Coronavirus y periodontitis

Tengo las encías inflamadas, ¿cómo sé si es periodontitis?

Un estudio relaciona esta enfermedad con un mayor riesgo de padecer complicaciones en el caso de contraer COVID-19.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

periodontitis agrava coronavirus
Ikonos

Continúan surgiendo nuevas investigaciones para esclarecer los motivos que pueden llevar a algunos pacientes de coronavirus a sufrir más complicaciones que otros cuando resultan contagiados con el virus. Según las conclusiones de un estudio publicado por Journal of Clinical Periodontology , las personas que padecen periodontitis tienen muchas probabilidades de evolucionar de forma grave si contraen la enfermedad. Tras contrastar la evolución de 568 enfermos de COVID graves en Qatar entre febrero y julio de 2020, este trabajo observacional concluyó que quienes sufren dicha enfermedad que afecta a las encías, tienen casi 9 veces más probabilidades de morir, 4,6 veces más de necesitar respiración asistida y 3,5 veces más de tener que ingresar en UCI.

Pero…, ¿Qué es la periodontitis? ¿A quiénes afecta? ¿Qué podemos hacer para prevenir, diagnosticar y tratar esta enfermedad? Hemos querido que un experto nos resuelva todas estas dudas para poder tomar medidas cuanto antes y evitar que el coronavirus ponga en peligro nuestra vida.

Qué es la periodontitis

“La periodontitis es una infección bucal que afecta tanto a los tejidos más superficiales de la boca como a los más profundos, responsables de sostener el diente”, explica Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental.

Es más importante que nunca mantener una buena higiene bucal (algunos estudios relacionan el uso de determinados enjuagues bucales con una menor probabilidad de contraer el coronavirus), así como acudir a las revisiones periódicas con nuestro odontólogo. La boca es la principal puerta de entrada de los viirus a nuestro organismo, así que conviene que un especialista evalúe el estado de nuestros dientes, encías y lengua para asegurarse de que todo va bien. En el caso concreto de esta dolencia, tendrá que determinar si el paciente se encuentra entre la forma más leve de esta infección bucal (la gingivitis) y la más severa (la periodontitis). “Gran parte de la población puede haber padecido gingivitis en algún momento de su vida. Se trata de una inflamación que afecta a los tejidos más superficiales de la encía y que generalmente se manifiesta por un sangrado espontáneo. Esta dolencia se puede revertir con un tratamiento sencillo, que elimine y controle la placa bacteriana junto con un adecuado refuerzo individualizado de la higiene dental. El problema surge cuando esta dolencia evoluciona en el tiempo y progresa a un estado más avanzado desencadenando una periodontitis. Estamos ante una infección que se puede presentar de varias formas (agresiva, crónica o asociada a enfermedades sistémicas) y que afecta tanto a los tejidos superficiales como a los más profundos, responsables del sostén del diente, y que provoca daños no reversibles”, explica la odontóloga.

Signos y síntomas de alerta de periodontitis

La odontóloga detalla todos los síntomas que el paciente puede presentar si padece periodontitis:

  • Encías que sangran con facilidad, con aspecto enrojecido.
  • Mal aliento.
  • Hipersensibilidad al frío.
  • Movilidad dentaria.
  • Apariencia de dientes más largos.
  • Pérdida de dientes (casos muy avanzados).

Cómo tratar la periodontitis

Aunque estamos ante un problema bucal importante, el tratamiento es relativamente sencillo y su objetivo es estabilizar el proceso a largo plazo. “El paciente que padece periodontitis debe concienciarse de la importancia de realizar una higiene bucodental rigurosa adaptada a su condición y realizar controles periódicos y de mantenimiento en la consulta odontológica. Tras realizar un estudio periodontal completo, se procederá a controlar la placa y las bacterias por debajo de la encía realizando un raspado en los casos más leves y pequeñas intervenciones localizadas en casos más severos”, explica la odontóloga.

La prevención es la clave

No obstante, lo mejor es mantener la boca sana para no tener que llegar a seguir un tratamiento. La mejor forma de cuidarnos es prevenir. ¿Cómo? “Mediante una remoción eficaz de la placa bacteriana. La higiene en casa no debe limitarse al uso del cepillo convencional. Es necesario utilizar otros dispositivos que alcancen aquellos lugares donde el cepillo no lo hace. Seda, cepillos interproximales o el irrigador dental deben incorporarse a la higiene bucodental. Es especialmente importante no olvidarnos del cepillado lingual, fundamental en el control de las bacterias”, concluye la Dra. Escorial.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?