deja de contar

¿Cuántas calorías tiene la cerveza?

Tomar una cerveza no engorda demasiado y hay quienes le atribuyen numerosos beneficios. ¿Qué hay de cierto en ellos? ¿Cuál es su consumo aconsejado?

calorias cerveza
Canva
esther g valero
Esther G. Valero

Periodista especializada en temas de lifestyle, belleza y fitness.

Actualizado a

Si eres de las que disfruta tomándose una cerveza bien fresquita de vez en cuando, seguro que te has preguntado alguna vez si su consumo es saludable y si realmente es la responsable de esa tripita cervecerade la que todo el mundo habla. ¿La cerveza engorda tanto como dicen? ¿Realmente incluirla en nuestra dieta es beneficioso?

Lo cierto es que nos encontramos con opiniones encontradas sobre este tema. Cada vez son más voces médicas que abogan porque el consumo de alcohol recomendado sea el más próximo a cero. O sea, cuanto menos mejor. Por otro lado, aún hay expertos que no desaconsejan su consumo, siempre que se haga de forma moderada y en el contexto de una dieta equilibrada y unos hábitos de vida saludables.

Las calorías de la cerveza

Resulta bastante complicado concretar cómo comer menos calorías y saber detectar las que tiene la cerveza, ya que existen infinidad de variedades, cada una con una composición diferente y con un valor calórico distinto. Digamos que, una caña de cerveza (100 ml) puede aportarte 90 kilocalorías aproximadamente. Esta cantidad, se reduce a algo más de la mitad en el caso de la sin alcohol, que aportaría unas 40 kilocalorías.

Las calorías de la cerveza pueden variar en función de la marca, los ingredientes que contiene, el proceso de elaboración al que ha sido sometida y su graduación alcohólica. Sin embargo, no influye tanto el hecho de que sean rubias, tostadas o negras. El color lo da el tueste mayor o menor de la malta y esto no la hace más o menos calórica. Puede variar un poco, pero no en exceso. Lo que realmente incrementa el número de calorías es la cantidad de alcohol que contenga o que se le añadan otros ingredientes, como zumo de limón.

calorías cerveza
Vía Pixabay

Para que te hagas a la idea, a grandes rasgos, estas son las calorías que encontrarás en 100 ml de cerveza:

  • Cerveza con alcohol: 43 kilocalorías
  • Cerveza sin alcohol: 20 kilocalorías
  • Cerveza 0,0%: 12 kilocalorías

Cómo debes tomar la cerveza

Como ves, la cerveza es una bebida poco calórica y, además, cuenta con propiedades saludables contrastadas. Sin embargo, esto no significa que se puede tomar de forma habitual y en grandes dosis. Se trata de una bebida que debe ser consumida de forma moderada, incluso en su versión sin alcohol.

Tal y como informan expertos de la Fundación del Corazón, es importante que el consumo de la cerveza (en personas personas sanas y fuera de la gestación) se haga de forma moderada. Aunque no hay unanimidad en este tema, la recomendación de la OMS es que, en el caso de las mujeres, no se superen los 20 gramos de alcohol al día. Esta cantidad sería la equivalente a una o dos cañas al día aproximadamente. Por otra parte, se aconseja tomarla siempre con las comidas, nunca en ayunas, ya que los alimentos ralentizan la absorción del alcohol.

Un punto en el que sí coinciden todos los profesionales es en que hay que tener cuidado, pues beber alcohol en exceso repercute de manera negativa en nuestra salud y calidad de vida.

Los beneficios de la cerveza

Existen numerosos estudios que atribuyen un montón de beneficios a esta bebida, pero la mayoría de ellos han sido subvencionados por marcas de cerveza, lo que hace que muchos expertos se cuestionen estas conclusiones.

No obstante, existen algunas investigaciones independientes que sostienen que la cerveza sí puede aportar ciertos beneficios a nuestro organismo:

  • Protege contra enfermedades cardiovasculares. Un estudio del Instituto de Ciencias Cardiovasculares sostiene que la cerveza contiene muchos polifenoles, una sustancia que ejerce un efecto antioxidante sobre el tejido de nuestras arterias.
  • Mejora la salud intestinal. Según ICTAN (Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición), existen evidencias científicas sobre la influencia del consumo moderado de cerveza en la flora bacteriana del intestino, que tiene un papel básico en la digestión y asimilación de los alimentos.
  • Proporciona mucha hidratación. La cerveza contiene una gran cantidad de agua (en torno al 95% de su composición) y la "sin alcohol" resulta muy hidratante. Al retirar el alcohol de su composición, es una buena herramienta para reponer líquidos. Aunque la mejor manera de hidratarse es beber agua
  • Rica en nutrientes. La cerveza contiene vitaminas, minerales, antioxidantes y otras muchas sustancias beneficiosas para el buen funcionamiento del organismo.
  • Aportan ácido fólico. Contiene tres veces más de ácido fólico que la leche, lo que la convierte en una buena opción para las mujeres que estén pensando en quedarse embarazadas y tengan que cubrir sus necesidades de ácido fólico. En este caso siempre sin alcohol
  • Buena para la menopausia. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) realizó un estudio en el que concluyó que la cerveza, especialmente la sin alcohol, puede tener efectos beneficiosos en la salud de la mujer durante y tras la menopausia debido a sus propiedades estrogénicas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Schema: FAQPage

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?