Alimentación

El ingrediente de moda

El carbón activado es saludable? ¿Es una moda?

Lo puedes encontrar en batidos, como suplementos, en mascarillas… ¡hasta en pastas de dientes! ¿Pero es bueno utilizarlo? Hemos hablado con los mejores expertos y nos han dicho esto…

Por Redacción Clara | Actualizado el 07 de junio de 2019, 10:03

carbón activado

El carbón activado o activo no es más que carbón sometido a un proceso de oxidación para aumentar su porosidad y capacidad de absorción, es decir, de atrapar y retener en su superficie otras sustancias. Esta propiedad ha llevado a usarlo desde hace años en Urgencias para combatir las intoxicaciones agudas por sobredosis de fármacos o envenenamientos. También se ha utilizado para el tratamiento y el filtrado de aguas y aire, la purificación de aceites comestibles, en la extracción de oro o incluso en máscaras antiguas o en plantillas para evitar el olor de pies.

Sin embargo, en los últimos años ha pasado a ser el remedio para casi todo y lo hemos empezado a ver, Instagram mediante, en multitud de recetas de todo tipo, desde pizzas a helados pasando por cócteles o panes, todos ellos con un llamativo color negro que lo ha convertido en estrella de las redes sociales. La excusa para utilizarlo en estas recetas y en un sinfín de remedios de belleza es que se le atribuyen una serie de cualidades que, como veremos a continuación, la ciencia no avala. Otras, las menos, sin embargo, sí que han quedado demostradas, tal y como nos explican los expertos que hemos consultado.

¿De dónde sale el carbón activado?

Antes ingerir un nuevo ingrediente no está de más saber qué es realmente. El carbón activado se obtiene mediante un proceso que se denomina pirolización que consiste en aplicar altas temperaturas al propio carbón como tal, a la turba o a madera, se le insufla un gas y se obtiene un polvo muy fino. Una de las más recurrentes para el mundo de la belleza y la alimentación es la corteza de coco, pero también se utilizan las cáscaras de almendras, palmeras...

¿Tiene efecto détox?

Como nos explica el Dr. Domingo Carrera, médico especialista en Nutrición del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas, gracias a esa capacidad de absorción, el carbón activado ayuda a 'atrapar' toxinas y tiene un efecto purificador.

  • Deficiencias nutricionales. El problema está en que no solo atrae toxinas, sino también otras sustancias como algunos nutrientes. Así, si se consume durante mucho tiempo se corre el riesgo de que aparezcan deficiencias nutricionales. Incluso si se lo añadimos a uno de esos batidos súper vitaminados, estaremos contrarrestando con él el efecto positivo de las frutas y verduras.
  • Medicamentos. Por el mismo motivo, el carbón activado puede interferir con la absorción de los fármacos, por lo que no deben tomarse juntos. Sobre todo, cuando se ingiere unos minutos después de la toma de estos, se ha observado que es capaz de eliminar hasta el 88,4% de este y por eso precisamente es tan bueno para las intoxicaciones, pero en casos de tomas adecuadas, no tiene ningún beneficio, al contrario, nos está privando de los que nos proporciona el tratamiento en cuestión.
  • ¿Bueno para el riñón? Los hay que defienden que al atrapar toxinas disminuiría los desechos que los riñones deben filtrar, mejorando su eficacia. Sin embargo, Alberto Ortiz, coordinador de Investigación y Docencia de la Sociedad Española de Nefrología, subraya que no se ha demostrado cien por cien su eficacia en este sentido y que para notar un efecto sería necesario tomar gran cantidad de carbón activo a diario, lo que no resulta fácil y podría tener algunas contraindicaciones serias.

En realidad, ninguno de esos batidos o compuestos, ni los de carbón activo ni ningún otro, que se han puesto tan de moda, tienen efecto détox y aunque lo tuvieran, sería completamente innecesario tomarlos. ¿Por qué? Porque por suerte, nuestro organismo está más que preparado para limpiarse y depurarse por sí mismo. Para eso tenemos órganos como el hígado o los riñones, cuya función es precisamente esa, y en condiciones normales, no precisan de 'ayudantes' en forma de batidos que saben a rayos para realizar sus funciones.

Yes, you are. 🤤 #LittleDamage

Una publicación compartida de Little Damage Ice Cream Shop🍦 (@little.damage) el

¿Reduce el colesterol?

El doctor Vicente Arrarte, de la Sociedad Española de Cardiología, afirma que sí impide que se absorba parte del colesterol de la dieta, pero lo hace en proporción muy pequeña (5-10%) y, dado el riesgo asociado de que no se absorban otras sustancias necesarias para el organismo, no es una opción recomendable.

¿Purifica la piel y elimina la grasa?

Sí, atrae la grasa y suciedad que obstruyen los poros y dan lugar a los puntos negros, pero a la larga, no es eficaz. Como explica el doctor Antonio Clemente, dermatólogo miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), las mascarillas de carbón activo no tratan las causas de los puntos negros y la grasa, que es el exceso de producción de sebo, con lo que el problema reaparece y, además, puede que aún peor, por lo que cada vez hay que usarlas con más frecuencia.

Por otro lado, este tipo de mascarillas suelen ser peel off, es decir, de las que hay que 'arrancar' de la piel tirando y tirando por lo que además de los puntos negros nos llevamos la capa protectora de la propia piel y acabamos con su función barrera y pasamos un mal rato porque duele mucho. En pieles oscuras puede provocar cicatrices y en las más claritas y sensibles, irritación y rojeces e incluso en algunos casos reacciones alérgicas. Y es que, también se ha puesto de moda añadir pegamento a la mezcla con carbón activo y las consecuencias son terribles.

Pelo graso, ¿más limpio?

El doctor Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral, señala que también puede reducir la grasa del cabello, pero si no se quiere que se produzca el "efecto rebote" es necesario alternar los champús y mascarillas con carbón activado con otros neutros.

¿Sirve para blanquear los dientes?

Puede aclararlos (al menos en un primer momento), pero el doctor Iván Malagón no lo aconseja, ya que es un método que no ha sido validado por ninguna gran institución dental. De hecho, un estudio publicado por la revista especializada British Dental Journal no ha encontrado beneficios en el uso de estas pastas de dientes sino que además indica que pueden causar graves problemas bucales:

  • Daño en el esmalte. La Asociación Dental Americana ha advertido que al no conocerse el poder de absorción que tiene el carbón activado se podría deteriorar el esmalte dental, que es el que protege los dientes, y cuya pérdida es irreversible. Es ese primer deterioro del esmalte el que hace que los dientes parezcan más blancos pero a largo plazo no solo no se mantiene sino que los hace empeorar.
  • Caries. A menudo se asegura que puede prevenirlas porque equilibra el pH de la boca y elimina bacterias (de ahí que también se utilice como remedio contra el mal aliento). Sin embargo, la doctora Silvia Sánchez, responsable de Inmunología Clínica del Centro Médico Ruber Internacional de Paseo de La Habana (Madrid), nos recalca que hay estudios que aseguran que incluir carbón activado en los dentífricos mejora mucho la capacidad de estos para inactivar bacterias pero que hay otros que afirman, justo lo contrario, que la empeora.
  • Recesión de encías y sensibilidad dental. Según un estudio publicado por la OCU, la pasta de dientes de carbón activado puede llegar a ser abrasiva y además de dañar el esmalte pueden provocar una recesión de las encías y un aumento de la sensibilidad dental al cargarse el esmalte.

¿Ayuda al sistema digestivo?

  • Reduce los gases. La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria reconoce que ayuda a reducir la acumulación de gases. Para ello habría que tomar 1 g de carbón activado al menos 30 min antes de la comida, y 1 g, después.
  • Puede mejorar la diarrea. Una reciente revisión canadiense concluía que el carbón activado tiene potencial para ser un eficaz remedio contra la diarrea, con la ventaja de que tiene muchos menos efectos secundarios que otros tratamientos para ella. Pero de todas formas, apuntaba que era necesario realizar más estudios. El doctor Carrera añade que, de usarse, no deberían ser más de 2 días.
  • Puede obstruir los intestinos. Ojo porque un consumo elevado de carbón activado puede provocar obstrucciones intestinales como el bezoar, que no es otra cosa que una acumulación de cuerpos extraños en el intestino que puede dificultar e incluso impedir el tránsito, y también puede propiciar concreciones fecales.

¿Cura la resaca?

Sirve de muy poco y, si acaso, si se toma antes. Pero aun así el efecto es muy limitado, pues el alcohol se absorbe ya en el estómago y hay muchas dudas sobre si el carbón puede absorber grandes cantidades de alcohol.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?