Salud

dolor insoportable

Cólico nefrítico: no confundas sus síntomas con un dolor de espalda

El 16% de los españoles sufre algún episodio de cólico nefrítico en algún momento de su vida. Identificar los síntomas es importante para no pensar que es un simple dolor de espalda.

Por Berta Cuadrado | Actualizado el 29 de mayo de 2019, 16:08

colico nefritico

Un cólico nefrítico es un episodio de dolor muy intenso provocado por la presencia de piedras o arenilla en los riñones. Estas piedras están hechas de pequeños cristales que se forman a partir de determinadas sustancias que se acumulan en la orina.

Un dolor de espalda casi insoportable es uno de los síntomas más característicos del cólico nefrítico. El dolor que causa suele localizarse en la zona lumbar alta de la espalda, pero puede seguir el trayecto hacia el uréter. Así el dolor puede estar en un costado (donde está la piedra) o en el bajo vientre (en la zona de la vejiga).

  • El dolor del cólico nefrítico ocurre porque el uréter intenta expulsar la piedra haciendo contracciones.

Síntomas del cólico nefrítico

  • Dolor de espalda en oleadas. El dolor de espalda generalmente es continuo y empeora con el movimiento. En el cólico, en cambio, el dolor va a oleadas, con momentos en los que es muy intenso y otros en los que remite. Como una contracción de parto.
  • Dolor en un costado. El dolor se nota en un costado y con el paso de los minutos o las horas puede desplazarse hacia la zona de la ingle y los genitales.
  • El dolor no pasa. Estar tumbada o en movimiento no influye para que el dolor se pase. Es muy común ver a alguien con un cólico nefrítico que no para de moverse y no encuentra una postura que le calme el dolor.
  • Escozor o ardor al orinar. Estas piedras en el riñón, que causan el cólico, pueden provocar escozor o ardor al orinar y ganas constantes de ir al baño. Si la piedra ha erosionado, puede aparecer sangre en la orina.
  • Náuseas y vómitos. Si el dolor es muy intenso es normal que tu cuerpo responda provocando náuseas y vómitos.

Cólico nefrítico: qué hacer

Aplicar calor en la zona dolorida puede ser eficaz para aliviarlo, así como tomar un baño de agua caliente. Los analgésicos también son una buena opción para calmar el dolor.

Aunque en la mayoría de casos la piedra se acaba expulsando espontáneamente por la orina, es recomendable que acudas al médico para que analicen el tipo de piedra que tienes y también prevenir futuros episodios.

Si tu cuerpo no expulsa la piedra, el médico puede valorar extraértela con un catéter a través de la vía urinaria, rompiendo la piedra con ondas de choque (litotricia) para que los trozos puedan ser expulsados por la orina o con cirugía –laparoscopia– si todo lo anterior no funciona.

Cómo prevenir un cólico nefrítico

  1. Bebe 2,5 litros de agua al día. Mejor de mineralización débil.
  2. No abuses del café, té o alcohol porque favorecen la aparición de nuevas piedras.
  3. Mantente en un peso saludable.
  4. Evita las infecciones de orina ya que son, en algunos casos, las “generadoras” de las piedras.
  5. No retengas el pipí. Aguantarse favorece la acumulación de orina y la posible infección.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?