COVID-19

Esta es la manera correcta de ventilar tu casa para eliminar los virus

Las autoridades sanitarias insisten en la importancia de renovar el aire de tu hogar para reducir las probabilidades de contagio. Esto es lo que debes hacer a diario para respirar un aire limpio.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

cómo ventilar tu casa
Por Tatiana vía Pexels

Tras confirmarse la teoría de los aerosoles para explicar la pandemia, ventilar la casa ha cobrado más importancia que nunca. La única forma de reducir la “nube de gotitas minúsculas e invisibles de coronavirus” que puedan estar condensadas en un espacio cerrado es renovar el aire con aire del exterior. De ahí la importancia de abrir las ventanas de las habitaciones para que el aire circule a menudo. Cuanto más tiempo permanezcan las ventanas abiertas, más segura será tu casa. Habrá menos probabilidades de concentración viral flotando y, por tanto, se reducirá la posibilidad de contagio.

Cómo ventilar correctamente

La OMS y el Ministerio de Sanidad han publicado varias guías con recomendaciones sobre climatización. Estas pautas están más enfocadas a los edificios de oficinas y empresas, pero también recogen consejos útiles para la población en general. Ponerlos en práctica es más que recomendable, especialmente si recibes alguna visita o si teletrabajas y te pasas prácticamente todo el día metido en tu casa.

Esto es lo que tienes que hacer para para mantener la COVID-19 y otros muchos virus alejados de tu hogar:

Ventila 3 veces al día al menos

Este invierno nos va a tocar abrigarnos con jerséis gorditos si queremos estar protegidos. Desde la OMS advierten de la necesidad de respirar aire limpio, puro y fresco. La primera medida para conseguirlo es abrir la ventana. La recomendación general es abrir las ventanas de casa unas 3 veces al día durante, como mínimo, cinco minutos. Si la climatología lo permite, puedes ampliar este tiempo, sobre todo por las mañanas en la habitación en la que duermes o incluso dejar las ventanas en batiente todo el día. Por la noche, aumenta la concentración de CO2 aumenta y conviene renovar el aire.

Crear corrientes de aire naturales

Para mejorar la calidad del aire conviene crear corrientes de aire. Está demostrado que la renovación de aire por ventilación cruzada baja las tasas de contaminantes en las estancias. ¿Cómo conseguimos esta “ventilación cruzada”? Dejando las puertas de las estancias abiertas y abriendo ventanas que estén en zonas opuestas de la vivienda. De esta forma conseguiremos renovar el aire de toda la casa y estaremos más protegidos de virus y bacterias.

Limpiar los filtros de aire acondicionado

Si utilizas un aparato de aire acondicionado para enfriar o caldear tu casa, asegúrate de mantener los filtros limpios. La recomendación habitual es extraerlos y pasarles un paño antes y después del verano. Si también los vas a utilizar en invierno, debes limpiarlos una vez más (a mitad de la temporada de invierno).

Qué hacer si viene alguien a casa

Debemos acostumbrarnos a seguir las recomendaciones de ventilación ofrecidas por las autoridades sanitarias en cualquier caso, pero si recibimos visita en casa hay que extremar aún más las precauciones. Diferentes expertos aseguran que si una persona está infectada y se reúne con otras cinco en una estancia durante cuatro horas, sin mascarilla, sin mantener la distancia de seguridad y sin ventilación, todas podrían resultar infectadas. Las probabilidades de contagio se reducen considerablemente al añadir mascarilla y distancia de seguridad a la velada. Y, aunque el riesgo cero no existe, podríamos evitar todos los contagios si, además, mantenemos abierta la ventana de la estancia (cuatro dedos aproximadamente) durante la reunión.

¿Son eficaces los purificadores de aire?

Cuando bajen mucho las temperaturas, habrá ocasiones en las que no resultará tan fácil garantizar los recambios de aire recomendados por las autoridades sanitarias. Hay quien se pregunta si los purificadores de aire pueden resultar eficaces para estos casos. Estos aparatos de uso doméstico están diseñados para filtrar el aire de una habitación reteniendo en su filtro las partículas que pueden contener bacterias y gérmenes. Existen estudios que avalan su eficacia con microorganismos similares al coronavirus, pero los expertos advierten que no hay evidencia científica de que atrape la COVID-19.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?