injusta mala fama

THS: ¿es seguro el tratamiento hormonal para los síntomas de la menopausia?

Tras unos años en los que la terapia hormonal para el tratamiento de los síntomas de la menopausia estaba poco menos que demonizada, hoy se reivindica como un arma terapéutica segura. Te contamos el porqué de este gran cambio.

tratamiento hormonal menopausia
foto carme del vado
Carme del Vado

Redactora Jefe de CLARA.

esther g valero
Esther G. Valero

Periodista especializada en temas de lifestyle, belleza y fitness.

Actualizado a

Cuando sobre los 50 años Victoria empezó a tener sofocos, problemas de insomnio, de concentración, irritabilidad, aumento de peso e inapetencia sexual, su médico le confirmó que estaba experimentando síntomas de la llegada de la menopausia.

Como estos síntomas eran tan importantes que interferían en su día a día, tras valorar su caso, el ginecólogo le recomendó tomar terapia hormonal sustitutiva (THS). Pero Victoria se asustó.

¿Qué es y cómo se toma la THS (Terapia Hormonal Sustitutiva)?

Es un medicamento y se utiliza para el tratamiento de los síntomas de la menopausia. Contiene hormonas femeninas para compensar las que el cuerpo de la mujer deja de producir.

Se toma por vía oral o transdérmica. O sea, que la THS se puede administrar en forma de comprimidos o de parches para el abdomen o el muslo. Los estudios apuntan que ambas vías son igualmente seguras, pero la vía oral suele ser la más utilizada.

¿La terapia hormonal aumenta las posibilidades de tener cáncer de mama?

Dejémoslo claro desde el principio. No, la THS no es peligrosa, es un tratamiento que, como cualquier otro, tiene que estar bien aplicado. Pero es cierto que se ha generado tal alarma a su alrededor que, como explica la Dra. Clotilde Vázquez en su libro Con hormonas y a lo loco, “una gran cantidad de mujeres me comentan que tienen miedo a ponerse hormonas porque les han dicho que favorece el cáncer”.

Según la encuesta de Sigma Dos encargada por la AEEM y la FEEM, el cáncer es el efecto secundario que más preocupa en caso de utilizar tratamientos hormonales (68,8%). La Dra. Clotilde Vázquez aclara que “tomar estrógenos no significa exponerse de forma inaceptable a tener cáncer de mama. Ojo, tampoco lo previene. Esa relación no ha podido probarse. Lo que sí está demostrado es que los beneficios de esta terapia aplicada de manera correcta son mayores que sus riesgos”.

¿Cuál es el origen del rechazo a la THS?

Hasta el 2002, muchos profesionales recomendaban el tratamiento hormonal. Pero un estudio llevado a cabo ese año, la Iniciativa para la Salud de las Mujeres –WHI, por sus siglas en inglés– , creó una gran alarma al relacionar este tratamiento con el cáncer de mama.

Se desencadenó la “hormonofobia”. Como explica la ginecóloga Dra. Jen Gunter en su libro Manifiesto por la menopausia, “es difícil transmitir la dificultad de ser médica y recetar THS en la época de la conferencia de prensa de la WHI y la consiguiente histeria de los medios”. Según Gunter, “los titulares daban miedo y los había a montones; en 2002 se dedicaron más de 130 portadas a la terapia hormonal para la menopausia, la mayoría haciendo hincapié en sus riesgos”.

Los defectos de estudio WHI

Investigaciones posteriores pusieron de manifiesto que existía cierto sesgo en estos estudios y que los resultados no se comunicaron bien. Como asegura la doctora Gunter, el informe de la WHI tenía muchos problemas, desde el tipo de terapia hormonal que se escogió para la prueba, hasta que la edad media de las participantes en el estudio era de 63 años, cuando se sabe que “por encima de los 60 años el riesgo de consecuencias negativas aumenta”.

De hecho, un estudio del Hospital Brigham and Women de Boston (EE. UU.), publicado en la prestigiosa revista JAMA en el 2017, examinó durante 18 años las tasas de muerte entre mujeres que participaron en los ensayos sobre terapia hormonal de WHI y concluyó que “la terapia hormonal para la menopausia no aumenta el riesgo de mortalidad”.

Según esto, “en el estudio general de mujeres de 50 a 79 años, los autores no encontraron aumento o disminución en la mortalidad total o muertes por enfermedad cardiovascular, cáncer u otras patologías importantes en los ensayos de terapia hormonal aleatorizados”.

¿La terapia hormonal es segura?

“Es indigno hoy por hoy que, con los datos científicos que existen, muchas mujeres estén sufriendo innecesariamente”, afirma el doctor Santiago Palacios, representante de la Sociedad Internacional de Menopausia. Lo dijo durante la presentación que la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) hizo el pasado mes de febrero de un documento que ha coordinado con otras 21 sociedades médicas “para normalizar la terapia hormonal en la menopausia y que pase a ser el tratamiento habitual en esta etapa de la vida de la mujer”.

En esta presentación, la Dra. Ester de la Viuda García insistió en la necesidad de divulgar que la THS es “eficaz y segura” porque según los datos de que dispone la AEEM “9 de cada 10 mujeres en menopausia tienen algún síntoma. Y, sin embargo, aquellas que usan una THS son escasísimas. Aproximadamente, los síntomas vasomotores (sofocos) y el insomnio se dan en más del 50% de las mujeres, pero solamente un 5,3% de esas mujeres van a seguir una terapia hormonal. Estos datos nos deben hacer reflexionar”.

terapia hormonal menopausia

Pero si solo son unos sofocos, ¿para qué hormonarse? La Dra. M.ª Jesús Cancelo, vicepresidenta de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, asegura que se puede alegar que “nadie se va a morir por unos sofocos. Pero sabemos las implicaciones que tienen esos sofocos, ese despertar continuo por la noche que va a tener la mujer a causa de los sofocos y cómo eso va a desencadenar otra sintomatología”.

Y también hay que tener en cuenta que empobrece la calidad de vida. Es decir, que “si una mujer no descansa, al día siguiente va a tener falta de concentración, va a estar más irritable, su rendimiento va a ser peor. Y eso, para la calidad de vida de la mujer, tiene una gran trascendencia”.

Y no son solo son sofocos. Pero es que, además, los síntomas ligados a la menopausia afectan también a la sexualidad de la mujer, a su relación de pareja, y la THS puede mejorar estos aspectos, así como tener “beneficios claros a largo plazo para la prevención de las fracturas osteoporóticas, que tienen un gran impacto en la calidad de vida de estas mujeres”.

También hay evidencia científica en este punto. Sin ir más lejos, el estudio KEEPS (The Kronos Early Estrogen Prevention Study) concluyó que el tratamiento con estrógenos y progesterona administrado poco después del inicio de la menopausia era seguro, eficaz y, además, contribuía a mejorar varios marcadores de riesgo cardiovascular y de densidad mineral ósea.

Si hay tantos datos a favor, ¿por qué sigue habiendo miedo?

Como explicaron los doctores en rueda de prensa, no se ha sabido transmitir todos estos datos al gran público ni, incluso, a muchos de sus colegas ginecólogos. El doctor Palacios apuntó que al desencadenarse la psicosis “hormonofóbica”, se tomaron posiciones a favor y en contra. “No es cuestión de estar a favor o en contra, sino de seguir los criterios de la ciencia”, explicó el experto, “nadie me pregunta si estoy a favor o en contra de la penicilina. Pues (la THS) bien dada la dosis y a la persona indicada, por supuesto que hay que darla. Y a la que no lo necesita, no hay que dársela”. Tan sencillo como eso.

THS: quién puede tomarla y contraindicaciones

Para saber si se puede seguir este tratamiento, hay que someterse antes a un completo examen general, hormonal y ginecológico para evaluar cada caso particular. Pero en términos generales:

Cuándo está indicada:

  • Tener síntomas vasomotores (sofocos) y otros síntomas menopáusicos graves.
  • No tener antecedentes familiares de cáncer ni ninguna patología cardiovascular.
  • Ser menor de 60 años y haber llegado a la menopausia hace menos de 10 años.
  • Llegar a la menopausia de forma prematura.
  • No tener ovarios.
  • Padecer osteoporosis.

Cuándo está desaconsejada:

  • Cuando los síntomas son leves.
  • Ser mayor de 60 años o haber transcurrido más de 10 desde que se llegó a la menopausia.
  • Haber tenido cáncer o padecer arterioesclerosis o haber sufrido algún evento cerebral o coronario.
  • Pocas excepciones a la regla.

El Dr. Nicolás Mendoza, presidente de AEEM, asegura que las mujeres que no pueden recurrir a una THS son “muy concretas y muy particulares. Por ejemplo, una mujer que haya sufrido un ictus por una enfermedad arterosclerótica o esté en tratamiento por un cáncer de mama hormonodependiente. Afortunadamente, en este rango de edad (entre los 50 y 60 años, que es cuando está recomendada la THS) hay poca patología”.

Alternativas a la terapia hormonal

Hay más opciones para paliar las incomodidades del climaterio, como explica el Dr. Sebastián Sessa, especialista en Obstetricia y Ginecología del Hospital Ruber Internacional.

  • Compuestos naturales. Son compuestos con efecto estrogénico. “Suelen funcionar más a largo plazo, pero son una alternativa muy válida cuando los síntomas son leves o la situación no es compatible con las hormonas”, explica el doctor Sessa. A pesar de ser opciones más naturales, no conviene que los tomes por tu cuenta sin la supervisión del especialista, que te indicará cómo y en qué dosis hacerlo.
  • Isoflavonas (fitoestrógenos). Son una de las opciones más conocidas y utilizadas. Estas sustancias tienen una estructura similar a la de los estrógenos humanos y pueden actuar como tales. Hasta hace relativamente poco tiempo, las que más se recomendaban eran las que provenían de la soja, pero se ha visto que resultan más eficaces las que se obtienen del polen o de tubérculos como la cimicifuga racemosa. Se toman en comprimidos. Son seguros, se toleran bien y suelen suponer una mejora significativa de los sofocos y la calidad del sueño. También han demostrado un discreto efecto beneficioso sobre los niveles de colesterol, y hay estudios que incluso hablan de una probable protección contra el cáncer de mama.
  • Prasterona. Es un tratamiento local intravaginal que suele prescribirse cuando las molestias están localizadas en la zona vaginal y provocan relaciones sexuales dolorosas, atrofia vulvovaginal, falta de libido, sequedad, malestar…
terapia hormonal menopausia

Personalizar es la clave de todo

Con todo, no estamos diciendo que la THS sea la solución a todos los problemas de la menopausia. Es un tratamiento más dentro de los que se pueden aplicar y hay que poder decidir sin miedo.

Para saber si es el adecuado para ti es importante que haya una evaluación previa de tu caso, para ver si, según tus síntomas y estado de salud, te conviene o no.

Y si tomas THS, ten en cuenta que debes seguir controles para ajustar la medicación si fuera necesario. Como explica la Dra. Vázquez, “no todas las candidatas a este tratamiento precisan lo mismo, de igual modo que no todas las mujeres que presentan hipotiroidismo necesitan la misma pauta”. Además, no hay que olvidar que es importante seguir haciéndose el chequeo ginecológico anual (o con la frecuencia que recomiende el médico).

Si las ginecólogas lo toman, por algo será

La Dra. Cancelo remarca que “hay estudios hechos entre las ginecólogas que demuestran que el uso de THS entre este colectivo es mayor que en la población en general, porque saben de qué estamos hablando”. Por lo tanto, lo importante es estar bien informada para tomar buenas decisiones.

Una reflexión final sobre la THS

Con la menopausia pasa muchas veces como con la crianza, que hay cosas que no se explican o no se hablan porque da vergüenza o está mal visto. Pero teniendo en cuenta que la esperanza de vida es cada vez mayor, muchas mujeres van a pasar casi la mitad de su vida en menopausia. Así que hay que darle la importancia que tiene para no perder calidad de vida.

Pierde el miedo: “Los medicamentos para la disfunción eréctil provocan ceguera en 3 hombres de cada 100.000 y sin embargo la sociedad confía en que los hombres serán capaces de decidir si el riesgo les compensa”, explica la doctora Gunter. Pues que nada nos impida a nosotras preguntar para tomar nuestras propias decisiones.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?