Psicología

es maltrato

¿Te están haciendo luz de gas en tu relación?

Hay una forma de abuso psicológico poco conocida que se llama gaslighting o luz de gas, pero que se produce de manera más habitual de lo que pensamos en relaciones de pareja, familia o amigos. Te ayudamos a detectarlo.

Por Laura Pérez Llorca | Actualizado el 08 de noviembre de 2018, 10:58

luz de gas gaslightning abuso emocional4. Es abuso psicológico

Es abuso psicológico

¿Has sentido que en una relación te decían demasiadas veces: “estás loco/a”, “eso no ha pasado” o “siempre exageras”? Quizás estás siendo víctima de gaslighting o luz de gas.

Fotograma de Juego de tronos

1 / 8

luz de gas gaslightning abuso emocional7. ¿Qué es que te hagan luz de gas?

¿Qué es que te hagan luz de gas?

Es una forma de abuso psicológico que se basa en hacer dudar a la víctima de sus sentidos, su razón, su memoria, su percepción y hasta de su cordura, explica la psicóloga Ciara Molina, autora del libro Emociones expresadas, emociones superadas.

Fotograma de Un tranvía llamado deseo

2 / 8

luz de gas gaslightning abuso emocional. ¿Dónde se da?

¿Dónde se da?

Lo más habitual es que aparezca en relaciones donde hay un fuerte vínculo emocional: familia, pareja o amigos cercanos. Hay una serie de señales de alerta que debes conocer para detectar si estás siendo víctima del gaslighting o luz de gas.

Fotograma de El cisne negro

3 / 8

luz de gas gaslightning abuso emocional2. “Eso no ha pasado”

“Eso no ha pasado”

El acosador o acosadora manipula la realidad con el objetivo de volver loca a la víctima. Por ejemplo: negar que ha existido una conversación o recordar una situación de manera muy diferente a cómo se ha producido.

Fotograma de Blue valentine

 

4 / 8

luz de gas gaslightning abuso emocional8. “Es que tú no te das cuenta”

“Es que tú no te das cuenta”

Esto se da cuando hacen creer a la víctima que sus sentidos la engañan o no le dejan ver la realidad tal y como es. Por ejemplo: el acosador/a intenta convencer de que un amigo ha dicho algo con doble intención, o de que la víctima no se da cuenta de la maldad de alguien…

Fotograma de Último tango en París

5 / 8

luz de gas gaslightning abuso emocional5. "Tus amigos te critican"

"Tus amigos te critican"

El acosador/a quiere tener el máximo control de la vida de la víctima, así que tratará, poco a poco y sin que se dé cuenta, de limitar o anular su vida social. ¿Las herramientas? Hacer creer que no la aceptan o que la juzgan. Entonces consigue que la víctima solo confíe en él o ella.

Fotograma de Monster's ball

 

6 / 8

luz de gas gaslightning abuso emocional6. "No estás bien de la cabeza"

"No estás bien de la cabeza"

Todos estos comportamiento acaban por minar la autoestima de la víctima y llega a dudar de su propia cordura. Es habitual que el acosador/a aproveche las crisis para decir que se ha vuelto loco/a.

Fotograma de Te doy mis ojos

7 / 8

luz de gas gaslightning abuso emocional3. Es muy sutil

Es muy sutil

Como ves, las señales de alerta están basadas en matices, por eso es difícil detectar si estás siendo sometida a este tipo de abuso psicológico y, por tanto, demostrarlo legalmente. Lo más habitual es que la víctima acabe presentando un cuadro de ansiedad, depresión, crisis de angustia o trastornos obsesivos. Sigue leyendo el texto de a continuación para saber cómo abordar esta situación.

Fotograma de Closer

8 / 8

Existe una forma de abuso psicológico poco conocida que se llama gaslighting o hacer luz de gas. El nombre es raro, pero verás que no es tan poco frecuente como podría parecer. Consiste en que el acosador/a trata de manipular a la víctima haciéndola dudar de su percepción, de su memoria e incluso de su cordura. Se produce en relaciones muy cercanas como la de pareja, familia o amigos íntimos.

El acosador/a es plenamente consciente de lo que hace, su objetivo es anular a la otra persona, por lo que una relación jamás debe continuar bajo estos términos. Este abuso va mucho más allá de una relación tóxica, en las que a veces, no hay intención de hacer daño, sino inseguridades mal conducidas. Es importante que quede claro: si te hacen luz de gas o gaslighting quieren hacerte daño y no te respetan. Hay que intervenir de alguna manera.

¿Qué puedo hacer si soy víctima de gaslighting o luz de gas?

El primer paso es darse cuenta y compartirlo con alguien. Puede ayudar poner por escrito todo lo que te dicen o te hacen para así luego poder contarlo sin dudar. También es útil escribir una historia desde el principio de la relación, para tener claro el relato. Es habitual que el entorno trate de restar importancia a lo que sucede, e intentar explicarlo todo de golpe puede resultar lioso.

Si estás siendo víctima de esta forma de abuso, te recomendamos que acudas a un profesional, pero estas serían unas pautas rápidas de actuación:

  1. Explica lo que te pasa a familiares o amigos de confianza para que te ayuden a ver que no te estás volviendo loco/a.
  2. Pon distancia entre el acosador/a y tú. De esta manera podrás tomar consciencia de lo que está pasando y verbalizarlo.
  3. Trabaja tu empoderamiento y autoestima para poder llegar a desvincularte del acosador/a.

Artículo asesorado por Ciara Molina, psicóloga y autora del libro Emociones expresadas, emociones superadas.

Foto de portada: Big Little Lies

Relacionados

También te interesa

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?