Psicología

Tenemos la solución

Cambios sencillos en tu día a día para olvidarte del estrés

¿Sientes que ya no puedes más? ¿Necesitas una vida más tranquila? Te proponemos pequeños gestos para desterrar el estrés para siempre.

claves antiestres mujer respirando ventana abierta. Un arma de doble filo

Un arma de doble filo

El estrés puede ser positivo cuando se experimenta como un esfuerzo que tienes que hacer para alcanzar un determinado objetivo. Pero si se alarga y lo percibes como algo que no puedes superar, te acaba afectando negativamente. Aquí tienes las principales claves antiestrés y, después de estas imágenes, toda la información al detalle. 

1 / 12

mujer estirada en la cama con antifaz. Arranca el día sin prisas

Arranca el día sin prisas

Levántate un poco antes para no ir a toda prisa desde el principio del día, y arréglate. Cuanto mejor te sientes contigo misma, más segura y relajada estás. 
 

2 / 12

claves antiestres mujer trabajo ordenador. Trabaja lo justo

Trabaja lo justo

Establece prioridades, planifica el tiempo que les vas a dedicar y evita llevarte el trabajo a casa. Para cargar de nuevo las pilas, hay que desconectar. 

3 / 12

claves antiestres mujer comiendo bol frutas. Lleva una dieta equilibrada

Lleva una dieta equilibrada

Apuesta por una comida equilibrada. Tiene que ser rica en fruta y verduras, y debe contener un poco de pan, pasta o arroz, que liberan serotonina, bautizada como la hormona de la felicidad.
 

4 / 12

claves antiestres mujer escuchando musica auriculares. Disfruta de tu tiempo

Disfruta de tu tiempo

Invierte el menor tiempo posible a las obligaciones y dedícate momentos de relax, ¡disfruta de tus aficiones!

5 / 12

claves antiestres mujer desperezandose domir siesta. Haz la siesta

Haz la siesta

Echarse una siesta de 20 minutos después de comer contribuye a reducir tensiones, ganar concentración y disminuir un 37% el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
 

6 / 12

habitos cuidar corazon chica correr. Practica ejercicio

Practica ejercicio

Si tienes muchas actividades pendientes aprovecha la primera hora de la mañana para salir a correr. El deporte, en general, libera endorfinas, que aportan bienestar.

7 / 12

claves antiestres mujer mirando medicamentos. No te lances a los ansiolíticos

No te lances a los ansiolíticos

“Los fármacos contra el estrés reducen los síntomas fisiológicos durante unas horas, pero no resuelven el problema”, asegura el psicólogo Antonio Cano-Vindel.

8 / 12

claves antiestres mujer caminando. Si tienes un pico de estrés...

Si tienes un pico de estrés...

Busca un lugar agradable y camina sin rumbo. Conecta con lo que te rodea con todos tus sentidos: escucha, huele, siente, observa… Te desestresará. 

9 / 12

claves antiestres mujer tomando infusion sofa. Invita al sueño

Invita al sueño

Antes de meterte en la cama, toma una infusión relajante, haz alguna actividad que te ayude a bajar de revoluciones (leer, ver una serie…) y, si estás muy tensa, date un baño o una ducha caliente.

10 / 12

chequeos salud medico presion arterial. Consulta a tu médico...

Consulta a tu médico...

Si tienes hipertensión, arritmias o ansiedad habla con el experto.

11 / 12

claves antiestres mujer leyendo libro. Y si te cuesta ver el lado bueno de las cosas…

Y si te cuesta ver el lado bueno de las cosas…

Aquí tienes trucos para ser una persona más positiva y feliz.

12 / 12

La cara amable del estrés

  • Estrés positivo. El estrés puede ser bueno si lo ves como el esfuerzo que haces para llegar a tu objetivo.
  • Cómo es. Tiene un plazo corto –no debe cronificarse– y es motivador. Lo percibirás como un reto que puedes superar. Por ejemplo, preparar tu boda u organizar ese viaje soñado.
  • Cómo te ayuda. Si le das este enfoque positivo al estrés, dejará de afectarte negativamente y estarás mucho más positiva, creativa y productiva.

Empieza bien el día

  • ¿Vas justa por la mañana? Pon el despertador un cuarto de hora antes para no ir corriendo desde primera hora.
  • Bebe té. Reducirás los niveles de cortisol gracias a la L-teanina, un aminoácido que te ayudará a relajarte y a concentrarte. Apuesta por el verde o el negro.
  • Ponte guapa. Cuando te arreglas, te sientes más segura y resistes mejor el estrés.

Trabaja con calma

  • Eficiencia. Haz una lista de prioridades y deja el resto para otro momento. Márcate un tiempo para cada tarea y procura ser realista con lo que realmente puedes abarcar.
  • Aprende a decir "no". Pon límites a la hora de asumir tareas, sobre todo si no te corresponden. Evita llevar trabajo a casa y deja tus responsabilidades en la oficina. Cuando salgas, ¡desconecta!

Comidas relajantes

Además de una dieta equilibrada rica en fruta y verdura…

  • Un puñado de cacahuetes. Tomarlo a diario proporciona una buena dosis de vitamina B3, que aporta serenidad.
  • Toma pan, pasta, arroz… Tu cerebro liberará serotonina, bautizada como la hormona de la felicidad.
  • De postre, naranja. El olor a cítrico relaja y reduce el estrés.

Disfruta de tu casa

  • Sé eficiente. Invierte el menor tiempo posible en obligaciones (limpieza, cocina…) y disfruta de más horas para ti para relajarte con tus hobbies.
  • Reunión familiar. Junta a tu familia y reparte las tareas del hogar. Cada uno sabrá lo que debe hacer esa semana y os podréis organizar mejor vuestro tiempo. No cargues con todo. Si puedes, busca ayuda profesional.
  • Más besos. Reparte besos y abrazos entre los tuyos. Liberarás endorfinas, una hormona que ayuda a rebajar el estrés.

Mímate (más) por la tarde

  • Haz la siesta. Échate 20 minutos después de comer. Reducirás tensiones, ganarás concentración y disminuirás un 37% el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Date un masaje relajante. Es una de las técnicas más efectivas para reducir el estrés. Si no quieres moverte de casa, pide a tu pareja que te ayude. Probad con un aceite esencial.
  • Ríete con tus amigas. La vida social es clave para desconectar y rebajar el cortisol u hormona del estrés. Si además te echas unas carcajadas el beneficio será doble.

Saca partido al ejercicio

El deporte libera endorfinas, que aportan bienestar.

  • Correr. Si tienes muchas actividades pendientes aprovecha la primera hora de la mañana para salir a correr. Afrontarás el día con mejor humor y con solo 10 minutos de carrera continua tus niveles de cortisol ya empezarán a bajar.
  • Kick boxing. Descargarás las tensiones de inmediato y tonificarás tus músculos. Si no estás muy convencida, prueba el Body Combat, una clase dirigida basada en las artes marciales.
  • Pádel. Es fácil de practicar y tiene múltiples beneficios. Te mantendrás en forma, segregarás endorfinas y además potenciarás tus relaciones sociales.

Manual de uso de los ansiolíticos

España es el segundo país de la OCDE con mayor consumo de antidepresivos y tranquilizantes. Sin embargo, algunos psicólogos apuntan que estos fármacos no son la mejor solución para combatir el estrés.

  • No siempre ayudan. “Los fármacos contra el estrés reducen los síntomas fisiológicos durante unas horas, pero no resuelven el problema”, asegura el psicólogo Antonio Cano-Vindel.
  • Alternativas. Además de los cambios que te proponemos aquí, también puede ser efectivo hacer terapia cognitiva si te cuesta controlarlo.

Si tienes un pico de estrés...

Aquí tienes 3 técnicas muy efectivas para cuando te sientes como una olla a presión.

  • Masajéate el pulgar. Con una mano, rodea y presiona el dedo pulgar de la otra durante medio minuto. Descansa 30 segundos y repítelo.
  • Respira. Túmbate boca arriba con una mano en el pecho y otra en tu abdomen. Inspira y nota cómo se hincha tu barriga. Mantén el aire unos segundos y suéltalo poco a poco.
  • Camina sin rumbo. Busca un parque, paseo marítimo… cercano y aprovecha para caminar sin rumbo. Conecta con la naturaleza con todos tus sentidos.

Prepárate par dormir

  • Desconecta. Estar constantemente enganchada al teléfono no hace más que producirte ansiedad y estrés. Cuando llegues a casa, deja el móvil en otra habitación o pon una hora tope para apagarlo. Desconectarás de todo y a la vez mejorarás tu capacidad cognitiva y tu memoria.
  • Déjalo todo listo. Empieza la jornada con buen pie y sin prisas. Antes de irte a dormir, déjate preparada la fiambrera, la ropa y todo lo que puedas necesitar para el día siguiente.
  • Antes de meterte en la cama. Toma una infusión relajante, haz alguna actividad que te ayude a bajar de revoluciones (leer, ver una serie…) y, si estás muy tensa, date un baño o una ducha caliente.


Y consulta con el médico si tienes…

  • Ansiedad. Puede que te sientas más irritable, nerviosa o te cueste centrar la atención.
  • Arritmias. Si notas palpitaciones, mareos, dolor torácico o pierdes el conocimiento.
  • Hipertensión. Puedes sufrir dolor de cabeza, tener sofocos, mareos o problemas para dormir (y no es menopausia).

Actualizado el

Relacionados

Loading...