La reina del curry

Cúrcuma: qué es y qué propiedades y beneficios tiene

Descubre qué es, en qué te beneficia, para qué sirve y cómo tomar cúrcuma, una especia con potentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

propiedades de la curcuma
nacho benavides
Nacho Benavides

Periodista especializado en cocina, hogar y decoración.

Actualizado a

La cúrcuma es el ingrediente principal del curry, considerado como una de las mejores especias con efecto quemagrasa. De intenso aroma y sabor algo amargo y picante cuando se come fresca, la cúrcuma debe su vivo color amarillo (entre dorado y anaranjado) a la curcumina, su principal componente y el responsable de muchos de sus múltiples beneficios para la salud.

¿Qué es la cúrcuma?

Al igual que el jengibre (con el que está emparentado), la cúrcuma de la India (Curcuma longa) –así como la cúrcuma de Java (Curcuma xanthorrhiza)– es una planta cuyos rizomas (tallos subterráneos) son muy apreciados por sus cualidades gastronómicas y sus propiedades curativas o medicinales.

que es la curcuma

Beneficios y propiedades de la cúrcuma

Desde la antigüedad, la cúrcuma ha sido utlizada en medicinta tradicional india y la ayurvédica para tratar los dolores reumáticos, aliviar los problemas digestivos y hepáticos, y es muy valorada por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

  • Un potente antioxidante. La curcumina contrarresta la acción de los radicales libres sobre los tejidos, motivo por que se la considera un potente antioxidante. Así lo afirma un grupo de investigadores de la Universidad de California en un artículo publicado en revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Su consumo reduce la irritación y la degradación de los tejidos, por lo que es muy eficaz en las enfermedades degenerativas.
  • Eficaz como antiinflamatorio.Según un estudio publicado en 1980 por la Universidad de Arizona la cúrcuma mantiene el organismo libre de inflamaciones provocadas por golpes o cuadros infecciosos; motivo por el que, tradicionalmente se ha empleado muchísimo en la India para el tratamiento de la artritis y la artrosis. En occidente, el uso de la cúrcuma para tratar la artritis comienza a tomar más importancia. Se debe, en gran parte, al apoyo de organizaciones como la Arthritis Foundation (Arizona, EEUU) que ha realizado una importante tarea de recopilación y difusión de estudios que respaldan las propiedades antiinflamatorias de la planta.
  • Ayuda contra los virus. La curcumina podría inhibir la replicación de algunos tipos de virus como el dengue, la hepatitis B o el Zika, según un estudio publicado recientemente en el Journal of General Virology.
  • Protectora del hígado. Una de las principales propiedades de la cúrcuma es su naturaleza hepatoprotectora. Por un lado aumenta la bilis, tal y como constata un estudio de la Universidad Médica de Graz (Austria), y por otro la fluidifica, lo que ayuda a digerir las grasas, reduce la inflamación hepática y contribuye en las funciones de filtraje del hígado. Previene la formación de cálculos biliares y, en hepatitis no agudas, se considera como reparadora hepática.
  • Ayuda a reducir el colesterol. Posee una enorme capacidad para disolverse en grasas y estimular la secreción de bilis. Por esta razón, se considera que contribuye a metabolizar las grasas e indirectamente a reducir el colesterol.
  • Aliada del corazón. Sus efectos son beneficiosos para las enfermedades cardiovasculares. Mejora la circulación sanguínea, va bien para prevenir las embolias y la arteriosclerosis, y aporta su granito de arena para mantener a raya los niveles de presión sanguínea.
  • Cuida y repara la piel y las mucosas. Aplicada directamente en cremas y ungüentos sirve como antiséptico y tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes. Reduce la inflamación de las mucosas bucales, úlceras y heridas infectadas, forúnculos, quemaduras y picaduras de insectos. Y también se puede diluir en agua caliente para hacer gargarismos que alivien la irritación de la garganta.
  • Va bien para la memoria. Según un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles, consumir cúrcuma mejora notablemente la memoria e incluso el estado de ánimo.
  • Puede ayudar con el dolor de garganta. La cúrcuma, además de contener curcumina, está formada por demetoxicurcumina y bis-demetoxicurcumina. Estos tres componentes unidos, todos ellos curcuminoides, pueden actuar sobre la garganta aliviando la irritación, el picor y la hinchazón. Por ello, se puede diluir en agua caliente para hacer gargarismos para aliviar las molestias en la zona.

¿La cúrcuma sirve para adelgazar?

A día de hoy, los efectos que la cúrcuma tiene sobre el organismo siguen siendo tema de debate. Lo cierto es que no sirve exactamente para adelgazar, pero sí favorece la activación del metabolismo. Esto, a la larga, podría provocar la pérdida de peso.

También está recomendada en las dietas para perder peso porque tiene la capacidad de limitar la extensión del tejido graso. Con esta finalidad, la cúrcuma para adelgazar puede tomarse en infusiones, junto con otros condimentos como el jengibre. De esta forma sus propiedades se combinan y se ven potenciadas.

¿Tiene contraindicaciones?

Además de una larga lista de beneficios, la cúrcuma también tiene algunos efectos secundarios y contraindicaciones que deben tenerse en cuenta antes de su consumo.

  • Absorción del hierro. Según la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) la cúrcuma podría afectar de forma negativa a los menores de edad dado que impide la absorción correcta del hierro.
  • Embarazo y lactancia. La cúrcuma puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo o a través de la lactancia. Dado que se desconocen los efectos que podría tener sobre el organismo de un bebé, se aconseja moderar su consumo a mujeres en periodo de gestación o que estén amamantando.
  • Interacción con otros tratamientos. Puede tener efectos secundarios al interactuar con tratamientos que contengan anticoagulantes o antiplaquetarios.

Para prevenir estos y otros posibles efectos adversos, es recomendable no exceder la dosis máxima recomendada, que es de 210 mg al día para un adulto de 70 kg. Aunque lo cierto es que en una dieta habitual es difícil sobrepasar este límite.

En caso de que se consuman suplementos con curcuminoides, habrá que tener en cuenta la dosis recomendada por el especialista que los haya prescrito.

beneficios de la curcuma

¿Es realmente tan eficaz?

Aunque, como hemos visto a lo largo de este artículo, hay una gran cantidad de estudios e investigaciones que validan ciertos beneficios de la cúrcuma, este sigue siendo un tema de debate. Por ejemplo, la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) sigue sin recoger en sus informes los beneficios que hemos mencionado en este artículo.

La comunidad científica tampoco parece ponerse de acuerdo.Un informe del año 2000 del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos de la Universidad de Granada, por ejemplo, reseñaba los múltiples beneficios potenciales de los extractos de Cúrcuma.

Sin embargo, un estudio publicado en 2017 en el Journal of Medicinal Chemistry los ponía todos en entredicho. Según sus conclusiones, ninguno de los numerosos ensayos clínicos realizados acreditaba de forma exhaustiva e indiscutible los beneficios de la cúrcuma.

¿Significa eso que la cúrcuma no es beneficiosa para la salud? No exactamente. Lo que dice el estudio es que muchas de las investigaciones existentes no eran lo bastante precisas para demostrarlo de forma clara. Pero tampoco lo niega, simplemente constata que, al menos por ahora, la investigación médica no ha proporcionado resultados totalmente fiables.

curcuma como tomar

¿Cómo tomar cúrcuma?

Se toma tanto fresca como seca en polvo. Fresca resulta amarga y un pelín picante, y seca resulta más dulce y aromática. Para hacer cúrcuma en polvo se dejan secar los rizomas, se cuecen, la cáscara de fuera se desprende, se dejan secar otra vez, y finalmente se muele o tritura.

Se puede tomar directamente diluyéndola en un vaso con agua templada o zumo de fruta. Sin embargo, se considera que resulta mucho más eficaz añadiéndola a las comidas y combinándola con pimienta negra, que ayuda a que se asimile mejor, así como alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 (como los pescados azules), grasa vegetal saludable (aceite de oliva, aguacate...), y alimentos ricos en quercetina (cebolla, ajo, col..). Pero siempre al final de los guisos porque, si se cocina más de la cuenta, pierde sus propiedades. Aquí te contamos más ideas para tomar la cúrcuma.

También se puede tomar como suplemento alimentario pero es necesario contar con la prescripción de un profesional de la salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?