Preguntas que no te pueden hacer en una entrevista de trabajo

Hay varias cuestiones que suelen se suelen plantear en casi todas las entrevistas de trabajo pero no se tendrían que hacer. Es importante que las conozcas.

29 de enero de 2019, 05:00

preguntas trabajo

¿Cuántos años tienes? ¿Tienes hijos? ¿Dónde naciste? A pesar de tratarse de cuestiones que se limitan a la vida privada de cada uno, estas preguntas personales suelen ser habituales en muchas entrevistas de trabajo.

Sin embargo, los reclutadores no tienen derecho a realizarlas y, por tanto, no deberían hacerlo. Principalmente, porque se pueden considerar discriminatorias o directamente vulnerar nuestra intimidad.

En ese sentido, consultas relacionadas con el nacimiento, la raza, el sexo, la religión, la salud, la ideología o cualquier otra condición personal o social no deberían formar parte de ninguna entrevista de trabajo.

Sobre todo, porque no proporcionan información que permita evaluar la profesionalidad de una persona inmersa en un proceso de selección ni su idoneidad para el puesto que se oferta.

Sin embargo, como decíamos al principio, se trata de algo común e incluso normalizado en muchas empresas. Por esta razón, es importante poder reconocer esas preguntas controvertidas y saber cuál es la mejor manera de reaccionar para que ello no perjudique nuestra posición dentro del proceso de selección.

Cómo actuar ante una pregunta incómoda en una entrevista de trabajo

  • ¿Es mejor contestar o no? Si no quieres responder a una pregunta sobre tu vida personal, indica al reclutador que esa cuestión no guarda ninguna relación con el puesto al cual aspiras. Eso sí, hazlo de la manera más educada posible y evitando un posible conflicto verbal que de nada te ayudará en tus opciones de conseguir el trabajo.
  • Prepara tus respuestas. Sabiendo que es posible que debas hacer frente a preguntas personales en una entrevista de trabajo, prepara previamente cuáles van a ser tus respuestas. Ten en cuenta que, muchas veces, el entrevistador está únicamente interesado en valorar la capacidad de reacción de los candidatos ante estas preguntas, por lo que contestar con naturalidad puede acabar convirtiéndose en un plus.
  • Reclama tus derechos. Si crees que tus derechos han sido vulnerados, siempre puedes acudir a la vía judicial o la Inspección de Trabajo. Algunas de las preguntas que más reacciones jurídicas provocan por parte de los entrevistados suelen ser aquellas que afectan a su vida familiar o su orientación sexual. Unas cuestiones que, obviamente, en nada ayudan a conocer las capacidades y habilidades de los candidatos ni a analizar su desempeño profesional.

Discriminación en una entrevista de trabajo por ser mujer

¿Te gustaría formar una familia? ¿Cuántos hijos tienes? ¿De qué edades? Estas tres preguntas son frecuentes en muchas entrevistas de trabajo. No obstante, se formulan casi siempre a las mujeres, dando por hecho de que serán ellas las que soliciten reducciones de jornadas o bajas por maternidad. Lo cierto es que se trata claramente de una situación discriminatoria y que vulnera la Constitución Española y el derecho de igualdad entre sexos.

Además, a pesar de que los hombres con hijos tienen la imagen de ser más estables en el puesto de trabajo, no hay que olvidar que la reducción de jornada por guarda legal o paternidad son derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico y susceptibles de ser disfrutados por ambos progenitores.

Otra cosa es que el empleador necesite saber el grado de compromiso o tiempo que puede llegar a asumir un candidato, independientemente de su género. En tal caso, podría preguntar si se tiene total disponibilidad horaria o si existe algún motivo que, por ejemplo, le impida viajar de manera regular tal y como exige el puesto.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?