¡Sin agobios!

Debo hacer la declaración de la renta. ¿Por dónde empiezo?

Para que la declaración de la renta no te suponga un dolor de cabeza extra, te doy las claves para que puedas hacerla de forma efectiva y sin sobresaltos.

Por Elsa Jiménez | Actualizado el 06 de mayo de 2017, 21:02

declaracion renta tus derechos

Un año más llega el momento de empezar a pensar en la declaración de la renta. Aunque no debería ser un trámite complicado, para muchas personas puede acabar resultando un auténtico quebradero de cabeza. Quizá dudes sobre si es mejor presentarla de forma presencial u online, si debes realizarla conjuntamente con tu pareja o si es preferible contar con la ayuda de un gestor.

Si es tu caso, no te preocupes. A continuación vamos a darte las claves para que puedas hacer tu declaración de la renta de forma efectiva.

Quién debe pasar cuentas con la Agencia Tributaria

Puede que te preguntes si realmente tienes la obligación de presentar la declaración de la renta. Lo cierto es que deben hacerlo todas las personas con residencia fiscal en España que tengan rendimientos del trabajo superiores a los 22.000 euros.

No obstante, en el caso de que tengas ingresos de dos o más pagadores, el límite para estar obligado a presentar la renta baja hasta los 12.000 euros, siempre que las cantidades percibidas del segundo pagador y los consiguientes superen los 1.500€ anuales.

¿Presencial, por teléfono u online?

Es importante que sepas que puedes presentar la declaración de la renta por internet a través del programa Renta WEB, disponible en la sede electrónica de la Agencia Tributaria; por teléfono, llamando al número de asistencia 901 20 03 45 o al 91 535 68 13; de forma presencial en una de las oficinas de Hacienda; o bien a través de las oficinas de los bancos que colaboran con la Agencia Tributaria.

Las cuatro opciones son válidas y, por tanto, deberás elegir realizarla de un modo u otro en función de tus preferencias y las particularidades de tu renta.

La principal diferencia entre ellas es que, en caso de hacer la declaración de forma presencial, contarás con la ayuda de un asesor. Eso sí, debes solicitar una cita previa con anterioridad (a partir del 4 de mayo) a través de la página web de la Agencia Tributaria.

Otro elemento a considerar es que, en caso de querer hacer la declaración por internet, teléfono o a través de una entidad bancaria, el plazo para presentarla es del 5 de abril al 30 de junio; mientras que si decides realizarla de forma presencial, el plazo empieza el 11 de mayo y acaba igualmente el último día de junio.

Finalmente, a la hora de elegir un modo u otro, también es importante que tengas en cuenta la complejidad de tu declaración. Si se trata de una renta sencilla, podrás hacerla fácilmente a través del teléfono, por internet o en el banco. Sin embargo, si dispones de una renta más complicada, lo recomendable es que la realices de forma presencial.

En caso de que quisieras confirmar el borrador de tu renta en el banco, puedes consultar el listado de las entidades colaboradoras en la página web de Hacienda.

Cómo presentar la declaración online

Si has decidido hacer la declaración de la renta a través de internet, tan solo deberás acceder al programa Renta Web de la Agencia Tributaria e introducir o modificar tus datos y dar al botón de validar. Allí podrás comprobar si hay errores en la información que viene incluida en tu declaración.

Si no tienes ninguna información más que aportar, llegarás a la ventana de "resumen de declaraciones", donde verás el cuadro de resultados. En ese momento, tendrás que comprobar los datos y, finalmente, confirmar el borrador.

Razones para presentarla de forma presencial

En caso de que tu renta sea más compleja (diferentes fuentes de ingresos, muchas deducciones o venta de algún inmueble), lo mejor es que la presentes de forma presencial con la ayuda de un asesor de la Agencia Tributaria mediante el servicio de cita previa.

No obstante, no todo el mundo puede acceder al servicio de cita previa, debes saber que los contribuyentes que ganan más de 65.000 euros anuales por rendimientos del trabajo o ingresen más de 15.000 euros por capital mobiliario como intereses bancarios, dividendos… deben hacer la declaración de la renta por su cuenta.

Tampoco podrán utilizar el servicio de cita previa los autónomos que no se rijan por módulos o cuando se perciban rendimientos de alquileres de dos o más bienes alquilados.

¿Qué documentación necesito para la declaración de la renta?

La documentación dependerá siempre de los ingresos que hayas percibido durante el año. Algunos de los documentos que necesitarás: el certificado de retenciones sobre salarios, certificado de cuentas bancarias, información bancaria respecto a la amortización de la hipoteca, el recibo del IBI (puede ser de utilidad para acceder a la referencia catastral), certificados de minusvalía, escritura de venta de inmuebles en el caso de que se haya producido tal circunstancia… y otros certificados que puedan estar relacionados con tu situación personal.

Las deducciones que puedo presentar

A la hora de preparar la declaración de la renta, debemos saber qué podemos desgravarnos para poder pagar menos impuestos.

Entre las deducciones que podemos presentar destacan la hipoteca (siempre que la hayamos firmado antes del 2013), el alquiler de la vivienda (en caso de que se haya firmado el contrato antes del 2015), las donaciones a entidades solidarias u ONG, el hecho de ser mujer trabajadora con hijos menores de tres años o familia numerosa (con tres o más hijos), tener a cargo a una persona con discapacidad, así como las aportaciones a colegios profesionales y la afiliación a un partido político o a un sindicato, entre otras.

También hay que tener en cuenta las desgravaciones propias de nuestra comunidad autónoma y los posibles condicionantes de cada caso.

¿Es mejor hacer la declaración de la renta conjunta?

Otra duda recurrente es si conviene hacer una declaración conjunta con nuestro cónyuge. Por lo general, esto interesa más a los matrimonios en los que uno de sus miembros no recibe ingresos o estos son muy bajos. También es interesante en familias monoparentales cuando los hijos no reciben rentas.

¿Cuándo es preferible contar con la ayuda de un gestor?

Hay muchas declaraciones de la renta que son sencillas y que tan solo precisan de la confirmación, por parte del contribuyente, del borrador que realiza de forma automática la Agencia Tributaria. Este borrador se puede solicitar a través de la sede electrónica de Hacienda o, como hemos visto, a través de las entidades bancarias colaboradoras.

No obstante, si disponemos de una renta complicada, tenemos muchas dudas o no disponemos del suficiente tiempo para realizar nosotros mismos la gestión, es conveniente acudir a un abogado especialista en fiscalidad para que nos ayude con el trámite. También si debemos realizar la declaración por nuestra cuenta.

Lo que nunca hay que hacer

Cualquier error nos puede comportar problemas con la Agencia Tributaria. De ahí que sea fundamental conocer lo que nunca deberíamos hacer a la hora de presentar nuestra declaración de la renta:

  • Es muy importante que estés atento a los plazos, ya que no presentar la declaración a tiempo va siempre acompañado de multas y recargos.
  • En caso de que quieras presentar la renta con tu cónyuge, debes dejarlo claro justo en el momento de presentar la declaración. Una vez decidido, no podrás modificarlo, a menos que presentes una nueva declaración en el mismo periodo voluntario.
  • Es muy conveniente guardar documentación como justificantes de ingreso o certificados durante al menos los siguientes 4 años. De lo contrario, en caso de revisión por parte de la Agencia Tributaria no podríamos justificar muchos datos.
  • Ni falsear ni ocultar información a Hacienda. Es importante saber que la Administración dispone de muchos mecanismos de control para averiguar nuestros datos a través de otras administraciones públicas.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?