¿De antojo? 🍫

Cómo evitar tentaciones en una dieta: estos son los alimentos que tienes que conocer para conseguirlo

A menudo asociamos los antojos con no comer sano. Sin embargo, convertir los alimentos saludables en bocados gourmet es el antídoto perfecto al picoteo extra calórico. Por eso, hoy te traemos ideas saludables y deliciosas para cuando tienes antojo y quieras darte un caprichito ¡Allá vamos!

Actualizado a

La avena que sabe a arroz con leche

La avena que sabe a arroz con leche

Este cereal es muy saciante porque tiene mucha fibra, y es ideal cuando estás de “bajón” y buscas “consuelo” en la comida por su combinación de proteínas, minerales y vitaminas que mejoran el ánimo. El problema es que, según cómo la tomes, puede saber a serrín. Si la cueces con leche o bebida de avena, canela y trocitos de dátil para endulzar, es como tomar arroz con leche. Y con 40 g de copos de avena tienes de sobras, por lo que resulta ligera. Echa un vistazo a este artículo para descubrir más recetas con avena súper fáciles de hacer. 

1 / 7

El secreto del dulce de membrillo

El secreto del dulce de membrillo

Es muy calórico, pero... si es casero (solo membrillo y azúcar) y cortas una lámina muy fina, hace que una tostada de queso fresco o tierno se eleve a la categoría de bocado gourmet. Por eso es el pecado ideal para las saladitas. Tiene algo más de calorías que tomar solo la tostada con queso, pero te hace salivar como un snack menos saludable y más calórico. Y si el pan es de masa madre y está recién tostado, seducirá incluso a las que son más golosas.

2 / 7

''No pizza'' ligerísima

''No pizza'' ligerísima

Cuando tengas ganas de comerte una pizza, prueba esta receta que tiene como base una tortilla de trigo o de maíz de las que se utilizan para los tacos mexicanos. Puedes poner encima rodajas de tomate, trocitos de jamón y espolvorear con queso mozzarella rallado y orégano. Cuece en el horno precalentado a 170º durante unos 15 minutos y verás qué delicia. También puedes hacer otras combinaciones ligeras, como con atún o con verduras cortadas muy finas para que se asen junto a champiñones laminados, etc.

3 / 7

Fondue de chocolate y frutas frescas

Fondue de chocolate y frutas frescas

Si eres golosa, este postre hará tus delicias. Combina diferentes frutas de temporada y córtalas en raciones de bocado. Funde chocolate –cuanto más negro, mejor– y luego sumerge solo la punta de la fruta en el chocolate antes de llevártela a la boca. Es solo un poquito de chocolate, pero hace que la fruta sea todavía más sabrosa. El contraste con frutas ácidas como cítricos, kiwi, frutas del bosque o ciertas variedades de manzana logra que comer fruta sea una delicia ligera.

4 / 7

Bocaditos de higos

Bocaditos de higos

Es otra manera de satisfacer esa gulita que nos acecha entre horas tomando alimentos que nos quitan el deseo de forma saludable y sin sumar un exceso de calorías. Solo tienes que partir por la mitad un higo seco, poner un dadito de queso de cabra en cada mitad y cubrir con media nuez.

5 / 7

Gelatina de frutas variadas

Gelatina de frutas variadas

Otro “bocado golosina” que puedes tomar como postre o entre horas para hacerle un regalo al paladar. Solo tienes que mezclar una hoja de gelatina o copos de agaragar con zumo de fruta y añadir trozos de frutas o también una mezcla de frutos del bosque, y dejar que cuaje. Para llorar... de bueno. Descubre la receta completa. 

6 / 7

Piruletas de parmesano

Piruletas de parmesano

Es muy fácil hacerlas porque solo tienes que colocar una hoja de papel vegetal sobre una placa de horno y poner montoncitos de queso parmesano rallado. Encima de cada uno, pon un palito de madera y cúbrelos con más parmesano. Añade orégano y unos pistachos (o semillas de girasol, calabaza, amapola...). Hornea unos minutos a máxima potencia hasta que se haya fundido el queso. Retira, deja enfriar y disfruta de una de estas exquisitas piruletas cuando tengas un antojo de salado.

7 / 7

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?