¿endulzantes naturales?

Objetivo: aprende a no necesitar el azúcar

¿Existen alternativas saludables al azúcar? La verdad es que no muchas, pero vamos a analizar el problema del enganche al azúcar desde su raíz y ver qué podemos hacer.

17 de octubre de 2019, 07:00

aprende a no necesitar el azucar

Más o menos todos tenemos claro que el azúcar no es sano. Por eso, es habitual que pienses en la panela, la estevia, la miel o el sirope de agave como opciones saludables para endulzar el café, el yogur o alguna otra elaboración. Hoy voy a explicar por qué no son alternativas al azúcar tan recomendables como la industria alimentaria nos intenta hacer creer.

Sociedad híperdulce

Productos ultraprocesados como las galletas, los refrescos, los platos precocinados o las salsas vienen cargados de azúcar añadido. Además, necesitamos añadir azúcar al yogur, al café o a la leche porque si no, no nos gusta el sabor. Veredicto: estamos enganchados a lo dulce. Pero, claro, ahora sabemos que el azúcar es perjudicial –aumenta la grasa corporal, sube la tensión arterial y contribuye a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 o cáncer– y por eso buscamos otros endulzantes que sacien nuestro vicio, pero que sean sanos y no engorden.

Primero fueron los edulcorantes artificiales

Sacarina, aspartamo, fructosa... Mucha gente los consume porque no tienen calorías y, ¡qué bien!, no engordan. Pero eso no quiere decir que sean sanos. Los edulcorantes estimulan la secreción de insulina, hormona que disminuye el nivel de glucosa en sangre. Además, los edulcorantes alteran nuestra microbiota y entonces es cuando aparecen las dificultades para digerir. Si quieres dejar el azúcar, que espero que sí, podrías utilizar edulcorantes como transición: sustituye el azúcar por ellos y poco a poco ve poniendo menos hasta no necesitar el dulzor.

Los edulcorantes artificiales, aunque no tengan calorías, nos despiertan el apetito y el ansia por algo dulce.

Endulzantes que no son saludables

  • Panela
  • Estevia
  • Sirope de agave
  • Miel
  • Azúcar moreno
  • Sacarina
  • Otros edulcorantes artificiales

Endulzantes como la panela, la miel o el sirope de agave vienen disfrazados de superalimentos. Son azúcar igual, aunque estén menos refinados. “Yo echo un poquito de miel, que es natural”. No, la miel que compras en el súper no es natural. Es cierto que a la miel cruda se le atribuyen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, pero también es azúcar. Su consumo debería ser muy ocasional.



Los endulzantes o edulcorantes no son la solución

El problema de los edulcorantes artificiales y naturales como la panela, la sacarina, la estevia, el sirope de agave o la miel cruda no es solo que siguen siendo azúcar, sino que al pensar que son más sanos acabamos comiendo más. Y, además, perpetúan nuestro enganche y antojos de dulce. Como dije un día en Instagram, cuando tu paladar se desacostumbra al azúcar, eres capaz de sentir el dulzor de un pimiento rojo. Y eso es maravilloso.

Endulzantes naturales

  1. Dátiles. Preferiblemente enteros o en trocitos, pero también en forma de pasta.
  2. Frutas maduras. Puedes añadir plátano machacado o compota de manzana casera a tus elaboraciones.
  3. Coco rallado. Queda muy bien también en el yogur, café o como topping de tus tostadas con frutas.
  4. Crema de frutos secos. Un desayuno sano: pan integral con fresas y crema de cacahuete.
  5. Vainilla. Rasca un poquito del interior de una vaina para dar un toque al café, la leche o el yogur.
  6. Canela. Una especia de toda la vida llena de propiedades que endulzará cualquier preparación.

Son buenas opciones, pero el objetivo es que no dependas de ellos para disfrutar de cualquier alimento.

Mi plan para desengancharte del dulce

  • Endulzar con azúcar
  • Endulzar con panela
  • Endulzar con estevia
  • Endulzar con canela
  • No endulzar

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?