Respondemos a todas tus dudas

¿Un fuerte dolor en la planta del pie? Descubre qué es

Te contamos cuáles son sus síntomas y causas, qué factores de riesgo hay, y el tratamiento y los ejercicios para aliviar esta dolencia denominada fascitis plantar.

Actualizado a

Escrito por:

Maria Guasch

Actualizado a

1 / 6
fascitis plantar 1

¿Qué es la fascitis plantar?

El dolor agudo en la planta del pie suele ser debido a la fascitis plantar, un problema bastante frecuente que afecta a una de cada diez personas. Además, es una enfermedad en aumento, debido sobre todo a que cada vez se practica más ejercicio y, en concreto, a la popularidad del running. Pero qué es exactamente.

 

  • Así se produce. La fascia plantar es el tejido elástico en forma de abanico que va desde debajo de los dedos del pie hasta su inserción en el calcáneo que es el hueso del talón. Cuando este tejido se inflama es cuando estamos ante un caso de fascitis plantar.

1 / 6

fascitis plantar 2

¿Qué sintomas tiene?

Sin duda, el síntoma principal de la fascitis plantar es el dolor agudo en la planta del pie, cerca del talón. Este suele ser más intenso al levantarnos por la mañana de la cama o bien después de pararse o sentarse un rato.

 

  • Casos especiales. En ocasiones, también puede notarse dolor al final del día que aunque no acostumbra a ser demasiado intenso, sí que puede ser muy incómodo.

2 / 6

fascitis plantar 3

¿Cuáles son las causas?

Víctor Alfaro, director general de Podoactiva, podólogo del Real Madrid y de la Federación Española de Fútbol, señala que la causa principal de la fascitis plantar es una sobrecarga o una tensión mantenida en la zona en la que la fascia plantar se inserta en el calcáneo, el hueso que forma el talón del pie.

3 / 6

fascitis plantar 4

¿Qué favorece su aparición?

Hay varios factores de riesgo que favorecen su aparición de la fascitis plantar.

 

  • Hacer deporte. La práctica deportiva (sobre todo en deportes de impacto o que impliquen correr o saltar) hace que la sobrecarga sobre el talón sea mayor, por lo que la fascitis es una patología muy frecuente entre deportistas. Lo especialmente problemático es cuando se comienza a practicar algún deporte con una intensidad muy alta a la que nuestro organismo no está acostumbrado o cuando aumentamos la actividad deportiva de golpe.
  • La forma del pie. Los pies valgos (pie que tiende a aplanarse) y los pies cavos (pies con más arco de la cuenta) son los que con más frecuencia sufren fascitis plantar.
  • La obesidad. El exceso de peso hace que la carga sobre el talón sea mayor.
  • Los zapatos de tacón. Si usas zapatos de tacón de forma continuada, la musculatura posterior de la pierna se acortará y existe una relación directa entre dicho acortamiento y la fascitis plantar. Para evitarlo, lo mejor es que alternes zapatos de tacón con otros más planos y que no disminuyas la altura del tacón de forma brusca, ya que eso favorece el aumento de tensión en la fascia plantar.
  • Usar chanclas. Ese tipo de calzado obliga a hacer "garra" con los pies para no perder la chancla en cada paso y genera un aumento de tensión importante en la fascia plantar. La recomendación del podólogo es que el calzado abierto de verano tenga por lo menos alguna tira que sujete el talón.
  • Caminar por la playa. Aunque los paseos cortos por la playa tienen muchos beneficios para los pies, no es recomendable hacer grandes caminatas por la arena (habría que usar un calzado deportivo) ni andar mucho si no se está muy acostumbrados a ello ya que el hecho de hundirnos en cada paso sobre la arena supone un sobreesfuerzo que aumenta la tensión en la fascia.

4 / 6

fascitis plantar 5

¿Qué tratamiento hay para la fascitis plantar?

El podólogo Víctor Alfaro señala que es importante distinguir dos partes en el tratamiento de la fascitis plantar:

 

  1. Fase aguda. Aquí el tratamiento está enfocado a desinflamar la zona. En esta fase se pueden usar distintas terapias farmacológicas (antiinflamatorios) y de fisioterapia (terapia manual, ondas de choque, electrolisis percutánea, láser, etc.).
  2. Segunda fase. Una vez desinflamada la zona, es muy importante identificar la causa de la fascitis para poder realizar un tratamiento duradero en el tiempo. Dicha causa, por ejemplo, puede estar en la forma de pisar, por lo que será muy importante realizar una plantilla personalizada que disminuya la tensión en la fascia plantar.

En otras ocasiones, la fascitis puede estar causada por un acortamiento importante de la musculatura posterior de la pierna y el tratamiento deberá dirigirse a ganar elasticidad en dichas zonas.

5 / 6

fascitis plantar 6

¿Existen ejercicios para aliviarla?

Aquí tienes 3 sencillos ejercicios que puedes hacer en casa y que te ayudarán a aliviar el dolor y las molestias de la fascitis plantar:

 

  • Libera las fibras inflamadas de la fascia plantar. Necesitarás una botella de agua de medio litro o una lata de refresco. Colócala en el suelo sobre una toalla o sobre otra superficie antideslizante y poniendo el pie encima (sentada o de pie), haz que ruede hacia adelante y hacia atrás. Repite este gesto durante 5 minutos aproximadamente con cada pie. Es recomendable que lo hagas al final del día y que la botella esté fría porque así aprovechas el efecto analgésico y antiinflamatorio del frío.
  • Estira las estructuras (gemelos y músculo sóleo) que pueden generar tensión en la fascia plantar. Sentada coloca una toalla o una banda elástica bajo la superficie del antepié y sujetando los extremos con las manos haz un movimiento de flexión, de forma que acerques la punta del pie a la pierna, manteniendo la rodilla estirada. Repite el ejercicio unas 10-15 veces con cada pie hasta completar 3-4 series.
  • Fortalece la musculatura del pie para quitar tensión a la fascia plantar. Estira una toalla en el suelo e intenta agarrarla y/o arrastrarla hacia ti con los dedos del pie. Haz este ejercicio durante 3-4 minutos con ambos pies a la vez.

6 / 6

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?