covid-19 y emociones

Estoy triste, ¿qué hago? Ideas avaladas por la ciencia que te subirán el ánimo

¿Qué podemos hacer para combatir la tristeza? Psicólogos y expertos nos explican cómo aumentar los niveles de felicidad en un año tan complicado como este.

Actualizado a

Escrito por:

Laura Pérez Llorca

Actualizado a

estoy triste que hago
Getty

Está siendo un año complicado, por decirlo suavemente. Enfermos, fallecidos, miedo al contagio, economía en crisis... Además, las reuniones sociales están cada vez más limitadas y es posible que lleves tiempo sin ver a gente que quieres. Y se acerca la Navidad, unas fechas especiales que parece que no vamos a poder vivir como siempre. Es normal que nuestros niveles de felicidad y alegría no estén en su mejor momento. Así que puede ser que estés triste, alicaída, con ansiedad..., no por nada en concreto, sino un poco por todo. ¿Te sientes así?

¿Estás triste?

Sabemos que parece fácil decirlo y difícil de realizar, pero es posible trabajar nuestros pensamientos y conductas para aliviar un poco la tristeza y sentirnos un poco mejor. Los expertos lo tienen claro: la felicidad se practica y estas son sus claves para lograrlo.

Hábitos y actividades para combatir la tristeza

  • Haz solo lo que quieras hacer

Coinciden los psicólogos en que si priorizamos las necesidades de los demás en vez de las nuestras es imposible ser felices. El psicólogo Tomás Navarro, autor de Yo soy así (Ed. Zenith), lo tiene claro: “Es esencial no hacer cosas que no tengan un sentido para nosotros. Vivimos la vida que otros han diseñado para nosotros”.

  • Contacto con la naturaleza

Estar en contacto con la naturaleza nos calma y nos hace conectar con nosotras mismas alejando la tristeza. Los japoneses lo saben y por eso llevan años practicando lo que se llama “baños de bosque”. Significa sumergirse en el ambiente del bosque y absorber todo lo que nos puede aportar a través de los sentidos. Puedes pasear por un parque que tengas cerca de casa.

  • Practica deporte

El deporte reconforta, mejora el humor y aumenta la energía. Se trata de que encuentres qué es lo que te gusta hacer: andar, correr, bailar, deportes de equipo… Hay para todos los gustos. El objetivo es practicar ejercicio 30-40 minutos unas cuatro veces a la semana.

  • Duerme bien y suficiente

No dormir aumenta el cortisol, la hormona del estrés, y cuanto más estrés sufres, más riesgo tienes de sufrir depresión. Lo recomendable es dormir unas 7 horas cada día. Si estás experimentando problemas para dormir, cambia tus hábitos –ve a dormir cada día a la misma hora; el café, solo por la mañana; cena pronto y ligero; deja el móvil, lee–. Y si aun así no mejoras, consulta a tu médico.

  • Apaga el móvil de vez en cuando

Estar permanentemente conectadas nos hace desconectar de lo que importa. La Royal Society of Public Health realizó un estudio en el que se reveló que las redes sociales son más adictivas que los cigarrillos y el alcohol. El uso intensivo de redes sociales entre adolescentes está vinculado a la ansiedad, depresión y baja autoestima. Bien usadas tienen beneficios, pero no pueden ser el centro de tu vida.​

estoy triste que hago chica mujer leyendo libro
  • Agradece lo que tienes

Los expertos en psicología positiva señalan la gratitud como una de las herramientas más potentes para ser más felices. Aquí tienes una manera sencilla de practicarla. Una vez al mes escribe una carta a alguien que se haya portado bien contigo y envíasela. Enviar un email o llamar por teléfono también sirve.

  • Practica mindfulness

El mindfulness o atención plena consiste en vivir el momento presente sin que la mente esté perdida en otras cosas. Antonio Gallego, experto en mindfulness y colaborador de la app de meditación Petit Bambou, cree que, dadas las circunstancias, el mindfulness es una de las prácticas más beneficiosas para el cuerpo y la mente que se pueden hacer ahora mismo. “Nos ayudará a mantener el equilibrio sin dejarnos arrastrar por la angustia o el miedo al futuro”, añade Mónica Esgueva, coach y una de las expertas en mindfulness más reconocidas internacionalmente.

¿Cómo hacerlo? Elige un momento cotidiano (hacer el café o regar las plantas) y pon los 5 sentidos: ¿cómo huele?, ¿qué escuchas?, ¿qué sientes?

  • Lleva un diario de tus emociones

Escribe diariamente qué emociones has sentido ese día, tanto las positivas como las negativas. Escribir ayuda a ordenar los pensamientos y tiene una función catártica. Una vez a la semana lee todo lo que has escrito y haz balance.

  • Crea una playlist

Elige la banda sonora de tu vida. ¿Qué canciones evocan buenos momentos? Cuando estés de bajón, escúchala. Te animarás rápido.

  • Monta un álbum de fotos

No dejes que tus fotos se pierdan en el móvil. Imprime un álbum al año –o más, si quieres– con los mejores momentos que has vivido con los que quieres.

Y recuerda que si nada de esto te ayuda y la tristeza persiste, puedes pedir ayuda a un psicólogo, por ejemplo. Ir a terapia es un regalo que hacemos a nuestra mente y no pasa nada por reconocerlo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?