Salud

difícil diagnóstico

Fibromialgia: me duele todo y siempre estoy cansada

Abordamos los síntomas, causas y tratamiento de una enfermedad mayoritariamente femenina y altamente incapacitante.

Por Araceli Herrero | 20 de agosto de 2019, 07:58

fibromialgia

Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), la fibromialgia es un trastorno que afecta a entre el 2% y el 4% de la población española, la inmensa mayoría (90%) mujeres. La fibromialgia es una alteración de la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son; algo que en algunos casos puede llegar a limitar mucho el día a día de quien la sufre. No se sabe cuál es la causa ni existe una cura, aunque sí que hay tratamientos que permiten controlarla.

Síntomas de la fibromialgia

1. Dolor

Como señala el Dr. Benigno Casanueva, coordinador del Grupo para el Estudio de la Fibromialgia de la SER y reumatólogo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, el dolor es el síntoma más importante; no solo afecta a todos los enfermos sino que además, muy a menudo es el hecho que les lleva a buscar ayuda.

No se trata, sin embargo, de cualquier dolor. El dolor de la fibromialgia en la mayoría de los casos es generalizado y difuso, sin que se pueda asociar a zonas concretas. Su intensidad puede variar de un día a otro y ser lo suficientemente severo como para interferir en las tareas diarias o simplemente ocasionar una molestia leve. De hecho, pueden alternarse fases de estabilidad con otras en las que se empeora.

el dolor de la fibromialgia es generalizado y difuso

Además, para que se puede diagnosticar la fibromialgia es necesario que el dolor se prolongue durante al menos tres meses y que sea simultáneo en el lado izquierdo del cuerpo y en el derecho; por encima de la cintura y por debajo, así como en el esqueleto axial (cráneo, costillas, esternón y columna vertebral).

2. Cansancio

Junto al dolor, el otro gran síntoma de la fibromialgia es la fatiga sin causa que la justifique y que no me mejora con el descanso. Afecta al 75-96% (según los estudios) de aquellos que padecen la enfermedad y estos lo describen como una sensación de estar exhausto todo el tiempo y de agotamiento permanente que se acentúa con la actividad física. El cansancio se manifiesta sobre todo por la mañana, al levantarse y puede mejorar después, aunque no resulta extraño que reaparezca de forma prematura al mediodía o a lo largo de la jornada.

Otros síntomas de la fibromialgia

El dolor y el cansancio son los síntomas más frecuentes, pero no los únicos. El Dr. Casanueva subraya que se han descrito hasta otros 79 síntomas. Los más característicos son la sensación de rigidez generalizada y de hinchazón y hormigueo en extremidades, así como las alteraciones del sueño, los trastornos del humor, el dolor de cabeza, la ansiedad y la pérdida de memoria y dificultad para concentrarse.

¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA FIBROMIALGIA?

Se desconoce qué es lo que provoca la enfermedad, pero como señala la Fundación Española de Reumatología, se cree que hay muchos factores implicados. De tal forma, mientras que algunas personas desarrollan la enfermedad sin que haya una causa aparente, en otras la fibromialgia aparece después de procesos identificables como una infección bacteriana o la presencia de otra enfermedad que limite la calidad de vida del enfermo. En cualquier caso, no se piensa que estos hechos causen la enfermedad, sino que lo que hacen es despertarla en personas que ya tienen una anomalía oculta en su respuesta a determinados estímulos.

¿CÓMO SE DIAGNÓSTICA la fibromialgia?

No existen pruebas analíticas específicas (análisis de sangre, radiografías…) que permitan diagnosticar la fibromialgia. El diagnóstico se hace descartando otras enfermedades y basándose en la historia clínica del paciente y en la exploración.

  • Así para determinar que se está ante un caso de fibromialgia, además del dolor generalizado que comentábamos antes, se siguen otros criterios como el establecido por el Colegio Americano de Reumatología, que consiste en la palpación de 18 puntos concretos; si se nota dolor en al menos 11 de ellos, se puede hablar de fibromialgia.

Tratamiento de la fibromialgia

Al no conocerse la causa, no hay una cura definitiva ni los tratamientos son completamente satisfactorios, si bien ayudan a controlar la enfermedad y sobre todo, contribuyen a aliviar el dolor y el resto de síntomas, mejorando así la calidad de vida de los enfermos. Muchos de los síntomas mejoran con medicación (analgésicos o relajantes musculares que palíen el dolor, antidepresivos para aumentar los niveles de serotonina…) pero siempre deben de estar prescritos por un médico.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA ALIVIAR LA FIBROMIALGIA?

El aspecto psicológico y emocional juega aquí un papel muy importante. De hecho, el primer paso para que la persona a la que se le ha diagnosticado fibromialgia se sienta mejor es aceptar y asumir que es muy probable que sienta dolor de por vida y que tiene que aprender a convivir con él. A partir de ahí, debe intentar mantener una actitud positiva, valorando las cosas buenas que tiene en su día a día.

Aparte, es necesario seguir unos buenos hábitos de salud (controlar el peso, no fumar, no excederse con la cafeína ni el alcohol…). En este sentido, hacer ejercicio es vital ya que las endorfinas que se segregan con él disminuyen el dolor, favorecen el sueño, mejoran la sensación de fatiga y alivian la ansiedad y la depresión; todos ellos síntomas asociados con la fibromialgia.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque es muy recomendable mantener una vida activa, al mismo tiempo se debe evitar el estrés y no hacer demasiadas tareas que pueden acabar provocando fatiga.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?