Contenido patrocinado

Las Lentes ICL, el método con el que decir adiós a las gafas y lentillas y mejorar tu calidad de vida

Con las Lentes ICL podrás corregir tu visión y dejar atrás las gafas y lentillas de una forma revolucionaria. La enfermera, divulgadora y profesora Esther Gómez nos lo cuenta todo después de haber dado el paso de implantárselas.

Lentes ICL

Actualizado a

¿Utilizas gafas y lentillas? Si tu respuesta es sí, ¿te imaginas levantarte un día y que lo primero que tengas que hacer no sea coger tus gafas? ¿Te gustaría que llegara el día en el que no tengas que estar llevando a cada lugar tus gafas, lentillas, líquidos, gafas de sol graduadas, sin graduar…? Pues bien, te vamos a contar algo que te va a encantar y con lo que puedes corregir tu visión para dejar de depender de todo esto. Se trata del método revolucionario con Lentes ICL. Es decir, la implantación de las Lentes Implantables de Colámero que corrigen la visión y mejoran la calidad de vida.

Para contártelo todo sobre las Lentes ICL hemos hablado con Esther Gómez. Ella es enfermera, divulgadora y profesora asociada de la Universidad Autónoma de Madrid y se ha hecho un hueco en Instagram con su cuenta @mienfermerafavorita. Así que como es experta en divulgar y visibilizar diferentes temas de salud y ella ha corregido su visión con la implantación de estas lentes tan innovadoras, nos lo ha explicado todo perfectamente. Y ya te advertimos de que en cuanto leas su experiencia… ¡Te va a encantar!

Esther ICL

Esther utilizó gafas y lentillas durante más de 20 años, y de repente se dio cuenta de que lo mejor era decirles adiós. Seguro que te sientes identificada con llevarlas con mascarilla y que resulten súper incómodas, o con no poder disfrutar al cien por cien de planes o momentos rutinarios como los viajes, deportes de agua, una buena ducha… Ella, al tomar la decisión de poner solución a todo esto, decidió acudir a Clínica Miranza para informarse sobre las Lentes ICL Tal y como nos ha contado, “lo que más me atrajo de este procedimiento es que no modifica mi córnea ni la estructura natural de mi ojo, solo añade una ayuda para corregir mi miopía. Así mantiene mis opciones para el futuro por si fuese necesario quitar o reemplazar la lente”. Y ha hecho un vídeo súper interesante en el que profundiza sobre todo esto junto al equipo que le ha atendido.

Además, para tomar la decisión, a Esther también le atrajo el material con el que se fabrican las Lentes ICL, “el Colámero®, un material que fabrica STAAR Surgical, biocompatible con la química natural del ojo y que permite que las lentes sean blandas, flexibles y que sean fáciles de implantar sin dolor y que no se sientan ni noten una vez dentro del ojo y que el cuerpo no las rechace”. Algo a lo que hay que sumar que es un procedimiento que apenas necesita recuperación y cuyos cuidados pre y post operatorios son súper sencillos. ¡Atenta a lo que nos ha contado Esther! “El momento en el que me operé y salí de quirófano, ya veía bien por el ojo con la lente implantada”. Y ha recordado que “solo pasaron cinco minutos desde que yo entré en el quirófano hasta que salí”. Una operación en la que no hubo ninguna complicación y que para ella fue de lo más satisfactoria.

Después de haber pasado por el proceso y de llevar ya unos meses con las lentes ICL, Esther tiene claro que es algo que recomienda al cien por cien, siempre y cuando el médico que valore al paciente determine que es un candidato para este procedimiento. Atrás quedaron ya los años en los que las gafas y las lentillas formaban parte de ella, algo que le ha aportado mucha felicidad, comodidad y calidad de vida. Por eso recomienda que si estás pensando en corregir tu visión, entres en la página web de Lentes ICL y preguntes todas tus dudas al equipo de expertos que hay detrás. Así sabrás si puedes ser candidata o no a este tipo de intervención con la que despedirte de tus gafas y lentillas de una de las formas más efectivas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?