SOP

¿Ovario poliquístico o Síndrome del Ovario Poliquístico? Sal de dudas

¿Sabes que no es lo mismo tener SOP que los ovarios de aspecto poliquístico? Una ginecóloga nos explica las diferencias, todos los síntomas y cuáles son los tratamientos.

Actualizado a

Escrito por:

Laura Pérez Llorca

Actualizado a

sindrome ovario poliquistico
Kitera Dent en Unsplash

¿Has oído hablar alguna vez de los ovarios poliquísticos? En mi caso, la primera vez fue cuando tenía 20 años, tras una revisión ginecológica. La médica mencionó que tenía los ovarios poliquísticos y no le dio mayor importancia. A mí se me quedó la palabra, googleé e interpreté erróneamente, entre otras cosas, que podría llegar a tener problemas de fertilidad. Más tarde, una compañera de trabajo de 35 años me contó que estaba siguiendo una dieta para mejorar sus ovarios poliquísticos. Otra amiga me explicó que no usaba protección cuando tenía relaciones sexuales con su pareja porque tenía los ovarios poliquísticos. Y yo misma, cuando decidí que quería quedarme embarazada, fui preocupada al ginecólogo porque creía que me iba a costar quedarme embarazada. Luego resultó no ser así. ¡Menudo lío de informaciones!

Según los expertos, hay mucha confusión sobre lo que es realmente el síndrome del ovario poliquístico, por eso he hablado con la Dra. María Jesús Puy, especialista en Endocrinología Ginecológica de Dexeus Mujer, para salir de dudas.

¿Qué es el síndrome del ovario poliquístico?

El Sindrome del Ovario Poliquístico (también llamado SOP) es un trastorno endocrinológico complejo, debido a un desequilibrio hormonal. Según la doctora Puy, afecta aproximadamente al 10% de la población femenina. No es una condición grave, pero requiere de control porque puede influir en el desarrollo de enfermedades como la diabetes, la obesidad o problemas cardiovasculares. Además, puede afectar a la fertilidad debido al desequilibrio hormonal. Aunque no significa que no puedas tener hijos.

No te confundas con tener los ovarios poliquísticos

A menudo, como me pasó a mí o a alguna de mis amigas, se confunde con otro diagnóstico en principio sin importancia que se da a menudo en mujeres jóvenes: tener los ovarios con aspecto poliquístico. La palabra poliquístico parece indicar que tienes los ovarios llenos de quistes, pero no es así. Lo que sí tienes son muchos folículos; es decir, óvulos en desarrollo. Y es algo común cuando eres joven: tener una reserva ovárica elevada, o sea, tener muchos óvulos preparados para ir liberándose a lo largo de tu etapa fértil.

Síntomas del Síndrome de los Ovarios Poliquísticos

Volvamos al síndrome. Tener los ovarios de aspecto poliquístico por sí solo no representa ningún problema. Si va acompañado de otros síntomas es cuando podemos estar delante de un SOP (Síndrome de los Ovarios Poliquísticos). Para confirmar un diagnóstico de SOP se tienen que cumplir al menos dos de estas condiciones:

  • Ovarios con aspecto poliquístico.

  • Tener un nivel de andrógenos (hormonas masculinas) más alto de lo normal o rasgos físicos que indican ese exceso de hormonas masculinas: hirsutismo (vello corporal excesivo o en zonas típicamente de hombres), acné…).

  • Reglas poco frecuentes o incluso inexistentes.

Si crees que puedes estar afectada por este síndrome, lo mejor es que se lo comentes a tu ginecólogo para que pueda hacerte las pruebas pertinentes.

¿Cuál es el tratamiento del SOP?

Según la Dra. Puy, el primer paso es intentar controlar el síndrome cambiando los hábitos de vida:

Si no es suficiente, es entonces cuando entran en juego los anticonceptivos que no mejoran el síndrome, pero regulan las reglas y disminuyen o eliminan el acné y el hirsutismo. Además, pueden ser beneficiosos ya que la falta de reglas que provoca el SOP puede favorecer a la larga la aparición de un cáncer de endometrio.

Síndrome del Ovario Poliquístico y embarazo

Desde Dexeus Mujer indican que los problemas de fertilidad de un 50% de las pacientes podrían estar relacionados con el SOP. Cada caso es diferente y tu ginecólogo valorará si puede estar indicado un tratamiento hormonal para favorecer la ovulación. Recordemos que las reglas irregulares, o sea ovulación irregular, es uno de los síntomas del Síndrome del Ovario Poliquístico.

Si estás tomando anticonceptivos para tratar el síndrome y quieres quedarte embarazada, es recomendable que empieces cuanto antes tras dejar las pastillas porque es cuando tu sistema hormonal estará más regulado.

En algunos casos, el síndrome mejora tras el parto por los cambios hormonales que se producen.

SOP y menopausia

No es una condición que tenga consecuencias solo en mujeres en edad fértil. Con la llegada de la menopausia puede ser que los síntomas mejoren, pero es importante mantener el control porque en ese momento de la vida de las mujeres aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares. De hecho, un 40% de las mujeres mayores de 40 años con Síndrome de Ovario Poliquístico presentan un síndrome metabólico que conlleva un colesterol alto, hipertensión y un índice de masa corporal elevado. Y estos son tres factores de riesgo cardiovascular.

Así que ya sabes, si sospechas que puedes tener SOP, ve al ginecólogo y asegúrate de que haces ejercicio cada día y te alimentas saludablemente.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?