¡a examen!

¿Beber agua con limón adelgaza o cura el resfriado? Lo que dice la ciencia

¿Beber un vaso de agua tibia con unas gotitas de limón previene los resfriados? ¿Nos ayuda a adelgazar? Esto es lo que dicen los expertos al respecto.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

agua con limón

¿Cuántas veces has escuchado que beber un vaso de agua templada con limón en ayunas puede prevenir los resfriados? ¿Y que ayuda a adelgazar? A esta bebida se le atribuyen un montón de beneficios para nuestra salud: antioxidantes, depurativos, adelgazantes… ¡incluso curativos! Hay quien incluso se ha atrevido a afirmar que puede prevenir determinados tipos de cáncer.

¿Qué fiabilidad hay en todo esto? Buena pregunta… Hay mucha controversia al respecto. Mientras algunos profesionales apuntan que este hábito tiene incontables beneficios para la salud, otros expertos echan por tierra estas versiones, ya que parece ser que la ciencia no las ha corroborado hasta la fecha.

Según explica en su blog Marián García (Boticaria García), “no existe evidencia científica de que depure, aumente las defensas o prevenga enfermedad alguna". La Doctora en Farmacia y graduada en Nutrición Humana y Dietética añade: "el limón aporta vitaminas, minerales y antioxidantes y tiene muchas propiedades similares a las de otras frutas y verduras. De ahí a decir que ofrece todos estos beneficios hay un gran trecho”.

No obstante, tomarte un vaso de agua con unas gotitas de limón (no necesariamente por la mañana, sino a cualquier hora del día y a la temperatura que sea) no le va a hacer mal a tu cuerpo y tiene algunas ventajas. Te hidratará, te ayudará a combatir la retención de líquidos y te aportará algo de vitamina C. Si te gusta el sabor y te ayuda a consumir más agua… ¡Adelante! No dejes de hacerlo. Pero no pienses que es la panacea.

Beneficios reales de beber agua con limón

El agua es un elemento fundamental para el correcto funcionamiento del organismo. Los expertos recomiendan beber entre 1 litro y medio y 2 litros de agua para un óptimo funcionamiento del organismo. Añadirle unas gotitas de limón no cambiará sus propiedades en exceso, pero es posible que te haga más sencillo consumir dichas cantidades. Modificará su sabor y quizá haga que la bebida resulte más refrescante, pero poco más.

  • Hidrata. Puesto que la mayor parte del agua con limón es eso, agua, tomar esta mezcla nada más levantarte te ayudará a arrancar el día con unos óptimos niveles de hidratación. Hacerlo con unas gotitas de limón no lo hará “más hidratante”, pero hay quien prefiere añadirlas por el sabor.
  • Reduce la retención de líquidos. Si eres de las que tiende a retener líquidos, te vendrá bien arrancar el día con un buen vaso de agua, independientemente de que lleve o no unas gotas de limón. El agua es diurética y te ayudará a eliminar los líquidos que te sobran.
  • Combate el estreñimiento. Con el estreñimiento ocurre lo mismo que con los puntos anteriores. Beber suficiente agua te ayudará a mejorar tu tránsito intestinal, especialmente si la tomas templada o caliente, ya que puede generar espasmos intestinales. No obstante, aunque hay personas a las que la acidez del limón les ayuda a ir al baño, lo cierto es que el efecto laxante de esta bebida es independiente a que se añada o no unas gotas de limón.
  • Aporta vitamina C. Que el limón contiene vitamina C no es ninguna novedad, aunque te sorprenderá saber que está muy lejos de ser el alimento más rico en este nutriente. Añadir un poco de zumo de limón al agua hará que tu cuerpo reciba esta vitamina, pero sé realista, la dosis será muy pequeña. Si lo que quieres es aumentar la ingesta de esta sustancia, te interesa hacer un repaso por los alimentos que más vitamina C contienen.

Mitos sobre el agua con limón en ayunas

  • No alcaliniza. Los expertos aseguran que no necesitamos el limón para regular el PH de nuestro cuerpo. Nuestro organismo ya tiene sus propios mecanismos para mantenerlo estable.
  • No depura ni detoxifica. Es demasiado osado afirmar que un vaso de agua con limón elimina las toxinas del organismo y lo depura. Hay determinados órganos (riñones, hígado, pulmones, piel…) que se encargan de cumplir esa misión. Beber un vaso de aguas en ayunas no los hace trabajar de forma más rápida ni eficaz. Ya lo hacen bien por sí solos.
  • No ayuda a adelgazar. Beber agua antes y durante las comidas tiene efecto saciante, pero es muy exagerado atribuirle propiedades adelgazantes a un vaso de agua con limón en ayunas. Quizás te quite un poco el hambre antes de desayunar, pero no conseguirá activar tu metabolismo ni que los kilos se vayan como por arte de magia. Como explica @boticariagarcia, no existe ninguna evidencia científica de que el agua con limón funda o disuelva la grasa. “Si alguien quiere "desengrasarse", lo que debe hacer es comer de forma saludable y practicar ejercicio físico”.
  • No previene resfriados. Contrariamente a lo que mucha gente piensa, la vitamina C no aumenta nuestras defensas ni previene los resfriados. Y mucho menos lo hace tomar un vaso de agua con apenas unas gotas de limón. Diferentes estudios con base científica han demostrado que la vitamina C puede acortar la duración del resfriado, pero no reduce las posibilidades de cogerlos.
  • No es un remedio contra el cáncer. Esta afirmación es un auténtico disparate sin ningún tipo de fundamento. La Asociación Española Contra el Cáncer lo dice bien claro: “No existe ningún alimento ni combinación de alimentos que cure el cáncer”. Para luchar contra esta o cualquier otra enfermedad, hay que ponerse en manos de un especialista y seguir los tratamientos pautados. Ni la cura de vitamina C ni la dieta alcalina previenen ni curan el cáncer. No existe ninguna evidencia científica al respecto. Está claro que llevar una dieta saludable nos coloca en el mejor de los escenarios, pero lamentablemente no es una garantía de no padecer enfermedades.

¡Cuidado! El agua con limón puede deteriorar tus dientes

Hay algo de lo que sí existen evidencias científicas: abusar del limón puede ser muy perjudicial para la dentadura. El limón es un alimento muy ácido y produce erosión en el esmalte dental y desgaste del diente. Si vas a consumir agua templada con limón sigue el consejo de los expertos: bébela con pajita para que no toque el esmalte dental y lávate los dientes inmediatamente después.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?