tienen muchísimas propiedades

Alimentos ligeros y depurativos ideales para incluir en tus platos de primavera

La primavera es tiempo de alimentos ligeros y depurativos, sobre todo, de frutas y hortalizas deliciosas. Algunas tienen una temporada muy corta que vale la pena disfrutar al máximo.

Actualizado a

1 /6
Rábanos, diuréticos naturales

Rábanos, diuréticos naturales

Su capacidad diurética es indiscutible, porque se componen casi en un 95% de agua. Además, son muy ricos en potasio, un mineral que estimula la eliminación de líquidos retenidos en el cuerpo. También favorecen la depuración de la sangre y la limpieza de las mucosas gástrica, urinaria e intestinal. Además, también tienen propiedades antibióticas, antivíricas e inmunoestimulantes, lo que en los tiempos que vivimos no está de más. Aparte de tomarlos crudos en ensalada, consumirlos fermentados como pickles contribuye a “alimentar” las bacterias buenas para la microbiota intestinal.

1 / 6

Cerezas, recupera el peso ideal

Cerezas, recupera el peso ideal

Si has puesto algún kilito de más, las cerezas son tus aliadas para perderlo, porque son saciantes, laxantes y diuréticas, ya que contienen mucha fibra, agua y potasio, y muy poca grasa y poco sodio, que es el componente principal de la sal. Además, por su alto contenido en triptófano, mejoran el ánimo y contribuyen a dormir bien. También aportan vitaminas que mejoran la memoria.

2 / 6

Nísperos, protegen del sol

Nísperos, protegen del sol

Su temporada es muy corta, de abril a finales de mayo, pero vale la pena aprovecharla al máximo. Piensa que cuatro nísperos (200 g) cubren la mitad de las necesidades diarias de betacarotenos, unos antioxidantes que activan la formación de melanina, fundamental para proteger la piel frente a los daños del sol. Así que es una buena idea tomarlos ya para prepararnos para el verano.

3 / 6

Espárrago, regula el tránsito

Espárrago, regula el tránsito

La gran cantidad de fibra que tienen los espárragos los hacen ideales para combatir el estreñimiento. Además, como muchas de las hortalizas de esta temporada, también son muy diuréticos por su contenido en potasio y en ácido asparagínico, que estimula la función renal. Y su riqueza vitamínica es excepcional: aportan sobre todo vitamina C y ácido fólico, y también vitamina E, betacaroteno...

4 / 6

Guisantes, el azote de  la anemia

Guisantes, el azote de la anemia

Las mujeres deberíamos comer guisantes como si no hubiera un mañana, porque están diseñados para combatir la anemia, que sufrimos con frecuencia al menstruar. Y es que 100 g de guisantes cubren el 10% de las necesidades de hierro en las mujeres, que se absorbe muy bien gracias a que también son ricos en vitamina C y en ácido fólico. Mejor comerlos crudos para aprovechar más todas estas vitaminas.

5 / 6

Germinados, concentran sus beneficios

Germinados, concentran sus beneficios

Los germinados son más nutritivos. Por ejemplo, la vitamina C se multiplica por seis al germinar el trigo y la E se triplica. Y al germinar la soja, la provitamina A se dobla en las primeras 48 horas y vuelve a doblar en las 24 siguientes. De hecho, siempre en el menú que te proponemos cada semana en CLARA, procuramos incluirlos. 

6 / 6

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?