8 consejos para comprar un piso si no quieres sorpresas desagradables

Nuestra abogada, Cristina González, nos da los consejos más útiles a tener en cuenta antes de comprar un inmueble.

Por Cristina González | 13 de junio de 2019, 16:29

llave

La compra de un piso o una casa es una de las decisiones más importantes que vamos a tomar a lo largo de nuestra vida. Por eso, conviene tener en cuenta una serie de consejos para poder afrontar este paso con garantías. Si no, podemos encontrarnos con sorpresas desagradables y llevarnos más de un disgusto.

Pasos a seguir antes de comprar una vivienda

  1. Comprueba el estado del inmueble. Haz una revisión lo más completa posible tanto de la propia vivienda como de la finca donde esta se encuentra.
  2. Solicita la documentación necesaria. Debes requerir al vendedor del piso o la casa la cédula de habitabilidad del inmueble. Tener este documento es imprescindible, ya que es el que acredita que la vivienda cumple con las condiciones mínimas de habitabilidad exigidas por la Ley. Además, lo necesitarás para poder dar de alta los servicios de suministro básicos como son el agua, la luz y el gas. En caso de que se trate de un inmueble de obra nueva, deberás solicitar también otros dos documentos: la certificación de final de obra y la licencia de primera ocupación.
  3. Revisa la situación jurídica de la vivienda. Acude al Registro de la Propiedad para verificar que la persona que te está vendiendo el piso o la casa es su legítimo propietario.Esto te va a servir también para comprobar otros aspectos de la vivienda como son la superficie total, la cuota de participación que le corresponde dentro de la Comunidad de Propietarios o si existen cargas sobre esa vivienda, como un embargo o una hipoteca. En ese sentido, conviene solicitar en el mismo Registro una certificación de cargas.
  4. Conoce tus opciones ante una vivienda con hipoteca. En caso de que el inmueble que quieras adquirir cuente con una carga hipotecaria, tienes dos posibilidades. La primera, solicitar al vendedor que realice el pago de la deuda antes de comprar el piso o la casa. De este modo, adquirirás la vivienda libre de cargas. A continuación, puedes negociar un nuevo préstamo con la misma u otra entidad en condiciones más ventajosas. La segunda, subrogarte a la hipoteca existente. De ese modo te ahorras gastos, si bien requerirás el consentimiento de la entidad financiera, que puede imponerte determinadas condiciones.
  5. Comprueba la situación urbanística del inmueble. Es importante que puedas acudir al Ayuntamiento de la localidad e informarte sobre si la vivienda puede estar afectada por algún plan urbanístico.
  6. Verifica que no existan deudas con la Comunidad de Vecinos. En caso de que vayas a comprar un piso, solicita al vendedor que aporte una certificación firmada por el Presidente de la Comunidad (y con el visto bueno del secretario) donde se clarifique que la vivienda está al corriente de todos los pagos. El vendedor también deberá entregarte el recibo correspondiente al pago de la última anualidad del Impuesto de Bienes Inmuebles.
  7. Formaliza la compraventa de la vivienda. Para ello, tanto tú como el vendedor deberéis acudir al notario, quien procederá a realizar la escritura pública de compraventa. Este paso es imprescindible para poder inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad. Sin embargo, también es una formalidad con la que ganamos en seguridad jurídica. Esto se debe a que el notario, como fedatario público que es, revisará nuevamente la situación legal de la finca y te podrá asesorar en caso de que te surja cualquier duda. De hecho, el notario solo autorizará la compraventa del inmueble después de comprobar todos los datos necesarios con el Registro de la Propiedad y de cerciorarse de que se comprenden con claridad las condiciones de dicha adquisición.
  8. Infórmate sobre los impuestos sobre la vivienda. La compra de una casa o un piso implica la obligación de pago de determinados impuestos. Si se trata de una vivienda nueva, hay que pagar al vendedor el IVA; mientras que si es inmueble ya usado, se tendrá que abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Además, en ambos casos, al financiar la compra con una hipoteca, se tendrá que hacer frente al pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Espero que esta breve guía para comprar un piso o una casa te haya resultado útil y, sobre todo, que te permita disfrutar con tranquilidad de tu nuevo hogar.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?