Alimentación

Al detalle

Propiedades de la sandía: beneficios para tu salud 🍉

Descubre cuáles son sus propiedades y sus beneficios para la salud, cuánta puedes comer y cómo sacarle partido.

Por Maria Guasch | 16 de agosto de 2019, 12:30

propiedades de la sandia caju gomes unsplash 1

Refrescante y jugosa, además de ser una de las frutas estrella del verano, la sandía tiene múltiples beneficios para la salud.

¿Qué propiedades tiene la sandía?

Aunque es cierto que la sandía es en su mayor parte agua, también tiene otros nutrientes que aportan muchos beneficios a la salud.

  • Hidratante y depurativa. Con un alto contenido de agua (aproximadamente el 92%), es perfecta para calmar la sed y resulta extremadamente refrescante en los meses más calurosos. Dos tajadas de sandía equivaldrían a un vaso de agua. Es precisamente dicho contenido de agua lo que le proporciona propiedades diuréticas y depurativas. Así que es ideal para compensar los excesos o si notas que tienes retención de líquidos.
  • Ideal para adelgazar. Al tener muy pocas calorías, puedes comer más cantidad que de cualquier otra fruta cuando quieres adelgazar y además, resulta muy saciante.
  • Antioxidante. El característico color rojo de la sandía es consecuencia de su contenido en licopeno. Este pigmento es conocido por su poder antioxidante y desde la Fundación Española del Corazón aseguran que tiene propiedades vasodilatadoras que protegen de la hipertensión arterial, de la formación de coágulos, reduce la producción de colesterol y disminuye el riesgo de ictus. Cuanto más madura esté la sandía, mayor será la concentración de licopeno.
  • Suplemento vitamínico natural. Aporta vitamina A, que es buena para la vista, vitamina B6, que interviene en la formación de neurotransmisores como la serotonina; y vitamina C que es antioxidante.
  • Combate el dolor muscular y mejora la circulación. Según un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, la sandía ayudaría a aliviar el dolor muscular después del ejercicio, a aumentar la masa muscular y mejorar el rendimiento deportivo. ¿La razón? Su contenido en L-citrulina, un aminoácido que se encuentra en la sandía y en el melón. La L-citrulina también ayuda a relajar los vasos sanguíneos y mejorar la circulación.
propiedades de la sandia tanalee youngblood unsplash 2

¿Cuánta sandía se puede comer?

Si adoras la sandía y te preguntas cuánta puedes tomar, la respuesta es mucha pero sin volverte loca...

  • Importa el conjunto. La dietista-nutricionista Alba Villalba, del centro Júlia Farré, sostiene que “restringir o limitar el consumo de sandía (o cualquier otra fruta) como postre o entre horas sería absurdo, ya que siempre será mejor tomar una fruta fresca que un alimento procesado como frutas en almíbar o postres lácteos azucarados. Tomar cada día fruta a todas horas sería preferible a tomar cualquier otro snack u alimento ultraprocesado para quitar el hambre y además nos ayudaría con la ingesta de líquidos y a mantener una buena hidratación”. Sin embargo, sí que reconoce que si se consume en exceso (igual que cuando se abusa de cualquier otro alimento), se desplaza a otros que dejan de incluirse en la dieta y esto puede afectar a la ingesta de nutrientes.
  • Ojo con el azúcar. Sara Martínez, experta en nutrición de Alimmenta, clínica de dietistas en Barcelona, señala que como todas las frutas, la sandía también contiene azúcar y que no habría que excederse. Una porción de 250 g (un corte mediano sin cáscara) aporta unos 10-18,75 g de azúcar (1 sobre y medio de azúcar - dos sobres y medio) y superar esa ración ya supondría un aporte algo elevado de azúcar.
  • No todo el azúcar es igual. Alba Villalba aclara que el azúcar intrínseco de la fruta tiene un efecto en nuestro metabolismo diferente al azúcar añadido de los alimentos, ya que el azúcar de la fruta va acompañado de fibra y otros nutrientes y estos harán que su absorción sea más lenta y que la glucosa en sangre no se dispare después de su ingesta. En su opinión, lo que debería preocuparnos es la cantidad de azúcar que llevan las galletas o los yogures azucarados o el azúcar que le ponemos al café. De todos modos, añade que una ración de sandía sería aproximadamente 2 cortes finos y que esta cantidad debería ser suficiente como postres o entre horas.

¿Se puede comer sandía por la noche?

Aún hay quien cree que no es conveniente comer sandía por la noche porque resulta indigesta.

  • Dificultades para digerirla. Aunque es una falsa creencia que sea indigesta, sí que es cierto que para algunas personas la sandía puede resultar difícil de digerir si se toma después de otros alimentos. La razón es su gran contenido en agua; esta diluye los jugos gástricos y hace que se tarde más en hacer la digestión.
  • Para evitar molestias. En ese caso y para evitar dichas molestias, lo mejor es no tomarla como postre y, en su lugar, comerla al menos media hora antes o media hora después de haber consumido otros alimentos.

Cómo sacar partido a la sandía

Tomarla fresca tal cuál resulta muy apetecible, pero no es la única forma de la puedes consumirla. Aquí tienes algunas otras ideas para disfrutar de ella:

  • En zumo. Pásala por la batidora con un poco de agua. Puedes mezclarla con leche, yogur... para hacer un smoothie o hacer un gazpacho de sandía.
  • En ensalada. Combina muy bien con la rúcula, pepino, mango... Complétala con un poco de queso fresco, feta o requesón como nos propone Delicous Martha en sus platos con sandía.
  • Granizado. Córtala en trozos, congélala y luego pásala por la batidora junto con la misma cantidad de sandía fresca. O prueba nuestro granizado de sandía y lima.
  • A la brasa. Corta trozos de unos 2 cm de ancho, rocíalos con un poco de aceite y ponlos a la parrilla cinco minutos por cada lado. Y también puedes combinar la sandía con melón y pollo a la plancha.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?