POR ELLOS, PERO TAMBIÉN POR TI

Cómo viajar con tu mascota en el coche

Disfruta de unas vacaciones placenteras con la familia al completo con las recomendaciones de nuestra abogada

Actualizado el 21 de agosto de 2019, 18:00

viajar con mascotas en el coche

Si vas a viajar en coche con tu mascota estas vacaciones, es importante que conozcas cómo debes transportarla. No solo para evitar una multa, sino sobre todo por una cuestión de seguridad. Además, hay que tomar las medidas necesarias para garantizar el bienestar del animal durante todo el trayecto. Por eso es súper importante que sigas con atención estos consejos sobre cómo llevar las mascotas en el coche en cada uno de tus viajes.

1. Utiliza un sistema de sujeción para mascotas

Imagina que tienes un accidente de coche, aunque se trate tan solo de un pequeño percance. Si llevas a tu perro, gato u otro animal de compañía suelto, este puede salir disparado como un proyectil y sufrir lesiones graves. Además, puede causar daños a los demás ocupantes del vehículo o personas implicadas en el accidente. Por no hablar de lo fácil que es que las mascotas puedan causar distracciones en el volante y, por tanto, impedir una conducción segura.

En ese sentido, es importante saber que hay un artículo específico en el Reglamento General de Circulación sobre cómo deben llevarse los animales de compañía para evitar estos riesgos.

Este dice, concretamente, que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Así pues, del mismo modo que estamos obligados a usar los cinturones de seguridad y los sistemas de retención infantil, las mascotas en el coche deben ir sujetas. Para ello, existen diferentes opciones en función del tamaño del animal de compañía y el tipo de coche.

  • Maletero con rejilla: En el caso de perros o mascotas de gran tamaño, lo mejor es que puedan viajar en el maletero. De ser así, habrá que prescindir de la bandeja cubre maletero para que el espacio quede abierto. Además, se tendrá que colocar una rejilla separadora para evitar que el animal salte a los asientos posteriores o delanteros. Esta opción no es posible en caso de automóviles en los que el portaequipajes es independiente del interior del coche, ya que el animal quedaría encerrado y sin ventilación.
  • Transportín: Cuando se trata de gatos, perros u otras mascotas de pequeño tamaño, la mejor opción es que utilicen un transportín adecuado a su talla. Estos sistemas de transporte para animales son, además, una manera de protegerlos en caso de accidente. En ese sentido, minimizan el impacto que pueden sufrir al chocar o frenar bruscamente. Si se recurre a esta opción, el mejor lugar para colocar el transportín es detrás de los asientos delanteros, en el suelo. En caso de que fuera demasiado grande y no cupiera, habría que llevarlo en el maletero, en posición transversal a la dirección de la marcha.
  • Arnés para perros: Otra posibilidad, en caso de que nuestra mascota sea un can. Estos deben tener un doble enganche que se una a los anclajes del cinturón de seguridad del vehículo.

2. Mantén a tu mascota hidratada

Durante la conducción, es importante tomarse descansos. A poder ser, cada dos horas aproximadamente. En el caso de viajar con mascotas, hay que aprovechar estas paradas para que los animales puedan salir del coche, pasear y beber agua.

3. No dejes al animal en el coche

Nunca se debe dejar la mascota encerrada en el vehículo, aunque se estacione en la sombrao estén las ventanillas entreabiertas. Algo especialmente importante en verano, ya que la temperatura en el interior del coche puede alcanzar cifras muy elevadas y los animales corren el riesgo de morir por un golpe de calor.

4. Prevé mareos y otras molestias

Algunos animales suelen marearse con facilidad o se ponen muy nerviosos al viajar. De ser así, es importante comentarlo previamente con el veterinario para que nos pueda indicar cómo hacer que el desplazamiento sea lo más confortable para nuestras mascotas.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?