colores de ensueño

Pastel balayage: la nueva tendencia de coloración para las más coquetas

Las mechas balayage se han convertido en una técnica de coloración sin la que muchas no pueden pasar pero si el cuerpo te pide algo nuevo, su versión en tonos pastel te va a enamorar.

mechas balayage pastel
@rossmichaelssalon
sonia murillo autora web clara
Sonia Murillo

Periodista especializada en moda, estilo de vida y belleza.

Actualizado a

Las mechas balayage llevan en nuestras vidas el suficiente tiempo como para que a estas alturas haya versiones para todos los gustos. Rubias, morenas y pelirrojas de todas las tonalidades habidas y por haber han podido disfrutar ya de todas sus ventajas. Lo que hasta ahora (casi) no habíamos visto eran versiones en tonos de fantasía y más concretamente en tonos pastel. Vale, no son colores de pelo que llevemos la mayoría de nosotras habitualmente pero viendo los resultados que ofrecen, no nos extrañaría empezar a verlos cada vez.

Mechas balayage en tonos pastel: todo lo que hay que saber antes de pedirlas

Dentro de las tendencias capilares que más se van a ver en 2021 hay coloraciones para todos los gustos. La apuesta por la naturalidad y unos toques discretos de luz es la que parece más segura pero para las que quieran ir un paso más allá y el cuerpo les pida un súper cambio, los colores pastel son una estupenda opción.

Tonalidades rosas, violetas, azules e incluso anaranjadas están cobrando cada vez más protagonismo y parece que la tendencia se afianza porque estas versiones con mechas balayage son una delicia. A nosotras nos recuerdan a esas melenas de fantasía que tenían nuestras muñecas favoritas de la infancia y si cuando teníamos 7 años ya soñábamos con esos tonos tan mágicos, ahora que realmente podemos hacerlos realidad, quizá haya llegado el momento de atreverse.

Ya sabemos todas que las mechas balayage se realizan como una especie de barrido que va aclarando el color de medios a puntas respetando el tono de base en la raíz. Y es que una de sus características principales es que se busca un resultado de lo más natural.

Pues bien, este tipo de coloraciones de fantasía demasiado a menudo desembocan en un cabello opaco y sin brillo, muy alejado de esa naturalidad que todas buscamos. Sin embargo, las balayage pastel se caracterizan por todo lo contrario. Su brillo intenso, casi con un acabado nacarado es su seña principal de identidad. Y eso es algo que no puede gustarnos más.

Hay versiones para todos los gustos, desde tonos platino con destellos melocotón, a tonalidades multicolor. Algunas pasan por teñir la melena al completo y luego añaden las mechas balayage, mientras que otras siguen la máxima de las mechas originales dejando la raíz al natural y añadiendo los tonos pastel solo de medios a puntas. Si eliges la primera opción, requiere de un mantenimiento constante en el salón y de mucha hidratación en casa, la segunda es menos espectacular pero también más llevadera.

No obstante, y a no ser que tengas una melena platino natural, conseguir estas tonalidades lleva tiempo y varias decoloraciones. Por eso, antes de someterte a este tipo de tratamiento debes escoger muy bien el centro de belleza en el que vayas a realizártela. Siempre conviene pagar un poco más pero que el trabajo (bastante delicado) lo realice alguien con experiencia.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?