¡no te quedes sin!

Vitamina D: cómo y dónde obtener tu dosis diaria durante el confinamiento

El sol es la principal fuente de Vitamina D para nuestro organismo. ¿Qué podemos hacer para suplir esta carencia durante la cuarentena? Varios expertos nos ofrecen las claves para conseguirlo.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

vitamina d confinamiento chica ventana sofa

La vitamina D es una de las más importantes para nuestro organismo. Tal y como explica el Dr. Jhoan Silva, director del equipo médico de Elma, “esta vitamina es fundamental para nuestro organismo. Es importante en el metabolismo óseo principalmente y la mineralización de nuestros huesos, pero también tiene un papel regulatorio de los niveles de calcio y fósforo en sangre, fortalece el sistema inmunológico y ayuda a mantener la salud en la piel entre otras cosas”.

El 20% de la vitamina D lo obtenemos a través de la alimentación

El problema que se nos plantea en estos momentos es que aproximadamente el 80% de esta vitamina lo conseguimos a través de los rayos solares y ahora, permaneciendo en casa todo el día, se nos complica lo de ponernos bajo el astro rey. Salvo los privilegiados que disponen de terraza o jardín, no tenemos la suerte de aprovechar todos los beneficios que nos proporciona el sol. Entonces, ¿Qué hacemos? El 20% restante se consigue a través de la alimentación, así que debemos incorporar a la dieta productos que nos garanticen este aporte nutricional.

Alimentos con vitamina D

“Para que se active la vitamina D, es necesario un poco de exposición solar y estos días resulta complicado. Es recomendable asomarse aunque sea a la ventana o al balcón durante unos minutos y aumentar el consumo de alimentos ricos en esta vitamina, como son el marisco, los pescados grasos (atún, salmón, bonito, sardinas, boquerones, caballa...), aguacate, huevos, lácteos, cereales, carnes, champiñones y setas”, recomienda Mar Lázaro, experta en nutrición y medicina estética.

Suplementación de Vitamina C, ¿sí o no?

Pero…, ¿basta con incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina D y asomarse de vez en cuando a la ventana o es necesario recurrir a suplementos que la contengan? La mayoría de los especialistas coinciden en que los suplementos solo son necesarios cuando una analítica determina la carencia de esta vitamina o cualquier otra sustancia esencial para nuestro organismo… ¡Nunca antes!

“Se deben tomar suplementos si existe déficit de vitamina D. El problema es que probablemente ahora no puedes hacerte una analítica para saberlo. Hasta tener la confirmación de dicha carencia, lo recomendable es limitarse a seguir una dieta sana, variada y equilibrada, que aporte todos los nutrientes necesarios, incluida esta vitamina”, apunta la doctora María José Crispín, de Clínica Menorca.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?