¡A comer!

Snacks ricos y saludables

Hay momentos del día, cuando vemos la televisión, por ejemplo, en los que apetece picotear algo rico y fácil de hacer. Para que no tires de ultraprocesados, te propongo varias opciones.

Actualizado el 19 de julio de 2019, 11:11

snacks saludables

Cada vez nos preocupamos más por nuestra alimentación. Somos conscientes de que el ritmo de vida estresante nos predispone a movernos poco y a comer rápido y mal. Nos lleva al consumo de ultraprocesados insanos que favorecen el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles: obesidad, diabetes tipo II, enfermedades cardiovasculares, cáncer, etc. De los múltiples tipos de ultraprocesados que existen, destacan especialmente aquellos que nos sirven como snack o picoteo: patatas fritas, golosinas, galletitas, palomitas de micro, refrescos, etc.

Los llamo snacks fakefooder porque no son comida real. Estos productos están cargados de harinas refinadas, aceites refinados, azúcar, sal y aditivos. Sus ingredientes no solo provocan una excitación sensorial en nuestro paladar y cerebro cuando se comen sino que además están elaborados para no saciarnos y perder el control de lo que comemos.

Se comen sin hambre

Además, el consumo de estos productos está relacionado con actividades que potencian “la poca atención en lo que comemos”, haciendo que comamos más sin darnos cuenta. Hablamos, por ejemplo, de ver la televisión mientras comemos patatas fritas o helado. Son momentos de “antojos”, es decir, queremos comer no por tener hambre sino por la experiencia multisensorial que provoca en nosotros: placer, relax o desconexión.

Lo que tienes que evitar

  • Patatas fritas
  • Golosinas
  • Galletas
  • Bollería
  • Galletitas saladas
  • Gusanitos, cortezas, ganchitos, etc.
  • Palomitas de bolsa o para hacer en el microondas
  • ​Helados
  • Chocolates o chocolatinas
  • Refrescos

Snacks saludables

Como sabemos que en cualquier momento nos puede apetecer picar, vamos a tomar el control y a sustituir esos snacks ultraprocesados por otros a base de comida real, los cuales no solo serán beneficiosos para nuestra salud porque alimentan, sino que nos quitarán ese “antojo” sin llevarnos a comer demasiadas calorías. Veamos cuáles son...

  • Chocolate negro. Del 70% en adelante y sin edulcorar, con dos onzas es suficiente. Aporta magnesio, hierro, manganeso, estimulantes como la cafeína y la teobromina y potentes antioxidantes que pueden mejorar la presión sanguínea y el flujo sanguíneo.
  • Frutos secos. Mejor naturales o tostados sin sal añadida. Coge un puñado y guarda el paquete. Son ricos en grasas mono y poliinsaturadas, proteínas y fibra.
  • Yogur natural. También queso fresco batido o kéfir. Los lácteos fermentados nos aportan proteínas, calcio, y protegen nuestra flora intestinal.
  • Fruta fresca y desecada. Cuantos menos ultraprocesados comamos, mejor nos sabrá la fruta. Disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular, cáncer y mortalidad por todas las causas.
  • Aceitunas y encurtidos. Una taza de estos constituye un snack rico, bajo en calorías y saludable.
  • Palomitas de maíz caseras. Sin aceite ni sal. ¿Sabías que son más saciantes que las patatas fritas y con un menor aporte calórico? Hazlas al microondas con especias.

Deja de comprar patatas fritas y demás procesados. Si los tienes en casa, te los comerás.

snacks saludables

Póntelo fácil

Ten siempre medio preparados snacks saludables y apetecibles de los que tirar cuando el gusanillo ataque. Táperes con fruta cortada a trocitos, palitos de verduras, hummus o guacamole casero, etc. Las latas de conservas de pescado, aceitunas o encurtidos, así como congelados tipo edamame (habas de soja) también te ayudarán. Lleva siempre un paquetito de frutos secos al natural en el bolso para cuando tengas hambre fuera de casa.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?