Dieta

¡Consíguelo sin esfuerzo!

10 trucos infalibles para reducir 4 cm de cintura

Si siempre has querido marcar cintura, pero piensas que tus genes o tu constitución te boicotean, ¡no te rindas! Sigue estos consejos y te sorprenderá lo rápido que vas perdiendo centímetros.

Por Elsa Jiménez | 8 de enero de 2018, 05:00

1. Un zumo al levantarte

Pero no cualquier zumo: 30 minutos antes de desayunar puedes tomarte un jugo depurativo. El que te proponemos a continuación prepara tu cuerpo para quemar más calorías durante el día. Para hacerlo, mezcla el zumo de diversos cítricos (pomelo, naranja y limón) y un poco de jengibre. De esta forma, aceleras el metabolismo.

¿No conoces nuestra dieta depurativa para eliminar líquidos?

1 / 10

2. Desayuna con yogur

Según algunos estudios, los lactobacillus (bacterias vivas o probióticos) pueden inhibir la absorción de la grasa en las comidas e incluso reducir el colesterol. Un yogur desnatado con copos de avena y arándanos sería una sana elección para desayunar.

Y si quieres más recetas con avena, no te pierdas estas deliciosas ideas.

2 / 10

3. Comer sin pasarte

Acierta con las raciones midiéndolas con la mano. Pollo y pescado: Lo que cabe en la palma de la mano (sin los dedos). Ensalada y verduras: Las dos manos abiertas. Arroz, pasta, pan: Lo que cabe en un puño. Queso: El equivalente al tamaño de tu pulgar. Fruta: Una pieza... o de fresas, uva, etc., lo que cabe en la palma de la mano. ¿Qué es una ración?

3 / 10

4. Sí a la grasa saciante

Frutos secos y semillas, aguacate, aceite de oliva y pescado azul contienen grasas sanas saciantes y, tomadas con moderación, no engordan como las de la carne roja, bollería y lácteos enteros. ¿Quieres preparar este aguacate relleno de salmón? 

4 / 10

5. ¡Ojo! Hay comida que "ensancha"

Para perder cintura debes reducir fritos, embutidos y bollería, ricos en grasas "malas", y los azúcares e hidratos refinados (pan, pasta, arroz). Opta por lo integral. Si el estreñimiento y los gases te hinchan y ensanchan, toma fibra y bebe agua. Despídete del estreñimiento con estos sencillos trucos.

5 / 10

6. Menos y a menudo

Mejor comer menos cantidad y más veces al día. Haz cinco tomas: 3 comidas principales y dos tentempiés. Así activas el metabolismo y evitas que la grasa se almacene en tu abdomen y cintura.

6 / 10

7. Ante un antojo…

Un batido de leche de avena, canela y cacao te quita el hambre y la ansiedad. La avena es saciante y relaja; la canela ayuda a regular el azúcar y evita que acumules grasa; y el cacao mejora tu ánimo. ¡Y está buenísimo!

7 / 10

8. La cena, ligera pero completa

La cena es la comida que más puede engordar, porque a última hora el metabolismo se ralentiza. No cenes solo fruta (2 o 3 piezas), ya que lo único que conseguirás es que su azúcar se transforme en grasa mientras duermes. Incluye proteína como pavo, pescado, huevo... y no te olvides de la verdura, es saciante y tiene pocas calorías. Si eres de postre, toma algo ligero como un yogur, una fruta o infusión. La cena perfecta es esta.

8 / 10

9. Ojo con el edulcorante

Algunos estudios apuntan que tomar edulcorantes artificiales podría desequilibrar el metabolismo y hacer que engordes. Lo mejor es no abusar y optar por sustitutos del azúcar de origen natural, como estevia o jarabe de agave. 

9 / 10

10. El ejercicio que mejor funciona

Para perder cintura, además, hay que hacer ejercicio, ¡y ser constante! Los abdominales hipopresivos son ideales para reducir cintura y lograr un vientre plano. Hay que realizarlos de 3 a 5 veces por semana y alternarlos con algún ejercicio aeróbico: bicicleta, pasear, pádel...

10 / 10

1. UN ZUMO AL LEVANTARTE

Pero no cualquier zumo: 30 minutos antes de desayunar puedes tomarte un jugo depurativo. El que te proponemos a continuación prepara tu cuerpo para quemar más calorías durante el día. Para hacerlo, mezcla el zumo de diversos cítricos (pomelo, naranja y limón) y un poco de jengibre. De esta forma, aceleras el metabolismo.

2. DESAYUNA CON YOGUR

Según algunos estudios, los lactobacillus (bacterias vivas o probióticos) pueden inhibir la absorción de la grasa en las comidas e incluso reducir el colesterol. Un yogur desnatado con copos de avena y arándanos sería una sana elección para desayunar.

3. COMER SIN PASARTE

Acierta con las raciones midiéndolas con la mano:

  • Pollo y pescado. Lo que cabe en la palma de la mano (sin los dedos).
  • Ensalada y verduras. Las dos manos abiertas.
  • Arroz, pasta, pan. Lo que cabe en un puño.
  • Queso. El equivalente al tamaño de tu pulgar.
  • Fruta. Una pieza... o de fresas, uva, etc., lo que cabe en la palma de la mano.

4. ¡SÍ A LA GRASA SACIANTE!

Frutos secos y semillas, aguacate, aceite de oliva y pescado azul contienen grasas sanas saciantes y, tomadas con moderación, no engordan como las de la carne roja, bollería y lácteos enteros.

5. ¡OJO! HAY COMIDA QUE "ENSANCHA"

Para perder cintura debes reducir fritos, embutidos y bollería, ricos en grasas "malas", y los azúcares e hidratos refinados (pan, pasta, arroz). Opta por lo integral. Si el estreñimiento y los gases te hinchan y ensanchan, toma fibra y bebe agua.

6. MENOS Y A MENUDO

Mejor comer menos cantidad y más veces al día. Haz cinco tomas: 3 comidas principales y dos tentempiés. Así activas el metabolismo y evitas que la grasa se almacene en tu abdomen y cintura.

7. ANTE UN ANTOJO…

Un batido de leche de avena, canela y cacao te quita el hambre y la ansiedad. La avena es saciante y relaja; la canela ayuda a regular el azúcar y evita que acumules grasa; y el cacao mejora tu ánimo. ¡Y está buenísimo!

8. LA CENA, LIGERA PERO COMPLETA

La cena es la comida que más puede engordar, porque a última hora el metabolismo se ralentiza. No cenes solo fruta (2 o 3 piezas), ya que lo único que conseguirás es que su azúcar se transforme en grasa mientras duermes. Incluye proteína como pavo, pescado, huevo... y no te olvides de la verdura, es saciante y tiene pocas calorías. Si eres de postre, toma algo ligero como un yogur, una fruta o infusión. ¿Quieres descubrir cómo es la cena perfecta?

9. OJO CON EL EDULCORANTE

Algunos estudios apuntan que tomar edulcorantes artificiales podría desequilibrar el metabolismo y hacer que engordes. Lo mejor es no abusar y optar por sustitutos del azúcar de origen natural, como estevia o jarabe de agave.

10. EL EJERCICIO QUE MEJOR FUNCIONA

Para perder cintura, además, hay que hacer ejercicio, ¡y ser constante! Los abdominales hipopresivos son ideales para reducir cintura y lograr un vientre plano. Hay que realizarlos de 3 a 5 veces por semana y alternarlos con algún ejercicio aeróbico: bicicleta, pasear, pádel...

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?