Un ejercicio revelador

Andar hacia atrás: lo último para estar en forma, cuidar las articulaciones y rejuvenecer la mente

Te puede parecer una locura pero… andar hacia atrás tiene muchos beneficios para la salud. No solo contribuye a adelgazar, sino que cuida las articulaciones de las rodillas, el corazón y hasta la memoria. No lo decimos nosotras, lo avala la ciencia. ¿Quieres saber más antes de andar como los cangrejos? Te lo contamos todo sobre este ejercicio tan popular en la China como poco practicado aquí.

Beneficios de andar hacia atrás
Mujer practicando ejercicio - Canva

Actualizado a

A veces pensamos que ya sabemos todo lo que necesitamos sobre hacer ejercicio. Un poco de cardio, abdominales, sentadillas y vuelta a empezar. Pero entonces todo cambia cuando descubrimos que un pequeño cambio en nuestro entrenamiento puede mejorarlo todo y aportarnos un soplo de aire fresco en nuestra rutina deportiva.

En esta ocasión no es nada complicado. No necesitas equipo especial ni acudir a ningún sitio para hacerlo. Es tan simple y sencillo como andar 10 minutos hacia atrás. Aunque parezca increíble, la ciencia ha demostrado que variar la marcha cuando caminamos puede ser muy beneficioso para nuestra salud, mejorando incluso los problemas que podamos tener en las articulaciones.

¿Por qué dice la ciencia que es bueno andar hacia atrás?

Lo de andar hacia atrás no es, en realidad, nada nuevo. Al menos no en el campo de la medicina. Los fisioterapeutas ya utilizaban este ejercicio desde hace años para tratar a personas con problemas en la rodilla y en la cadera. En la tradición china también lleva años practicándose la marcha hacia atrás por sus beneficios para la salud. Pero lo que no se sabía es que no solo es bueno para personas que tengan problemas en las articulaciones. Andar hacia atrás nos beneficia a todos.

  • Ayuda a controlar el peso. La Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la Universidad de Daegu (Corea del Sur) realizó un estudio en el que se comparaban los datos recopilados durante años sobre este ejercicio. En sus conclusiones determinaron que andar hacia atrás podía ayudar a fortalecer la rodilla, la cadera y los músculos de las piernas, además de mejorar la resistencia y la velocidad de la marcha. Esto último apuntaba a que este tipo de entrenamiento podría usarse para controlar el peso y mejorar la forma física en general.
  • Es bueno para el corazón. Hay otras investigaciones que avalan los beneficios de la marcha hacia atrás. Por ejemplo, un estudio publicado en la International Journal of Sports Medicine recabó información de mujeres jóvenes que andaban hacia atrás. Sus conclusiones fueron que este tipo de ejercicio puede mejorar también el sistema cardiorrespiratorio.
  • Fortalece la musculatura de las piernas. Otra investigación publicada en la Journal of Biomechanics, por su parte, demostró que correr hacia atrás provocaba que los músculos de las piernas se fortalecieran más que en la marcha hacia delante. Todo esto apoya que este tipo de entrenamiento puede ser beneficioso para cualquier persona que lo practique.
  • Preserva tus recuerdos. Una investigación publicada en la revista especializada Cognition también destacó que andar hacia atrás podía ayudar a mejorar la memoria.
ventajas de andar hacia atrás
Canva

¿Qué ganas si andas hacia atrás?

A el día de hoy, la ciencia nos ha demostrado que este tipo de ejercicio puede aportarnos los siguientes beneficios:

  • Tienes un menor impacto en las articulaciones. Esta es la razón por la que se usa la marcha hacia atrás para tratar problemas de rodilla. Te permite fortalecer la articulación y los músculos de la zona sin sufrir daños ni pasar dolor.
  • Mejoras la forma en la que caminas. Los estudios mencionados demostraron que andar hacia atrás hace que demos pasos más cortos y más rápidos, lo que hace que mejore la resistencia de nuestras piernas. En definitiva, nos ayuda a caminar mejor incluso cuando lo hacemos hacia delante.
  • Ayudas a tener mejor equilibrio. Otro de los beneficios de andar hacia atrás que ha quedado comprobado es que ayuda a mejorar el equilibrio y la conciencia de tu propio cuerpo. Así que aunque pueda parecer extraño, andar hacia atrás puede ayudarte a caerte menos.
  • Quemas más calorías. Andar hacia atrás es un ejercicio cardiorrespiratorio que implica mover una gran cantidad de músculos, especialmente los de las piernas, que son los más grandes del cuerpo. Por ello, mientras lo practicas estás quemando calorías, por lo que puede ayudar a perder peso.
  • Fortaleces las piernas. Al andar hacia atrás se fortalecen los músculos de las piernas y, en especial, los cuádriceps. Esto también ayuda a adelgazar, porque a mayor musculatura, más calorías se queman también en reposo.
  • Mejoras la aptitud cardiorrespiratoria. Al alternar la marcha hacia delante y hacia atrás, fuerzas a tu cuerpo a cambiar de ritmo, lo que nos ayuda a fortalecer el corazón y a mejorar la respiración.
  • No te aburres al entrenar. Repetir los mismos ejercicios una y otra vez es aburrido, y puede hacer que nos desmotivemos y dejemos de entrenar. Por eso andar hacia atrás puede ser muy beneficioso. Es un movimiento nuevo, algo distinto en tu rutina, que hará que hacer deporte todos los días sea más divertido.
  • Sales de tu zona de confort. Cuando pruebes a hacerlo por primera vez descubrirás a que nos referimos. Andar hacia atrás no es tan sencillo como suena. Hay que practicar hasta conseguir una técnica que nos permita ir aumentando la velocidad. ¡Todo un desafío para salir de la zona de confort!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?