ay, la primavera

Cómo combatir la alergia al polen de manera efectiva

Con el buen tiempo aparece la incómoda alergia al polen. Repasamos sus síntomas y vemos cómo podemos tratarla y aliviarla.

Actualizado a

Escrito por:

Berta Cuadrado

Actualizado a

1 / 15

Llega la alergia al polen🌷

Qué ganas del buen tiempo, ¿verdad? La llegada de la primavera es todo alegría si no fuera porque también llegan las dichosas alergias. La alergia al polen, en concreto, afecta a unos 4 millones de españoles. Su máximo apogeo se produce desde abril a julio

1 / 15

Síntomas de la alergia al polen

Estornudos, moqueo, congestión nasal… Muchas veces los síntomas de la alergia al polen son idénticos a los de un resfriado. Pero hay claves que te ayudarán a distinguirlos. Normalmente, la alergia va acompañada de picor en ojos y nunca provoca fiebre, ni dolor corporal.

2 / 15

Niveles de polen

La mitad de los alérgicos lo son a las gramíneas, que es una familia de plantas entre las que destacan el trigo, maíz, cebada, dátilo o centeno. El 33% de los pacientes son alérgicos a algunos árboles como el famoso platanero, ciprés, castaño, roble, abedul, abeto o pino. También hay alérgicos al polen de herbáceas: ambrosía, artemisa o parietaria.

Puedes comprobar los niveles de polen de tu ciudad aquí.

3 / 15

Diagnóstico de alergia al polen

Si sospechas que tienes alergia al polen, lo primero es que un médico te diagnostique. Lo hará con una exploración física o con un test cutáneo. Este test, llamado prick-test, consiste en reproducir la reacción alérgica a muy pequeña escala poniendo una gota del alérgeno y viendo si hace reacción.

4 / 15

Cómo aliviar la alergia al polen

El médico puede recomendarte tratar la alergia con una vacuna, que consigue curarla en un 85% de los casos o simplemente remedios para aliviar los síntomas, como los antihistamínicos, colirios o sprays nasales.

5 / 15

Remedios caseros para la alergia al polen

La mejor manera de combatir los síntomas de la alergia al polen es reducir la exposición al propio polen. Te explicamos las medidas más efectivas y te proponemos algún tratamiento natural para aliviar los síntomas.

6 / 15

Mejor indoor

Evita los paseos largos al aire libre o hacer deporte en el exterior. Los meses de máximo apogeo (abril - julio) mejor ve al gym que a correr al parque. La contaminación no ayuda porque fomenta todavía más la potencia del polen.

7 / 15

Lo comes, cuenta

Los alimentos ricos en vitamina A, B, C y E y en ácidos grasos como el omega 3 (endibias, espinacas, plátano, naranjas, cereales y pescados –salmón o el jurel–) ayudan a combatir los síntomas de la alergia.

8 / 15

Cuida tus ojos

Si utilizas lentillas, mejor opta por llevar gafas los días que notes más la alergia.

9 / 15

Ropa libre de polen

Seca la ropa dentro de casa o en la secadora. Así evitarás que se llene de polen.

10 / 15

Humedad al 40%

Mantén la humedad de tu casa sobre el 40%, un humidificador puede ayudarte. Es importante que sea también purificador de aire con filtro de carbón activo.

11 / 15

Remedio natural

Si te pica mucho la nariz, trocea una cebolla y ponla en tu mesita de noche para dormir. Sus componentes azufrados ayudan a suavizar nariz y garganta.

12 / 15

Nariz libre de polen

Los pelitos de la nariz son una barrera que impide que entren polen (y bacterias…), pero si no la lavamos, se sobrecargará y acabarán por entrar. Mejor mantener “el filtro” limpio. Por eso va muy bien hacer lavados nasales frecuentes con suero o con agua templada con sal.

13 / 15

Casa limpia

Cierra las ventanas después de ventilar para evitar que el polen del exterior circule alegremente por tu casa.

14 / 15

Y tu ropa también

Cuando llegues a casa, cámbiate de ropa ya que el polen se queda adherido en las prendas.

15 / 15

alergia al polen portada

Picor nasal, lagrimeo, estornudos, problemas respiratorios… La alergia al polen afecta a unos 4 millones de españoles. La polinización de la mayoría de las plantas se da en primavera y verano, por eso el pico de alergia al polen se da entre abril y julio.

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, las alergias aumentan un 2% cada año. Una de las causas puede ser el cambio climático, que hace que los periodos de polinización se alarguen.

Si vives en una ciudad, tienes más riesgo de sufrir alergia a los pólenes porque la contaminación producida por el tráfico hace que las plantas se “estresen” y generen un polen más agresivo.

Niveles de polen

Los peores días son los secos y soleados, ya que hay una mayor concentración de polen. Y es peor aún si sopla el viento porque el alérgeno entra más fácilmente en los ojos, la nariz o la boca. Por el contrario, justo cuando acaba de llover la concentración de polen es menor. Puedes comprobar los niveles de polen en tu ciudad aquí.

A qué eres alérgica si tienes alergia al polen

  • Árboles. El 33% de los pacientes son alérgicos al polen de los árboles. Hay 6 familias de árboles que causan alergias: betuláceas (abedul, avellano), cupresáceas (ciprés, enebro), fagáceas (castaño, roble), oleáceas (olivo, fresno), pináceas (abeto, pino) platanáceas (platanero). Periodo: de enero a junio.
  • Gramíneas. El 52% de los pacientes son alérgicos al polen de las gramíneas. Hay 2 familias principales de gramíneas que causan alergia: cereales (trigo, maíz, cebada) y gramíneas por pasto (dátilo, hierba timotea, centeno). Periodo: de abril a septiembre.
  • Herbáceas. El 27% de los pacientes son alérgicos al polen de las herbáceas. Hay 3 familias de herbáceas que causan alergia: ambrosía, artemisa y parietaria y quinoas. Periodo: todo el año.

Síntomas de la alergia al polen

  • Picor nasal
  • Picor de garganta
  • Picor de paladar
  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Lagrimeo
  • Mocos
  • Sensación de arenilla en los ojos

Diagnóstico y tratamiento

Un alergólogo te examinará los órganos más afectados por la alergia (piel, nariz, ojos, pulmones, etc.) para ver las repercusiones de la alergia.

También es posible que te haga una prueba cutánea, el prick-test. Consiste en reproducir la reacción alérgica a muy pequeña escala poniendo una gota del alérgeno (polen, veneno de abeja, ácaro) y haciendo una pequeña punción en el centro de la gota para ver cómo reacciona nuestra piel. Si parece que nos haya picado un mosquito, es alergia.

Muchos alérgicos que sufren síntomas leves no acuden al médico, lo que es poco aconsejable ya que esas en principio pequeñas molestias pueden ir a más (al tercer año de aparición de la alergia los síntomas suelen intensificarse) y derivar en problemas más graves como dificultad respiratoria o asma. De hecho, se calcula que los alérgicos al polen tienen el triple de riesgo de enfermar de asma que los no alérgicos.

Vacuna contra la alergia

La vacuna o inmunoterapia con alérgenos es la única terapia efectiva contra la alergia. En un 85% de los casos logran curarlas. Para conseguirlo se administra, de forma controlada y en pequeñas dosis, un extracto de aquellos alérgenos que provocan reacción, de tal forma que el organismo cree anticuerpos específicos que bloqueen la respuesta que se produce al estar expuesto a lo que causa alergia.

Pastillas de la alergia

Los antihistamínicos así como otros medicamentos como colirios, sprays nasales, etc., se recetan para aliviar los síntomas que provoca la alergia, pero solo la vacuna puede impedir que se desencadenen.

Cómo aliviar la alergia al polen

alergia al polen infografía

La mejor manera de combatir los síntomas de la alergia al polen es reducir la exposición al propio polen. Te explicamos las medidas más efectivas y te proponemos algún tratamiento natural para aliviar los síntomas.

  • No hagas deporte al aire libre. Evita los paseos largos al aire libre o hacer deporte en el exterior. Los meses de máximo apogeo (abril - julio) mejor ve al gym que a correr al parque. La contaminación no ayuda porque fomenta todavía más la potencia del polen.
  • Alimentación antialergia. Los alimentos ricos en vitamina A, B, C y E y en ácidos grasos como el omega 3 (endibias, espinacas, plátano, naranjas, cereales y pescados (salmón o el jurel) ayudan a combatir los síntomas de la alergia.
  • Gafas, no lentillas. Si utilizas lentillas, mejor opta por llevar gafas los días que notes más la alergia.
  • No tiendas fuera. Seca la ropa dentro de casa o en la secadora. Así evitarás que se llene de polen.
  • Ambiente adecuado. Mantén la humedad de tu casa sobre el 40%, un humidificador puede ayudarte.
  • Limpia el aire. También es muy útil tener un purificador de aire con filtro de carbón activo.
  • Cebolla para respirar. Si te pica mucho la nariz, trocea una cebolla y ponla en tu mesita de noche para dormir. Sus componentes azufrados ayudan a suavizar nariz y garganta.
  • Lavados nasales. Limpia tu nariz frecuentemente con suero o con agua templada con sal para tener el "filtro nasal" libre de polen.
  • Ventila solo un rato. Cierra las ventanas después de ventilar para que no entre demasiado polen en tu casa.
  • Ropa de casa. Cuando llegues a casa, cámbiate de ropa ya que el polen se queda adherido en las prendas.

Artículo asesorado por:

  • Dr. Francisco Feo, Coordinador del Comité de Aerobiología de la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica).
  • Pedro Ojeda, Coordinador de Comunicación de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.
  • Carmen Vidal, Jefa del Servicio de Alergia del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela.
  • Pilar Cots, Alergóloga del Centro Médico Núñez Balboa de Madrid.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?