Como directa de la playa

Esta técnica de peinado sin calor me ha ayudado a conseguir unas ondas surferas perfectas

Sigue paso a paso mis consejos y te aseguro que tus ondas surferas no tendrán nada que envidiarles a las que se peinan con plancha. Te doy mi palabra.

Actualizado a

Escrito por:

Piluca Santos

Actualizado a

Peinado con ondas surferas

Adoro, por encima de todas las cosas, tener volumen en el pelo, en concreto en las raíces. Y creo precisamente que eso es lo que más echo de menos cuando me acabo de hacer el tratamiento de queratina para alisarlo, así que de vez en cuando me hago un peinado con ondas para recuperar ese volumen que tanto me gusta. Sin embargo, no sé vosotras, pero mi destreza con las planchas del pelo es prácticamente nula –aunque gracias a algunos tutoriales he llegado a hacerme ondas más o menos decentes–, así que me las he tenido que ingeniar para tener las ondas surferas. Lo bueno de tanto ensayo y error es que he dado con la técnica de peinado sin calor para conseguir unas ondas surferas perfectas y sí, voy a compartirla con vosotras.

Reconozco que el pelazo de Nadine de Al salir de clase (Aka, Olivia Molina), Gisele Bündchen y Blake Lively me han creado a lo largo de mi vida grandes expectativas, pero el remate fue ver cómo María Pombo conseguía un efecto ondas surferas naturales porque no se cepillaba el pelo. Lo intenté y cualquier parecido con la realidad fue una mera coincidencia, pero aún así seguí investigando con dos ideas muy claras:

  1. No quería que mi pelo sufriera porque bastante lo castigo con las mechas balayage y las babylights que llevo y la queratina.
  2. No estaba dispuesta a pasarme tres horas frente al espejo. Soy de ese tipo de personas que no quiere perder ni un solo minuto de su vida y menos si es por el pelo.

Lo primero que hice fue cambiar de champú y busqué uno que me diera volumen porque mi pelo es muy fino (de ahí también que las ondas con planchas no me duraran mucho y el castigo de mi melena es aún mayor). Fui a Douglas y me compré el champú volumen pomelo blanco y menta mosa de Herbal Essence, que además de oler muy rico y dejarme el pelo como me gusta, está hecho con ingredientes naturales y no tiene siliconas. Me costó 4,27€.

Champú volumen pomelo blanco y menta mosa de Herbal Essence

Comprar

Y después, para hidratar el pelo, uso la mascarilla instantánea Elvive rapid reviver dream long, de L’Oréal Paris. Me la aplico y enjuago -no hace falta dejarla actuar, con unos segundos es suficiente y deja el pelo brillante y muy suave-. Normalmente la compro en Amazon y cuesta 3,99€.

Mascarilla instantánea Elvive rapid reviver dream long, de L’Oréal Paris

Comprar

Después, como vi en el tutorial de IGTV de Tar Mar, me quito la humedad del pelo con el secador, aunque podría no hacerlo y esperar que se seque al aire, pero de esta forma, secándolo boca abajo, consigo más volumen. He probado a hacerlo sin secador y también me gusta el resultado. A continuación, y como hace la influencer, divido el pelo en dos secciones y hago una especie de trenza, pero de dos tramos con dos mechones bastante gruesos que recojo con una goma al final. Luego, repito todo este proceso con la otra parte del pelo. Me dejo este ‘peinado’ toda la noche mientras duermo o, si me lo hago durante el día, no me lo quito hasta que voy a salir de casa.

Cuando me quito las gomas, el pelo se me queda con esas ondas surferas perfectas y naturales que tanto me gustan. Hay veces, porque a todas nos pasa, que el pelo no tiene tanto volumen, así que aprovecho para aplicar el champú en seco de Batiste, que compro en Primark por 5,60€, en la raíz para texturizar. Hay quien también se ayuda de un spray con sal, pero personalmente no siento que el tacto, después de aplicarlo, sea muy agradable.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?