Psicología

se puede

Cómo combatir los pensamientos negativos que nos amargan la vida

Los pensamientos tóxicos generan emociones y sensaciones negativas, por eso es importante identificarlos, aprender técnicas para lidiar con ellos y, sobre todo, saber que no nos definen.

Por Laura Pérez Llorca | 16 de agosto de 2019, 07:00

pensamientos negativos

Muchos de los pensamientos que tenemos al día son negativos y eso produce un efecto muy perjudicial en nuestras emociones y bienestar mental. Un simple ejercicio para demostrarlo. Rescata de tu memoria un recuerdo negativo y reprodúcelo varias veces. ¿A que te sientes mal? Ahora, rememora un episodio feliz y verás cómo una sonrisa acaba apareciendo en tu cara.

¿Con qué pensamiento negativo te identificas?

  • Te menosprecias. "Soy una inútil".
  • La eterna culpable. "Mi madre está enfadada, seguro que es por mí".
  • Lees el pensamiento. "Mi jefe –o pareja o...– cree que lo hago todo mal".
  • Adivinas el futuro. "Seguro que va a salir mal".
  • Siempre generalizas. "Mi pareja ha roto conmigo, nadie nunca me querrá".
  • Te falta autoestima. "Esta receta me sale bastante bien, pero es muy fácil".
  • La reina del drama. "Hoy es el peor día de mi vida, no lo puedo soportar".
  • Exigencia desmesurada. "Me encuentro fatal, pero tengo que ir a trabajar".
  • Sin ver nada positivo. "He fracasado".

Pensamientos negativos: técnicas para combatirlos

La psicóloga Ciara Molina, autora del libro Emociones expresadas, emociones superadas, nos ha explicado algunas de las técnicas que podemos utilizar para bloquear los pensamientos tóxicos en cuanto aparezcan por nuestra mente. Basta con que te quedes con un par y que intentes ponerlas en práctica la próxima vez que la negatividad llame a tu puerta.

1. Bloquea el pensamiento

La psicóloga Ciara Molina propone un ejercicio que entrena nuestra mente para bloquear los pensamientos tóxicos. Cuando estés pensando en algo que te produzca ansiedad o tristeza y la emoción negativa empiece a apoderarse de ti, mira arriba hacia la izquierda, sin mover la cabeza, como si alzases la vista. ¿Qué ha pasado? Seguramente habrás olvidado el pensamiento negativo porque el simple movimiento ocular favorece el cambio emocional y libera así la ansiedad.

2. Proyecta relativizando

Imagina que estás en pleno bucle de pensamientos negativos. Por ejemplo, estás reproduciendo una y otra vez un pequeño malentendido verbal con una amiga que tuviste hace un par de días. Ahora plantéate, ¿cuánto te importará este tema en 5 días? ¿Y en 5 meses? ¿Y en 5 años? ¿Te acordarás siquiera? Ahí lo tienes.

3. Busca una distracción

No por sencilla esta técnica deja de ser eficaz para combatir los pensamientos tóxicos o negativos. ¿Qué te distrae y te hace desconectar? Leer tu web favorita, jugar a algo en el móvil o limarte las uñas... Todo vale. Incluso podrías crear un álbum en tu móvil con fotos de momentos que te hagan feliz: tu familia, mascotas, vacaciones... Cuando la negatividad llame a tu puerta, ¡mira tu particular oasis de felicidad!

4. Practica la gratitud

Te puede sonar cursi, pero frecuentemente olvidamos todo lo bueno que nos pasa. Una manera de ejercitar el pensamiento positivo es, al final del día, reconocer tres cosas buenas que te hayan pasado. Puedes anotarlas diariamente en un cuaderno.

5. Respiración consciente

La psicóloga Ciara Molina plantea otra técnica: la respiración consciente. Siéntate recta pero cómoda. Elige un punto de tu cuerpo, por ejemplo, el lóbulo de una oreja. Durante 10 minutos, centra tu atención allí, fijándote en las veces en las que inhalas y exhalas. Cuando centras tu atención tan profundamente, bloqueas cualquier pensamiento negativo que pueda aparecer por tu mente.

6. Cuéntaselo a alguien

Si la espiral de pensamiento negativo se te está yendo de las manos, cuéntaselo a una amiga de confianza. Verás cómo te ayuda a relativizar y no lo acabas viendo tan importante.

7. ¿Conoces el mindfulness?

Las técnicas de atención plena, también conocidas como mindfulness, ayudan a manejar los pensamientos tóxicos. Cuando llegue uno, obsérvalo durante unos segundos y luego intenta dejarlo ir. Aquí tienes 15 ejercicios de mindfulness súper fáciles de hacer.

8. Tómate un té, ¡ayuda!

Tu ritual. Concentrarte en una actividad sencilla y mecánica puede ayudar a desconectar durante unos minutos y llenarte de bienestar. También puedes pintar un pequeño mandala o escuchar una canción que te ponga de buen humor.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?