¿Cómo ahorrar si somos una familia numerosa?

Si tienes tres o más hijos, esto te interesa (¡y mucho!). Aquí tienes las ventajas, ayudas y descuentos especiales de los que puedes disfrutar.

Por Elsa Jiménez | 12 de septiembre de 2018, 09:16

modern family familia numerosa ventajas ahorro descuentos dinero

La llegada de un bebé es siempre motivo de alegría. Sin embargo, muchos padres viven este momento también con inquietud al ver los nuevos gastos que se les vienen encima. Sobre todo, si la familia cuenta ya con otros retoños. No obstante, debes saber que a partir del tercer hijo pasáis a ser considerados familia numerosa y, por tanto, podéis disfrutar de diferentes beneficios. Para ello, lo primero que debes hacer es solicitar a tu comunidad autónoma o al ayuntamiento de tu ciudad el carné que os acredite como tal. A partir de ahí, es importante que sepas en qué circunstancias podrás ahorrar por ser familia numerosa, toma nota:

  • Ventajas laborales. En caso de que necesitéis contratar a un cuidador, tendréis derecho a una bonificación del 45% de la cuota que paguéis en concepto de Seguridad Social. Eso sí, siempre que ambos padres ejerzáis una actividad profesional por cuenta ajena o propia fuera del hogar, o bien estéis incapacitados para trabajar. Esta ventaja también es aplicable en el caso de que seáis una familia monoparental. Además, como familia numerosa, también disponéis de un aumento del límite de ingresos para poder acceder a una asignación económica de la Seguridad Social por hijo a cargo menor de 18 años.
  • Beneficios fiscales. Los miembros de la familia que estéis dados de alta en la Seguridad Social tenéis derecho a reducir la cuota diferencial en 1.200€ anuales. Además, podéis solicitar que se os adelante esta cantidad mediante el pago mensual de 100€, si presentáis el modelo 122.
  • Bonificaciones en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Esta es otra ventaja de la que, dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que viváis, podéis disfrutar. Por ejemplo, podríais pagar menos impuestos a la hora de adquirir vuestra vivienda habitual. En el Impuesto sobre Bienes Inmuebles también se puede incluir una bonificación para familias numerosas.
  • Facilidades en materia de vivienda. Existen ayudas estatales en forma de subsidio de préstamos, alquiler social o medidas para proteger a familias de tres o más hijos con problemas económicos y que les sea difícil, por ejemplo, pagar la hipoteca.
  • Descuentos en educación. Como familia numerosa, debes saber que disponéis de ayudas a nivel de becas, así como reducciones en las tasas y precios públicos. En el caso de las matrículas de los centros escolares o las universidades públicas, por ejemplo, estas pueden llegar a ser del 50%. Además, en caso de que seáis una familia numerosa de categoría especial, puede que incluso no estéis obligados a pagarlas. Si alguno de vuestros hijos tiene necesidades especiales o algún tipo de discapacidad, podríais contar también con ayuda para el transporte escolar o para el comedor.
  • Protección contra desahucios. En el caso que tuvierais que hacer frente a un desahucio, la Administración valorará algunos parámetros antes de ejecutarlo. Entre ellos, que las rentas totales de la familia no superaran en tres veces el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) y que la deuda de la hipoteca sea mayor al 50% de vuestros ingresos.
  • Descuento en transporte. Aunque es aconsejable consultar cada caso, el precio de un viaje en autobús, tren o barco puede tener una rebaja de hasta el 50%. Incluso en vuelos naciones podríais ahorraros un 10% del importe.
  • Rebaja en la factura de agua y luz. Podéis pedir a la compañía suministradora condiciones especiales por ser familia numerosas. Estas suelen traducirse en descuentos en sus servicios a partir de un mínimo de consumo.
  • Subvención para el coche familiar. Gracias al plan PIVE 8, al adquirir un vehículo nuevo superior a cinco plazas se obtiene una subvención de 3.000 €. Eso sí, siempre y cuando se dé de baja un vehículo de más de 10 años de antigüedad y que el precio del vehículo adquirido no sea superior a 30.000 euros. El plan PIVE se deberá tributar en IRPF.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda para poder ahorrar.

PD. Si estás en modo Sofía Vergara haciendo palmas hasta con las orejas, ¡es normal! ¡Dale un respiro a tu economía familiar!

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?