Psicología

¡lo que faltaba!

Edadismo: cuando cumplir años está mal visto

En nuestra sociedad envejecer parece un pecado. La edad se ha convertido en otra forma de marginar y de menospreciar al resto y a nosotras mismas. Tanto es así que ya tiene hasta nombre: edadismo.

Por Laura Pérez Llorca 10 de octubre de 2019, 07:00

A ese runrún en nuestras cabezas que nos recuerda todo lo que tenemos por hacer, la culpa por todo aquello a lo que no hemos llegado o la autoexigencia de estar perfectas... se le une otra pesada carga que aumenta a medida que pasan los años: la propia edad. Lo que faltaba. Si con todo esto ya es difícil ser mujer, encima tenemos que ser siempre jóvenes. Se acabó. Ser joven no garantiza la felicidad, ser mayor no significa estar obsoleta, inactiva y triste. Vamos a cambiar esta película juntas. Vamos a vencer al edadismo.

edadismo

Edadismo: ¿Has dicho o hecho alguna de estas cosas?

  • Mentir sobre tu edad.
  • "Pero cómo lleva esa falda, si es muy mayor".
  • Ir con tus padres al médico, por si no se enteran.
  • Sentir reparo o burlarte de dos personas mayores que tú que se están besando.
  • "Esta mujer debió de ser muy guapa de joven".
  • No llevar gafas de cerca aunque las necesites...

Lo de edadismo no te suena, pero no es nuevo...

Se llama edadismo, está reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no es más que otra forma de discriminar a los demás pero por motivos de edad. Y sí, suena raro, porque estamos muy habituadas a otras formas de discriminación, como el racismo, pero no a esta, pese a que está muy presente y nos afecta a todos. Afecta a nuestra autopercepción, al valor que nos damos a nosotras mismas, a nuestra forma de actuar, vestir, a cómo nos relacionamos con los demás e incluso a nuestro trabajo. Y si no, mira este dato: cerca de un 30% de las personas de más de 45 años ha sufrido discriminación por su edad, según el Instituto Nacional de Estadística.

Y eso que cumplir años tendría que ser, a priori, motivo de alegría y celebración, y más aún cuando la alternativa es morir... Está claro que envejecer tiene sus desventajas, sobre todo físicas, pero hasta eso se puede corregir si llevamos un estilo de vida saludable. Sin embargo, explica Carl Honoré, autor del libro Elogio de la experiencia (RBA Libros), el mayor inconveniente es “lidiar con nuestra visión tóxica del envejecimiento”.

El edadismo tiene muchas formas

Aunque el edadismo es más común en mayores de 60 años, en realidad afecta a personas de todas las edades. Una de sus consecuencias más graves la encontramos en el ámbito laboral. ¿Quién no conoce a alguien al que han echado de su trabajo con más de 40 y ha tenido problemas para encontrar un nuevo empleo? No obstante, muchas de las manifestaciones del edadismo son sutiles. Decimos de mujeres de más de 30 años que se les va a pasar el arroz, nos regalan tarjetas de cumpleaños que dicen “¡Horror, cumples 40!”, comentamos de alguien de más de 70 que “todavía” va al gimnasio o “todavía” conduce, hablamos a nuestros mayores con el mismo tono que empleamos con niños de guardería y los excluimos de conversaciones.

Cómo evitar el edadismo ahora y en el futuro

Elogiando la experiencia, como bien dice Carl Honoré en su libro. Dándole a la gente con edad el lugar que se merece en nuestra sociedad, convirtiéndolos en maestros. Teresa Baró, experta en comunicación y autora del libro Inteligencia no verbal (Paidós), explica que una de las causas del edadismo es el poco contacto que hay entre las distintas generaciones. Es necesario valorar a las personas por lo que aportan y no solo por su edad. En el trabajo, Teresa apuesta por fomentar políticas de transmisión del conocimiento; y en la familia, por mantener una relación frecuente entre abuelos y nietos; o, por ejemplo, en la mesa familiar, mezclar edades en lugar de organizarla por edades.

Claves para envejecer y vivir mejor

  1. Sigue aprendiendo y experimentando toda la vida.
  2. Inspírate en nuevos modelos a seguir. Miguel Ángel reconstruyó la Basílica de San Pedro con 80 años.
  3. Si algo no te aporta –objetos, trabajo o relaciones– déjalo ir.
  4. Busca un propósito que te apasione y dedícale tiempo.
  5. Sé honesta sobre tu edad, si mientes, le das a esa cifra un poder que realmente no tiene.
  6. Sé flexible y ábrete al cambio y a la evolución sin miedo. El blog de Rafa Santandreu te puede ayudar.
  7. Disfruta del amor, el sexo y la pasión si te apetece, sea cual sea la edad que tengas.
  8. Cultiva el sentido del humor, reírte te da energía, aporta felicidad e influye en la longevidad.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?