análisis

¿Quieres probar la copa menstrual? Opiniones de mujeres y dudas más frecuentes

¿Te estás planteando utilizar la copa menstrual pero no sabes por dónde empezar? Cómo ponerla, qué talla elegir, qué marca es la mejor... Respondemos a todas las dudas y, además, hablamos con 10 mujeres para que nos cuenten su opinión.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

copa menstrual 2

La copa menstrual ha llegado para quedarse. Este recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo cada vez cuenta con más partidarias. Dicen los expertos que va a terminar eclipsando a los tampones y las compresas poco a poco. Los motivos: es un método más higiénico, más cómodo, más económico y más respetuoso con el cuerpo y con el medio ambiente. ¡Todo son ventajas!

Cristina Pedroche se ha convertido en una de las principales abanderadas de la copa menstrual. La presentadora ha declarado en numerosas ocasiones que la usa y no para de alabar sus beneficios. No se la quita ni para entrenar. Habla con tanta naturalidad del tema que la marca Intimina la ha nombrado embajadora de su copa vaginal Lily Cup. Laura Escanes también se ha unido a esta corriente. La influencer la ha probado recientemente y ha contado su experiencia a través de sus redes sociales: “Había leído que la primera copa no se acaba de adaptar bien a ti, pero la verdad es que no he notado nada ni he tenido fugas. Me está funcionando muy bien y voy a seguir con ella”, ha declarado.

¿Te animas a probarla? Para que te acabes de decidir, respondemos a las preguntas más habituales sobre la copa menstrual y además hablamos con mujeres que ya la utilizan para que nos cuenten sus opiniones. También encontrarás un análisis de las marcas de copa menstrual más habituales (la de Mercadona, Intimina, Enna...)

Copa menstrual: cómo colocarla bien

Algunas mujeres se sienten reacias a probar la copa menstrual porque temen colocársela mal y sufrir pérdidas. Hay diferentes sistemas para colocarla, pero básicamente todas consisten en:

  1. Doblarla (en forma de C o de V) o enrollarla como un tampón e introducirla en la vagina.
  2. Girarla una vez que esté dentro para permitir que se abra y se adapte a las paredes vaginales.

Pasadas entre 8 y 12 horas (dependiendo de la marca de la copa y la cantidad de flujo) llega el momento de quitársela. ¿Cómo se retira? Introduce el dedo índice por un lado entre la copa y la pared vaginal. De esta forma eliminarás el vacío y facilitarás su extracción. Algunas copas llevan un rabito o hilito para facilitar su retirada. Ahora bien, procura no tirar con demasiada presión de dicho rabito para no sufrir ningún daño o descolgamiento en la zona. Este hilo tiene la misión de localizar la copa, no la de tirar. Hazlo con delicadeza.

  • Un consejo. Ponte en cuclillas cuando quieras colocar o retirar la copa menstrual. Es la postura que más facilita ambas acciones.

Tallas de la copa menstrual

Es fundamental que la copa menstrual quede bien ajustada a las paredes vaginales para que no se note ni se mueva provocando las temidas fugas. Por ello es tan importante elegir bien la talla de este dispositivo. Según las marcas, es posible encontrar dos o tres tamaños diferentes. Cada marca suele dar sus indicaciones para elegir la mejor talla para ti. Suelen ser estas:

  • Talla S. Para adolescentes.
  • Talla M. Si eres menor de 30 años y, si has sido madre, no has tenido un parto vaginal.
  • Talla L. Si eres mayor de 30 años y, si has sido madre, has tenido un parto vaginal. También suele ser la talla adecuada para las mujeres que practican deporte de impacto (running, por ejemplo) habitualmente.

Recuerda que no pasa nada por utilizar una talla u otra. El tamaño de la copa no suele tener que ver con la cantidad de flujo. Además, cada vagina es diferente; aunque cumplas las condiciones para una talla M, por ejemplo, si tienes fugas deberías probar otra talla.

¿Qué puede ocurrir si eliges mal tu talla? Como decíamos, si utilizas una copa de talla inferior a la que te corresponde, puedes sufrir pérdidas o notar como el dispositivo se desliza hacia abajo. Si usas una demasiado grande, podrías sufrir molestias o daños al retirarla.

Cómo limpiar o esterilizar la copa menstrual

La copa puede aguantarte hasta 12 horas. Cada vez que te la quites y vacíes su contenido la puedes lavar con jabón, preferiblemente neutro. Si estás fuera de casa y no puedes lavarla en el lavamanos, no hay problema en que te la vuelvas a poner simplemente limpiándola un poco con un papel higiénico. Ya la lavarás bien cuando vuelvas a casa.

Entre ciclo y ciclo hay que esterilizar la copa menstrual. Esto se hace poniéndola a hervir con agua unos tres minutos. Hay marcas que también venden un bote especial para hacerlo en el microondas.

  • Un truco. La copa tiene una vida útil de 10 años. Es posible que con el uso empiece a amarillear o presente alguna mancha. Para evitarlo, puedes añadir una cucharadita de sal o bicarbonato al agua donde vas a hervir la copa.

Síndrome de Shock Tóxico y la copa vaginal

El Síndrome de Shock Tóxico (TSS) es un trastorno muy poco frecuente, pero que puede tener consecuencias fatales paran quien lo padece. Provocado por una toxina bacteriana, fue asociado al uso de los tampones durante algún tiempo. En la actualidad está demostrado que menos de la mitad de los casos están relacionados con los tampones, pero muchas mujeres han dejado de utilizarlos por miedo a contraer la enfermedad.

¿Y la copa vaginal? ¿Puede provocar TSS? El riesgo de encontrar la toxina responsable del TSS en una copa menstrual es muy pequeño. El material de silicona de grado médico con el que están fabricados estos dispositivos no permite que los gérmenes se acumulen, no modifica el pH vaginal, ni altera el equilibrio de la mucosa vaginal. Eso sí, no hay que olvidarse de su correcta limpieza y desinfección.

Por otra parte, al permitir que el flujo menstrual no permanezca mucho tiempo en contacto con las paredes vaginales se evita la proliferación de bacterias y se reduce el riesgo de infecciones, sequedad y otras patologías íntimas.

Copa menstrual: Las opiniones de 10 mujeres que pueden ayudarte

  • Lucía, 33 años. Sin hijos (Fisioterapeuta vaginal). “He usado la talla M de Mercadona. Es chiquitita, pero yo llevo el anillo vaginal y mis reglas no son muy abundantes, así que me va bien. Viene sin aplicador, pero se coloca bien. La puse a prueba durante el confinamiento practicando boxeo e hipopresivos y mi experiencia fue muy buena. Reconozco que pensar en quitármela en el trabajo me producía un poco de asco, pero como puedes llevarla 12 horas, puedes esperar a volver a casa para hacer el vaciado. Ojo, no hay que tirar del rabito, solo sirve para localizar la copa y después meter el dedo para quitar el vacío y poderla sacar.. No hay evidencia científica, pero sí sospechas de que si se tira se puede provocar un pequeño descenso del cuello del útero”.
  • Raquel, 46 años. Dos hijos. “He utilizado las copas de Enna y de Mooncup. Me gusta más la segunda, con la primera he tenido algún problema de escape. Ambas son fáciles de colocar una vez que les coges el punto. El vaciado de la copa no me resulta nada engorroso siempre que esté en casa o tenga un baño cerca. El único inconveniente que le veo es que tienes que ser muy previsora y llevarla contigo cuando estás fuera de casa. Si se te adelanta la regla y no la llevas tienes que comprar otra, con el desembolso económico que supone. Te termina saliendo un poco cara la broma”.  
  • Marta, 25 años. Sin hijos. “Uso la de Mercadona y me va muy bien. Con la copa te despreocupas más que con los tampones y ahorras tiempo y dinero. Es un poco engorroso ponerla y quitarla hasta que te acostumbras, pero merece la pena”.
  • Carmen, 45 años. Un hijo.  “La copa menstrual no produce tanto desperdicio, por lo que reduces el impacto ecológico. Además, a la larga sale mucho más barata y, en general, es más cómoda. ¡Te la pones y listo! Estoy usando la de Naturcup y antes utilicé Mooncup. Las dos van muy bien”.
  • Merche, 40 años. Sin hijos. “He probado varias y ahora estoy usando la de Mooncup; es la que más me gusta. Como el flujo no sale de tu cuerpo, no tienes que preocuparte por malos olores, que es una gran ventaja. Llevar compresa me resultaba muy incómodo porque la llevabas pegada a tu cuerpo y los tampones no me gustaban porque me parece que absorben mucho. Yo aconsejo llevar una botella de agua en el bolso por si hay que hacer el vaciado fuera de casa. Así puedes aclarar la copa antes de volver a introducirla”.
  • Marina, 27 años. Sin hijos.  “Primero utilicé la copa Lily Cup, de Intimina, pero no me fue bien con la talla que me recomendaron. Ahora utilizo la de Naturcup y estoy muy contenta”.
  • Agus, 44 años. Dos hijos. “Me gusta mucho la copa Enna por su textura y porque tiene un rabito largo. Aunque hay que insistir en que este rabito no es para tirar de él (como con el tampón), me resulta cómodo para localizarla mejor y cogerla de la base. Mi consejo es ponérsela un rato antes de salir de casa para asegurarse de que no hay pérdidas. Ponérsela no es difícil, es una cuestión de práctica. A veces tendemos a ponerla en vertical (hacia arriba) y en realidad va más en perpendicular al cuerpo. Yo recomiendo meter un dedo para localizar el cérvix, que es como una punta de nariz. En esa dirección se pone la copa”.
  • Violeta, 41 años. Un hijo. “Yo hago un yoga muy acrobático y la copa me permite mover mi cuerpo y retorcerlo al extremo sin tener que preocuparme de escapes. Cuando llevaba tampones, a veces me molestaban. Con la copa no siento nada. A mí me gusta porque es más cómodo, más barato y más sano. Además, me permite ver lo que es la regla de verdad y estar en contacto con este proceso”.
  • Alba, 24 años. Sin hijos. “Estoy utilizando la copa de Enna. Para mí todo son ventajas: es más ecológico, gasto menos dinero y me resulta más cómodo. Me dura mucho más y no tengo que ir cargada de tampones o compresas. No me resulta nada engorroso, es cuestión de acostumbrarse”.
  • Ana, 39. Dos hijos. “Me pasé a la copa porque los tampones me producían mucha sequedad. Llevo un DIU y me preocupaba que no fuera compatible, pero mi ginecóloga me dijo que lo podía utilizar sin problema (con este o cualquier método anticonceptivo). Salvo tener relaciones sexuales, puedes hacer de todo mientras la llevas. Practico mucho ejercicio y ni siquiera la noto. Los dos primeros días del periodo mancho mucho y no dejo pasar las 12 horas para vaciarla, pero esto no me incomoda. Los demás días me aguanta de sobra. Utilizo la de Enna y estoy encantada. Antes utilizaba la de Mercadona, pero me resulta más rígida”.

Copas menstruales para todo tipo de mujer

Existen un montón de copas menstruales en el mercado. Todas están fabricadas con materiales similares y comparten muchas características. Sin embargo, existen ciertas particularidades que las hacen más o menos adecuadas para cada tipo de mujer. Te presentamos seis alternativas para que encuentres la copa que mejor se adapta a tu anatomía y tus necesidades.

1 / 6
Lily Cup Compact, la copa plegable y con estuche de Intimina

Lily Cup Compact, de Intimina, plegable y con estuche

Si te pasas el día fuera de casa y tu flujo menstrual es ligero o mediano, la copa Lily Cup Compact puede ser la más adecuada para ti. La firma Intimina cuenta con varios formatos, pero esta copa es plegable y se presenta en un cómodo estuche que puedes llevar a todas partes.

Ofrece hasta 10 horas de libertad y recoge la menstruación sin provocar sequedad. No contiene fibras, no genera olores y no deja marcas que indiquen que lo llevas puesto. ¡Es el formato que triunfa entre las adolescentes!

COMPRAR

1 / 6

Enna Cycle, con aplicador y caja esterilizadora

Enna Cycle, con aplicador y caja esterilizadora

La copa menstrual de Enna es una de las pocas que encontrarás con aplicador y caja esterilizadora. Estos accesorios pueden hacerte la vida muy fácil si tienes que pasar mucho tiempo fuera de casa

Más ventajas:

  • Está fabricada en España con silicona médica líquida, totalmente compatible con el organismo. 
  • Cuenta con un hilo para saber la perfecta colocación de la copa. También ayuda a localizarla a la hora de su extracción. 

Está disponible en tres tallas: S, M y L.

COMPRAR

2 / 6

Eureka, la única que se vacía sin extraerla

Eureka, la única que se vacía sin extraerla

El punto fuerte de esta copa es que no hace falta retirarla para proceder a vaciarla. ¡Es súper cómoda! Es la única del mercado que está diseñada para que la puedas vaciar sin necesidad de extraerla de la vagina. Esto la convierte en una de la más indicada para las más comodonas.

La puedes encontrar en tres tallas: 

  • La talla S está pensada para las adolescentes o mujeres con la vagina muy tonificada. 
  • La talla M/L va dirigida a mujeres a partir de los 18 años, con menos de dos partos vaginales. Es la que se ajusta a las necesidades de la mayoría.  
  • La talla XL es la más indicada para mujeres con dos o más partos naturales o con el cérvix alto.  

COMPRAR

3 / 6

Naturcup,  la copa de las más deportistas.

Naturcup, para las más deportistas.

Según las mujeres que usan la copa menstrual, la de Naturcup es una de las más flexibles. Dicen que casi no notas que la llevas puesta. Al parecer es perfecta para las más deportistas, pues se adapta como un guante y cuenta con varios modelos para "acomodarse" a las paredes vaginales de cualquier tipo de mujer

Fabricada en España, está disponible en tres tallas para adaptarse a todas las mujeres, dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentren: 

  • La talla 0 está indicada para chicas menores de 18 años que no mantienen relaciones sexuales habitualmente y tienen reglas poco abundantes.
  • La talla 1 va dirigida a mujeres de 18 a 30 años que no ha tenido hijos con parto vaginal. 
  • La talla 2 es la recomendada para mujeres que hayan tenido hijos con parto vaginal o que son mayores de 30 años. 

COMPRAR

 

4 / 6

Mooncup, una buena opción si has sido mamá

Mooncup, una buena opción si has sido mamá

Esta copa está fabricada con silicona blanda que, según indican los expertos, es más indicada para mujeres con los músculos vaginales más débiles. Al contrario de lo que puede parecer, las copas menstruales duras son más fáciles de usar. Una vez colocadas se abren más fácilmente. Al no ofrecer tanta resistencia, las blandas exigen más práctica, pero también son más respetuosas con tu cuerpo. ¡Necesitarás un poco más de práctica, pero te irán mejor si tu suelo pélvico está más debilitado!

COMPRAR

5 / 6

Mercadona

La copa de Mercadona, la más económica

¿No estás segura de que te vaya a gustar del todo la copa menstrual? La de Deliplus, la marca blanca de Mercadona, es la más barata del mercado. Solo cuesta 9€, así que es una buena alternativa si quieres introducirte en el mundo de la copa sin necesidad de invertir mucho dinero. Hay quien dice que es más rígida que la de otras marcas, pero muchas chicas que la usan aseguran estar encantadas. ¡No tienes mucho que perder!

Está disponible en dos tallas: M y L.

6 / 6

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?