Salud

¿Qué has pillado?

Cómo diferenciar la gripe de un resfriado y consejos para curarte rápido

Toses, estornudas, moqueas... ¿Qué has pillado? Te ayudamos a distinguir si tienes un "gripazo" o no pasa de resfriado. Y, sobre todo, te contamos qué puedes hacer para aliviar los síntomas y recuperarte lo antes posible.

gripe resfriado entrada

Para saber con certeza absoluta si lo que tienes es gripe o un simple catarro hay que hacer un análisis que detecte el virus. Pero no hace falta llegar a ese extremo. Con analizar los síntomas puedes diferenciar la gripe del resfriado y así tomar medidas para poderte curar rápido.

Primera pregunta: ¿Cómo ha empezado?

La gripe es más repentina: ayer te sentías “rara” y hoy estás fatal. En cambio, el resfriado evoluciona más despacio. En general, primero te duele la garganta y acabas con tos.

Muy importante: ¿Tienes fiebre?

El
 virus del resfriado rara vez produce fiebre. En cambio, el de la gripe sí que hace subir la temperatura más allá de los 38o.

¿Dolor de cabeza?

Probablemente sea gripe. Aunque el virus del resfriado también puede producir dolor de cabeza debido a la congestión, el de la gripe provoca una jaqueca más persistente. Descubre aquí que más tipos de dolores de cabeza hay para tomar lo más adecuado en cada caso.

¿No puedes con tu alma?

Síntoma de que tienes gripe. El malestar, el dolor muscular y articular son propios de esta infección. Afecta sobre todo a la espalda y a las extremidades. Suele acompañarse de una debilidad a veces tan extrema que no puedes ni levantar un lápiz.

¿Tienes dolor de garganta?

Es más común en el catarro que en la gripe.

¿Cómo es tu tos: seca, irritativa, de perro?

Es un mecanismo de defensa del organismo que, por lo general, pretende extraer mocos de las vías respiratorias inferiores para expulsarlo fuera. Cuando se tiene la gripe hay una tos seca irritativa, sin moco. En los cuadros catarrales, en cambio, suele ser más ruda o áspera. Cuando es por inflamación de la laringe, la tos es como perruna. Cuando es por catarro, puede ir acompañada de mucosidad también en las vías respiratorias altas.

¿Tienes o has tenido escalofríos y tiritonas?

Los escalofríos y tiritonas son muy habituales y característicos de la gripe, porque no ocurren con los cuadros catarrales ni resfriados. Es posible que cuando aparecen se asocien a los casos más complicados y se relacionen con una mayor viremia.

Tratamiento de la gripe

Con la gripe solo puedes aliviar los síntomas, es decir, solo puedes intentar mejorar tu grado de bienestar mientras dura el proceso. La gripe, la trates o no, dura siempre una semana y hay que estar en reposo, tomar abundantes líquidos y medicamentos para bajar la fiebre si esta es muy alta. El paracetamol es el fármaco que más se usa para bajar la fiebre y mejorar el estado general. El ibuprofeno también es útil y como tiene un efecto antiinflamatorio más intenso, puede ser más adecuado en algunos casos.

¿Qué puedes tomar para aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado?

  • Antiinflamatorios, analgésicos. Alivian la inflamación de garganta, el dolor muscular y de cabeza. También pueden bajar la fiebre.
  • Antitusivos. Se utilizan para aliviar la tos. Los hay contra la tos seca y contra la tos con mucosidad. Se pueden tomar en jarabe o en pastillas.
  • Antihistamínicos. Alivian las molestias de la congestión (ojos hinchados, mocos, estornudos...). Suelen encontrarse en los preparados gripales y catarrales.


Remedios naturales contra el resfriado y la gripe

  • Jengibre. Alivia la tos y las molestias respiratorias. Prepara una taza de agua caliente con miel y un trozo de jengibre fresco rallado, ajo machacado y zumo de limón.
  • Tomillo. Facilita la expulsión de la mucosidad. Tómalo en infusión (una cucharadita por taza).
  • Equinácea. Ayuda
 a mantener altas las defensas. Se puede utilizar para acortar los síntomas de la enfermedad o también como tratamiento preventivo.
gripe resfriado

¿Qué no se debe tomar?

  • Antibióticos. Solo tratan enfermedades causadas por bacterias y tanto el catarro como la gripe son víricos.
  • Descongestionantes. Pueden provocar taquicardias. Si los usas para descongestionar la nariz, que no sea más de 3 días.

¿Cuándo se debe bajar la fiebre?


Es síntoma de que el cuerpo está luchando. Empieza a tratarla si llega pasa de los 39º. Si pasa de los 40º ve a Urgencias. Ten especial cuidado:

  • Si son niños. Si superan los 39º pueden llegar a convulsionar.
  • Hay dolencias crónicas preexistentes. Agrava la diabetes, problemas de corazón
 o insuficiencia renal.
  • En ancianos. Pueden sufrir una alteración del sistema nervioso central.

Empieza a tratar la fiebre si llega a los 39º

¿Cómo se baja la fiebre?

  • Aligera la ropa. Aplica toallas mojadas en agua fría y refresca el ambiente sin corrientes de aire.
  • Antipiréticos. Si la fiebre empieza a ser preocupante y no baja de otra forma, recurre a estos fármacos.

Cuándo ir a Urgencias

Ve a Urgencias siempre que tengas estos síntomas:

  1. No te recuperas y dura más de 2 semanas. La mayoría de las personas se recupera tras dos semanas. Pero si no es 
tu caso, acude al médico. Un resfriado o una gripe pueden complicarse con enfermedades como bronquitis, neumonía, enfermedades del corazón o sepsis, que es una infección muy grave de la sangre.
  2. Deshidratación. La fiebre que acompaña a la gripe puede producir pérdida de líquidos y deshidratación. Si es severa es motivo de urgencia médica, ya que podría causar hasta la muerte. Pellizca la piel de la mano. Si no vuelve a su situación normal rápidamente, es que te estás deshidratando.
  3. Debilidad extrema. Podría ser el 
síndrome de Guillain-Barré. Es una enfermedad autoinmune muy rara que puede venir acompañada del virus de la gripe. Ocurre porque el sistema inmunitario ataca por error al sistema nervioso. Produce una debilidad muscular extrema y podría ocasionar parálisis.

Si han pasado más de 2 semanas desde que empezaron los síntomas acude al médico

Cómo prevenir la gripe y el resfriado

  • Cúbrete la boca. Al toser o estornudar, los virus son expulsados hasta a un metro de distancia. Cubrirse la boca o la nariz, por ejemplo con mascarilla, y lavarse las manos evitará que estos microorganismos campen a sus anchas y se produzca el contagio.
  • Loción desinfectante. Durante los meses de más contagio, ten por costumbre llevar en tu bolso esta loción compuesta de una solución jabonosa y alcohol para desinfectar las manos.
  • Casa sin virus. Los de la gripe o del resfriado pueden sobrevivir 24 horas fuera del organismo. El mando de la tele, las mesas 
o los pomos suelen ser las superficies de mayor riesgo. Lávalos con un desinfectante sin alcohol o toallitas de un solo uso. Los trapos y estropajos de cocina también favorecen la dispersión de gérmenes. Ponlos en agua con lejía.

Actualizado el

Relacionados

Loading...