque tenía piscina, pero la verdad es que he ido a nadar 4 veces en 5 años. Demasiada gente. En lugar de eso tuve una idea genial: rescatar la bici que tengo en el trastero y que no utilizo desde hace tres años. Una puesta a punto, un colgador para poder tenerla a mano dentro de casa y el propósito de salir a darme una vuelta cada martes y jueves después de trabajar. 

3 / 16

ahorrar termo amazon. Los desayunos

Los desayunos

Mi costumbre de apagar el despertador cada mañana para poder dormir unos 10 minutos más al día se había cargado mi viejo hábito de desayunar antes de salir de casa. Desde hace años, he comprado un café con leche en la cafetería de la esquina antes de entrar en la oficina lo que hacía que me gastara una media de 2,60€ a diario (siempre bajaba a por otro a mitad de la mañana). 1,30 x 2 = 2,60 x 20 días de media al mes que desayunaba fuera, unos 52€ al mes que han vuelto a mi bolsillo al hacerme con este termo (que además es una monada).

De Yosoo, en Amazon, 14,99€

COMPRAR

4 / 16

ahorrar restaurantes. Cenas en restaurantes

Cenas en restaurantes

Me encanta salir a cenar. Es una de las cosas que más ilusión me hacen pero me di cuenta de que a veces lo hacía por pura pereza de ponerme a cocinar (y limpiar después el desastre que suelo organizar en la cocina). Así que muchas semanas terminaba cenando fuera dos o incluso tres noches. He decidido reducir el número a una sola vez por semana siempre que sea con amigos o familia y salir a cenar fuera con mi pareja solo en ocasiones especiales. Así que ahora en lugar de gastar unos 60€ - 80€ semanales en cenas, gasto solo 20€ - 25€.

5 / 16

ahorrar caprichos. Controlar los caprichos

Controlar los caprichos

Esta es una de las cosas que más esfuerzo ha supuesto para mi. Soy muy de hacer compras impulsivas sin pararme a pensar si realmente necesito algo o no. Durante la semana que estuve estudiando mis hábitos de gasto me compré un cuaderno que no necesitaba absolutamente para nada y que seguramente me avergonzaría de utilizar en público y un pintauñas (me pierden) que además era de un color muy parecido a otro que ya tenía. Total, más de 20€ tirados a la basura. Si tú también eres una derrochador, echa un vistazo a estos trucos para ahorrar dinero...

6 / 16

ahorrar cupcake. La chuches

La chuches

¿Sabéis ese ansia incontenible que entra a las 5 de la tarde de consumir azúcar? Esa semana de rastrero tuve dos antojos de dulce que me acabaron costando unos 5€ invertidos en cosas muy poco saludables. Solución: invertir 3€ en fruta. Como también tiene azúcares naturales y no perjudiciales he logrado calmar ese impulso. El ahorro de dinero no es demasiado grande, vale, pero el de calorías sí.

7 / 16

ahorrar supermercado. Hacer una lista de la compra

Hacer una lista de la compra

Planificar las comidas de la semana siempre me había parecido absurdo porque siempre surgen imprevistos pero después de encontrarme varios calabacines blandurrios en la nevera me di cuenta de estaba tirando comida y dinero a la basura. Ahora pienso más o menos en lo que vamos a comer y cenar cada día en casa y siempre tengo previsto un plato que se pueda hacer con alimentos que no caduquen demasiado pronto y que me puedan servir para más adelante si surge algún imprevisto (como el típico tupper que te manda tu suegra o esa celebración en la oficina). Me di cuenta además de que cuando me ceñía a la lista, me olvidaba de comprar otros caprichos malsanos que me entraban por los ojos. Mis compras han pasado de costar unos 50€ semanales a unos 30€.

8 / 16

ahorrar movil. Los datos del móvil

Los datos del móvil

Es verdad que todos vivimos enganchados a la tecnología pero es que yo utilizaba Ivoox, Netflix y Spotify a todas horas. Nunca me acordaba de bajar los contenidos que iba a escuchar en casa para utilizarlos en el modo sin conexión y se comían mis datos a una velocidad bastante preocupante. Cuando me quería dar cuenta, me llegaba una factura en la que me cobraban una pasta por los Gigas extra que había consumido. Ahora tengo más cuidado y me hago listas de reproducción así que calculo que me estaré ahorrando unos 15€ al mes.

9 / 16

ahorrar spa en casa. Spa en casa

Spa en casa

La limpieza facial mensual y el masaje cada dos meses me costaban 35 y 60€ respectivamente. Ahora me he comprado una buena exfoliante facial y otra corporal, unas velas, un cepillo de cerdas suaves, unas bombas de baño de Lush... y me monto el spa en casa por mucho menos. Todavía no he rentabilizado el gasto inicial al comprarme todos esos productos pero calculo que voy a tener para bastante tiempo así que enseguida ahorraré unos 50€ al mes.

10 / 16

ahorrar comida basura. Noches de cine

Noches de cine

Ir al cine se ha convertido en todo un lujo, sobre todo cuando quieres ver las películas el mismo día de su estreno. Ya pago una cuota en Netflix (de la que no pienso prescindir de ninguna de las maneras) así que he decidido quedarme en casa para sacarle más partido a mi suscripción y solo ir al cine cuando haya algún título que realmente me interese (y si es posible un día que haya descuentos).

11 / 16

ahorrar tupper. Prepararme el tupper

Prepararme el tupper

Era una de mis peores pesadillas: llegar a casa por la noche y tener que preparar la comida para el día siguiente. Había días que me encontraba motivada y lo hacía o me llevaba las sobras de la cena del día anterior pero muchos otros (contabilicé que al menos dos o tres veces) terminaba saliendo a comprarme algo o recurriendo al menú del día del restaurante de abajo. Me di cuenta de que además de gastar estaba comiendo mal así que busqué ideas para preparar tuppers rápidos y saludables y ahora siempre me llevo la comida de casa. Me ahorro unos 30€ a la semana.

12 / 16

ahorrar libros segunda mano. Comprar libros de segunda mano

Comprar libros de segunda mano

Cada uno tiene sus vicios y uno de los míos es leer. Hasta ahora me compraba un par de libros al mes y sus precios oscilaban entre los 10 y los 20€. Busqué por internet y descubrí que muy cerca de mi casa tenía una tienda de libros de segunda mano y cuando entré me pareció que era el mismísimo paraíso. Los libros cuestan entre 2 y 5€ y están en muy buenas condiciones. 

13 / 16

ahorrar legumbres. Cambiar la carne por las legumbres

Cambiar la carne por las legumbres

Hay que comer proteínas, lo sabemos, pero no siempre tienen que ser en forma de carne o pescado. Las legumbres, en realidad, son mucho más sanas (y baratas) y además nos aportan este nutriente si las comemos con un poco de pan integral. No es que me haya hecho vegetariana ni nada de eso pero sí que he cambiado dos de las tres veces por semana que tomaba carne y pescado por las legumbres y el ahorro se ha notado. Además, con un bote de garbanzos puedes hacer muchos platos así que no hace falta repetir hasta el aburrimiento. Es difícil hacer las cuentas pero calculo que parte parte del ahorro de la lista de la compra procede de aquí.

14 / 16

ahorrar divertirse en casa. Divertirse en casa

Divertirse en casa

A mi pareja siempre le han gustado los juegos de mesa pero yo sentía la necesidad de salir de casa cada fin de semana. Cenas, cines, etc. Pensaba que dejar de hacer todas esas cosas iba a implicar que no lo pasaría tan bien pero ahora invitamos a nuestros amigos a casa y sacamos unas cartas o un Party y la verdad es que nos lo pasamos mejor que viendo una peli porque podemos hablar y reírnos todos juntos.

15 / 16

ahorrar decoración. DIY

DIY

A todos se nos rompen cosas en casa, cuando no es la cisterna es un mueble o un jarrón. Recurrir a profesionales o comprar cosas nuevas está bien para cuando no queda más remedio pero si queremos ahorrar un poco hay que ponerse en modo reutilización y DIY. Afortunadamente Youtube está lleno de tutoriales que nos enseñan a hacer cualquier cosa en casa. Yo por ejemplo estaba harta de un mueble de Ikea que tenía desde hace años y ya no pegaba con nada más. Compré pintura, unos tiradores nuevos e imprimí unas ilustraciones de flores y pájaros tomando como inspiración esta cómoda de Pinterest y ahora tengo mueble nuevo sin gastar casi nada. Debo haberme ahorrado una pasta solo con esto.

16 / 16

¿Cómo ahorrar dinero? Esa era la pregunta que venía rondándome la cabeza desde hacía meses. Nunca me había preocupado tener un 'colchoncito' en el banco por lo que pudiera pasar en el futuro pero como una ya se va haciendo mayor, la responsabilidad debió caerme del cielo el mismo día que soplé las velas.

Mi madre siempre me había dado la matraca con el tema pero siempre me decía que no me daba para más, que es la excusa falsa que solemos poner todos. Entonces se me apareció la respuesta como caída de Pinterest: hacer un bullet journal, un diario de gastos, y ver exactamente a qué estaba dedicando mi dinero.

Cómo ahorrar dinero sin morir en el intento

Me hice mi precioso bullet journal y empecé a anotar todo el dinero que gastaba durante una semana. No tardé demasiado en darme cuenta de que mi pereza y mi consumismo me estaban saboteando. En una sola semana me había gastado unos 150€ sin casi pestañear en cosas que no necesitaba realmente. Vi que, por ejemplo, por no levantarme 10 minutos antes cada mañana gastaba 52€ al mes en cafés. También me di cuenta de que pagar la cuota del gimnasio no me resultaba rentable porque no sacaba tiempo para ir más de una vez a la semana así que decidí darle una segunda vida a la bici que tenía cogiendo polvo en el trastero.

Los caprichos en forma de comida también se llevaban buena parte de mi presupuesto. Los ataques de gula en forma de comida basura y productos azucarados me estaban costado una pasta (además de que no son nada recomendables en términos de salud). Las cenas fuera de casa se llevaban unos 60€ a la semana así que decidí reducirlas solo a cuando quedo con amigos y de esta manera me ahorro unos 40 a la semana.

Echando cuentas vi que podía ahorrarme más de 300€ al mes sin que mi vida social se viera demasiado perjudicada. De vez en cuando, el presupuesto se me va un poco de las manos y acabo gastando más de lo previsto pero ya no es como antes y he conseguido tener un pequeño colchoncito que me puede servir para imprevistos, para hacer un viaje o quizá para poder pagar la entrada de una casa dentro de unos años.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?