Salud

Inflamación, picor…

¿Dolor garganta? Descubre qué tomar según tus síntomas

Con fiebre, sin fiebre, con mocos, acompañado de cansancio… Sea como sea tu dolor de garganta, te contamos cómo remediarlo.

dolor de garganta mujer congestion. Dolor de garganta con fiebre

Dolor de garganta con fiebre

Si además se acompaña de congestión nasal, tos, estornudos, dolor de cabeza… Sospecha de un resfriado o de una gripe. Puedes distinguirlos en este artículo. Suele desaparecer al cabo de unos días. Para aliviar los síntomas, el doctor puede recomendarte analgésicos o antiinflamatorios pero no antibióticos, porque no sirven para tratarlo.

 

1 / 7

dolor de garganta. Dolor de garganta con fiebre alta

Dolor de garganta con fiebre alta

Si la fiebre es alta, seguramente sean anginas, una infección bacteriana que sí puede necesitar la administración de antibióticos.

 

2 / 7

dolor de garganta mononucleosis mujer hamaca. Dolor de garganta con fiebre y ganglios abultados

Dolor de garganta con fiebre y ganglios abultados

Si la garganta duele hasta al tragar saliva, hay fiebre y los ganglios del cuello sobresalen, lo más probable es que se trate de mononucleosis, también conocida popularmente como “la enfermedad del beso”, ya que se transmite por un virus que hay en la saliva. No necesita tratamiento, excepto para los síntomas, pero sí descanso.

3 / 7

dolor de garganta afonia mujer gritar. Dolor de garganta sin fiebre

Dolor de garganta sin fiebre

Si además tienes problemas de afonía, puede ser laringitis, causada habitualmente por un virus. También puede ser que hayas forzado mucho la voz y tengas afectadas las cuerdas vocales.
o a una proyección inadecuada de la voz que afecta las cuerdas vocales. Se trata con analgésicos, descongestionantes y/o descansando la voz.

 

4 / 7

dolor de garganta reflujo gastroesofagico acidez citricos. Dolor de garganta sin fiebre pero con acidez

Dolor de garganta sin fiebre pero con acidez

Son los síntomas de un reflujo gastroesofágico. Lo que tienes que hacer es llevar una dieta blanda, cenar dos o tres horas antes de irte a la cama y dormir con el cabecero de la cama elevado.

5 / 7

dolor de garganta alergia mujer prado flores. Dolor de garganta con mocos y sin fiebre

Dolor de garganta con mocos y sin fiebre

En este caso, el culpable puede ser puede ser el polen, el moho, los vapores de productos químicos, las caspa de tu mascota o cualquier alérgeno que provoque una reacción exagerada de tu sistema inmune. Debes ir al alergólogo para atajar la causa y no solo los síntomas.

6 / 7

dolor de garganta mujer infusion tragar. Dolor de garganta persistente

Dolor de garganta persistente

Si el dolor de garganta no cede y se prolonga durante mucho tiempo, consulta con tu médico. Sobre todo si además te sientes cansada, tienes problemas para tragar, afonía, dificultades para respirar… En este caso, el dolor de garganta puede alertar de un cáncer de laringe.

7 / 7

En verano, por culpa de los cambios de temperatura y los aires acondicionados. En invierno, por el frío, la calefacción y los virus que campan a sus anchas en espacios cerrados. Sea por lo que sea, puede que nos acabe por doler la garganta y que tengamos problemas para tragar.

QUÉ ES EL DOLOR DE GARGANTA

La garganta (o faringe) es un tubo que permite que la comida llegue al esófago y que el aire baje por la tráquea y la laringe. Por diversas causas, puede dolernos, notarla irritada, podemos notar cierto picor, tener problemas para tragar incluso la saliva… Y estos síntomas que afectan directamente a la garganta pueden acompañarse de otros como cansancio, mucosidad, problemas para respirar…

Vamos a ver qué los causa y qué dicen estos síntomas para poder ponerles remedio.

CAUSAS DEL DOLOR DE GARGANTA

  1. Faringitis y amigdalitis. Si la inflamación de las mucosas de la faringe no afectan a las amígdalas palatinas, es faringitis. Si estas quedan afectadas, es faringoamigdalitis también llamada amigdalitis o más popularmente, anginas. Tanto en un caso como en el otro el origen es un virus o una bacteria. Raramente la causa pueden ser hongos.
  2. Alergia. Cuando el sistema inmune reacciona a alérgenos presentes en el aire como polen, moho, vapores de productos químicos, caspa de animales,etc., libera sustancias químicas que causan la irritación de la garganta, además de congestión y goteo nasal, ojos llorosos, estornudos, etc.
  3. Aire seco. Si el aire está muy seco, las mucosas de la garganta también se resecan y produce irritación y picor en la garganta. En verano, hay que calibrar la humedad si se está en ambientes con aire acondicionado; lo mismo que en invierno si hay calefacción.
  4. Humo e irritantes. El humo del tabaco, el aire contaminado de las ciudades, los productos de limpieza y otros químicos a los que podemos estar expuestos… todo esto puede irritar la garganta y hacer que nos duela.
  5. Reflujo gastoesofágico. Cuando el ácido del estómago vuelve al esófago, irrita la garganta y causa el dolor.
  6. Atragantamiento. Atragantarte con un trozo de comida también provoca dolor de garganta. Es un dolor transitorio y no suele revestir complicaciones excepto en casos muy concretos.
  7. Gritar o proyectar mal la voz. Hacerlo repetidamente daña las cuerdas vocales y los músculos de la garganta. Es un dolor muy frecuente entre profesores, entrenadores deportivos, etc.
  8. Tumor. Es otro posible origen del dolor de garganta, sobre todo, cuando este dolor es persistente y suele estar acompañado de cansancio y otrs síntomas.

QUÉ TOMAR PARA TU DOLOR DE GARGANTA SEGÚN LOS SÍNTOMAS

  1. Dolor de garganta con fiebre, congestión nasal, tos, estornudos… Has pillado un resfriado o una gripe. Puedes distinguirlos en este artículo. Pero, lo normal, es que la gripe dé mucha más fiebre que el resfriado y que evolucione más rápido. Si es un resfriado, te contamos cómo curarte en 24 horas. Qué tomar: Seguramente el médico te recetará analgésicos o antiinflamatorios para aliviar los síntomas. No hay que recurrir a antibióticos, ya que no resuelven el problema y. También es importante que bebas mucho líquido y que hagas gárgaras con agua salada tibia.
  2. Dolor de garganta con fiebre alta y dificultad para tragar. Seguramente sea una faringoamigdalitis, es decir, unas anginas. Es una infección producida por bacterias, concretamente estreptococos. Qué tomar: En este caso, sí que el médico puede recetar antibióticos, además de analgésicos.
  3. Dolor de garganta sin fiebre pero con afonía. Puede deberse de una laringitis. Suele deberse a un virus o a una proyección inadecuada de la voz que afecta las cuerdas vocales. Qué tomar: Suele tratarse con analgésicos y descongestionantes y/o descansando la voz. También, según el problema, puede ser necesario reeducar la voz u operar si se han formado nódulos.
  4. Dolor de garganta y fiebre, cansancio y ganglios muy abultados. Podría ser mononucleosis, una infección causada por un virus que se transmite por la saliva, por lo que a esta enfermedad se la conoce popularmente como “la enfermedad del beso”. Qué tomar: Al ser vírico, solo se actúa sobre los síntomas con analgésicos y antiinflamatorios.
  5. Dolor de garganta con mocos, lagrimeo, congestión nasal… Se puede tratar de alergia. Qué tomar: Además de ir al médico para tratar los síntomas, ve al alergólogo porque las vacunas para ciertos tipos de alergia son un tratamiento efectivo, aunque largo y algo engorroso. Y si tu alergia es a los ácaros, no te pierdas este artículo.
  6. Dolor de garganta persistente. Si este dolor de garganta no desaparece, acude al médico, sobre todo si se acompaña de problemas para tragar, ronquera, falta de aire, etc. Detrás de un dolor de garganta persistente puede esconderse un tumor, es decir, un cáncer de laringe. Qué tomar: Si se trata de un cáncer, seguramente requerirá cirugía y seguramente radioterapia y/o quimioterapia.
  7. Dolor de garganta, acidez, problemas para tragar, dolor en el pecho, tos seca… Seguramente esto se debe al reflujo gastroesofágico. Lo más habitual es que el reflujo se deba a una hernia de hiato. Qué tomar: El médico te aconsejará sobre la medicación que puedes necesitar. Además, revista tu alimentación para evitar alimentos picantes, excietantes, etc. Cena pronto y duerme con el cabecero de la cama un poco elevado. También te pueden ayudar estos consejos.

CÓMO PREVENIR EL DOLOR DE GARGANTA

  1. Protegerse del frío. No te pongas cerca de una salida de aire acondicionado o te quedes cerca de una corriente de aire. Si hace frío, usa pañuelos, bufandas o prendas de cuello alto. Y procura que tus pies estén siempre bien abrigados.
  2. “Alimentar” las defensas. Cuidar de la microbiota intestinal es una buena manera de mantener el sistema inmune fuerte.
  3. Lavar las manos con frecuencia. Es una buena manera de evitar virus, sobre todo en plena epidemia de gripe y resfriados.Para ello, come mucha fruta y verdura y producto fermentados como yogures, kéfir, chucrut, etc.

También pueden venirte bien los consejos de las personas que casi nunca se ponen enfermas.

QUÉ HACER CUANDO EMPIEZA A DOLERTE LA GARGANTA PARA QUE NO AVANCE

  1. Beber líquidos. Ni fríos ni calientes. Mejor agua, infusiones, etc. Y evita bebidas excitante, carbonatadas, etc. Si las endulzas con miel te ayudarán a suavizar la garganta.
  2. Chupar caramelos. Hacen que se genere más saliva, lo que ayuda a hidratar la garganta y alivia el dolor.
  3. Evitar tabaco y alcohol. Son muy agresivos con la garganta.
  4. Descansar la voz. Si tienes problemas de afonía, dale un descanso a tu voz y procura hablar lo menos posible.

Y si ya te duele la garganta y quieres recurrir a remedios caseros para tratarla, en este artículo encontrarás los que mejor funcionan.

Actualizado el

Relacionados

Loading...