Guárdatelas

10 técnicas para desestresarte en 15 segundos (avaladas por la ciencia)

Cuando sientas que estás llegando a tu límite, pon en marcha cualquiera de estas técnicas. Te ayudarán a recuperar la calma de inmediato.

Trucos para deshacerte del estrés avalados por la ciencia
Shutterstock
esther g valero
Esther G. Valero

Periodista especializada en temas de lifestyle, belleza y fitness.

Actualizado a

Los expertos advierten de que se han disparado las consultas por estrés y ansiedad en los últimos meses. Y no nos extraña, porque la “nueva normalidad” de la ¿segunda, tercera ola? nos tiene a todas con los nervios a flor de piel. Y en estos laaargos meses de poner a prueba la paciencia, seguro que te cuesta conseguir sacar tiempo para cualquier cosa como para destinar media hora a poner en práctica los métodos de relajación que te suelen funcionar habitualmente (yoga, mindfulness).

No te preocupes, para situaciones desesperadas, soluciones ¡que funcionan! Estas técnicas reducirán tu nivel de estrés en un plis.

1) Habla de ti misma en tercera persona

Un estudio de la Universidad Estatal de Michigan (EE. UU.), publicado en Scientific Reports, reveló que hablar de uno mismo en tercera persona es una forma sencilla de autocontrol. Según el estudio, ayuda a establecer una distancia psicológica con la causa del estrés y puede ayudar a regular las emociones.

2) Busca fractales

Ciertos estudios apuntan que contemplar fractales (objetos geométricos cuyo patrón se repite una y otra vez, como las olas del mar, las ramas de los árboles, los helechos...) produce un efecto calmante. Si te pones nerviosa, dirige tu vista a estos patrones. Lo ideal, según las investigaciones, sería hacerlo durante unos 20 minutos al día, pero unos segundos podrían ayudarte a empezar a relajarte.

3) Apriétate el punto “Hoku” de la mano

Los puntos “Hoku” son famosos en la medicina china. Están situados en ambas manos, en el área donde se forman líneas entre el pulgar y el dedo índice, y se utilizan para beneficiar el estado de ánimo. Al estimular este punto se pueden aliviar dolencias, entre ellas el estrés.

4) Técnica de la salivación

Algunos psicólogos proponen a sus pacientes este procedimiento para relajarse. Consiste en colocar la lengua en la base de la boca, respirar profundamente para relajar la cara y la mandíbula y comenzar a recorrer encías y la parte posterior de los dientes inferiores con la lengua hasta acumular saliva. Después, se procede a tragar y se repite el proceso en varias ocasiones.

5) Escucha música en frecuencia 432

La llaman la frecuencia de la felicidad, porque libera serotonina, dopamina y endorfinas, las hormonas que nos hacen sentir tan bien. En diversas plataformas (YouTube, Google...) puedes encontrar músicas en esta frecuencia. Ponte unos auriculares y déjate llevar por estos sonidos que liberan y calman tu mente. Funcionan muy bien para relajarse y descansar. Pero también hay quien recurre a ellas para meditar, leer o incluso para concentrarse para estudiar o hacer otras actividades como pintar, puzzles...

6) Baños de sal... ¡y de cerveza!

Cuando sientas que ya no puedes más, llena la bañera y échale un kilo de sal para emular el agua del mar. Tomar un baño de agua caliente tiene efectos sedantes de por sí, pero los minerales de la sal contribuyen a liberar toxinas y relajar los músculos. Otra opción calmante es bañarse en cerveza.

Puede parecerte una locura, pero algunos expertos aseguran que sumergirse en este líquido tiene propiedades relajantes. No existen evidencias científicas, pero parece ser que la explicación podría estar en el lúpulo, cuya fragancia presenta fitoestrógenos, eficaces para aliviar el estrés.

Trucos para deshacerte del estrés avalados por la ciencia
GettyImages

7) Acaricia a tu mascota

Si tienes mascota, ya sabes lo importante que son estos “bichitos” para tu bienestar. Cuando te pongas de los nervios, acaríciala. Pasar más tiempo a solas con tu perro o tu gato podría ser más relajante incluso que compartir tus problemas con tu familia, pareja o amigos, o al menos esto es lo que concluye un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York en Búfalo (EE. UU.).

8) Ponte a fregar o a planchar

Desempeñar tareas que conllevan la repetición de movimientos o ejercicios reduce el nerviosismo. El motivo: nuestra mente se centra en cómo hacer esa tarea y deja de poner el foco en el motivo de preocupación. Tareas tan sencillas como barrer, fregar o planchar pueden “despistar” a tu mente.

9) Aromaterapia

Tener a mano un olor que te traslade a un buen momento de tu vida pasada es otra herramienta para salir a flote en momentos de tensión. Puede ser una comida, un perfume... cualquier detalle que te reconforte y acerque tu mente a un recuerdo bonito. Te relajarás.

10) Sonríe

Hazlo aunque no tengas ganas. Un estudio publicado en la revista Experimental Psychology demostró que sonreír incluso de forma forzada genera emociones positivas porque estimulamos la amígdala, el centro emocional del cerebro, y este no distingue entre una sonrisa real o ficticia.

Trucos para deshacerte del estrés avalados por la ciencia
GettyImages

¿Sientes que vas a a explotar?

María del Tura, farmacéutica y directora del Institut de l’Estrès, nos da algunas claves para identificarlo:

  1. No te concentras, tardas mucho en hacer cualquier tarea; empiezas varias cosas pero no las terminas.
  2. Padeces insomnio o, por el contrario, te pasas el día dormitando.
  3. Comes sin control o nunca tienes hambre.
  4. No te apetece el sexo.
  5. Agresividad. Respondes mal sin motivo justificado.
  6. Tics. Aparecen tics como jugar con el cabello...
  7. Estás irritable, tensa o extremadamente apática.

Así puede afectarte

Del Tura explica qué enfermedades puede causar el estrés:

  • Sistema digestivo: gastritis, colon irritable, colitis ulcerosa, diarreas y estreñimiento.
  • Sistema cardiovascular: tensión y colesterol altos, infarto, problemas de coagulación...
  • Sistema locomotor: contracturas musculares que pueden causar: bruxismo, dolor de cabeza, dolor abdominal, lumbalgias y dolor en la zona de cuello y hombros, vértigos...
  • Sistema respiratorio: asma, alergias, sensación de ahogo...
  • Sistema inmune: artritis, diabetes tipo 2, osteoporosis, polimialgia reumática, reacciones alérgicas y atópicas...
  • Sistema reproductor: alteraciones del ciclo menstrual, infertilidad...
  • Problemas dermatológicos: caída del cabello, psoriasis, acné, dermatitis atopica...
  • Desestabilidad emocional: puede desencadenar ataques de ansiedad y depresión.

Cómo gestionarlo bien

La directora del Institut de l’Estrès recomienda:

  1. Intenta vivir en el “aquí y ahora”, evitando anticipar escenarios futuros.
  2. Prioriza las tareas, empezando por las realmente imprescindibles.
  3. Aprende a decir no para no sobrecargarte.
  4. Dispón de tiempo libre para dedicártelo.
  5. Realiza actividad física de forma regular.
  6. Relaciónate con amigos y familiares, aunque sea online.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?