Pelo

tenemos la solución

El mejor champú para cada tipo de pelo: seco, fino, graso, sin brillo...

¿Quieres un pelo sano, bonito fuerte y brillante? Pues lo primero que necesitas es un champú adecuado a tu tipo de pelo. Aquí tienes los mejores.

Por Redacción Clara | Actualizado el 20 de febrero de 2019, 12:36

La solución perfecta para ti

Si ya no sabes qué hacer con tu pelo porque, le hagas lo que le hagas, su aspecto no mejora, tranquila porque hemos elaborado una guía infalible para que encuentres el tratamiento que necesita para volver a brillar con fuerza. Identifica tu problema, y nosotras te damos la solución.

1 / 19

Champú para pelo muy fino

El origen es genético, pero el paso del tiempo y el estrés también 'adelgazan' el pelo. Hazte un corte adecuado y aplica un cuidado específico. Elige una línea voluminizadora (champú, acondicionador), ya que contiene proteínas que le dan cuerpo. 

Champú Plumping.Wash de Kevin.Murphy, 45,43€

COMPRAR

 

2 / 19

Pelo fino: acondicionador

Como este tipo de pelo suele tener electricidad estática, usa un acondicionador sin aclarado para que se mantenga hidratado todo el día (pero solo en las puntas, para que no engrase y "aplaste" el pelo). Al secarlo, mejor con la cabeza hacia abajo y amasando la raíz para levantarla y obtener más volumen.

Core Restore de John Frieda, 6,20€

COMPRAR

3 / 19

Champú para pelo frágil

Se asocia al pelo fino porque es más débil, pero también hay 'pelazos' que sufren puntas abiertas por tintes o tratamientos agresivos. El calor fragiliza el pelo. Usa agua templada al lavarlo (masajea solo las raíces para que las fibras no se rompan) y baja la temperatura del secador. Ayúdate con champús y lociones fortificantes. Y no olvides los tratamientos con keratina y sérum reparadores, que ayudan a sellar las puntas.

Champú revitalizante Mama Rose de Mama Zebra Cosmetics, 13,50€

4 / 19

Pelo frágil: mascarilla adecuada

Y si notas que tu cabello necesita más, apuesta por una mascarilla reparadora que le ayude a recuperar su aspecto saludable.

Mascarilla Reparadora de Avena de Weleda, 10,35€

COMPRAR

5 / 19

Cabello rebelde

El encrespamiento lo sufrimos todas, ya sea por deshidratación o por tener las cutículas dañadas. ¡Y se agrava con la humedad en el ambiente! Para domar bien el pelo no lo laves a diario y, si no lo puedes evitar, enjabona solo una vez para no eliminar su hidratación natural. Además del acondicionador tras cada lavado, no olvides aplicar una mascarilla a la semana, lo dejará más dócil.

SalonPlex Champú Cabello Dañado de Syoss, 3,75€

6 / 19

Pelo seco

Este pelo se reseca todavía más en esta época por culpa del frío, el viento o la calefacción. Intensifica la hidratación utilizando un champú reparador como este, elaborado con aceite de argán y sin colorantes. Además, cuando vayas a aplicarte el acondicionador, en vez de una avellana, que sean dos. Y la mascarilla, mejor dos veces a la semana que una. Imprescindible aplicar siempre un protector térmico antes de usar el secador, y lleva en el bolso un sérum hidratante para reaplicar en medios y puntas durante el día.

Champú Aceite de Argán bio: renew de Herbal Essences, 3,37€

7 / 19

Pelo graso

Tener el pelo graso es incómodo porque parece que está sucio. Pero es el mal funcionamiento de las glándulas sebáceas lo que hace que el pelo se ensucie más rápido y se vea lacio y untuoso. LA SOLUCIÓN: Usa un champú para pelo graso y no te lo laves cada día para no activar más la producción de grasa al masajear el cuero cabelludo. El agua, mejor tibia ya que si está demasiado caliente, agrava el problema. Una buena opción es intercalarlo con un champú en seco. Evita el uso de gominas y lacas, así como tocarte mucho el pelo. Ambas cosas lo engrasan.

Champú Seco de Té Verde Refrescante y Purificante de Sephora, 5,95€

COMPRAR

8 / 19

Si tienes canas...

Este champú contiene Centáurea, un colorante natural, y además su fórmula sin silicona, deja el cabello más suave y ligero. Este champú también está indicado para pelo rubio platino, blanco y gris, tanto natural como teñido. Y si sueles teñirte pero no es momento de volver a teñirte, puedes usar sprays retoca raíces si tienes 4 contadas e incluso probar los cepillitos cubre canas instantáneos que parecen máscara de pestañas.

Champú Reflejos Plateados de Yves Rocher, 3,80€

9 / 19

Pelo quemado

Una de dos. O has abusado de la plancha y el secador o te has sometido a algún tratamiento agresivo (decoloración, permanente, etc.). Seguramente no vas a querer prescindir de esas herramientas que permiten moldear el pelo a tu gusto pero si puedes, procura no usarlas a diario y aplica siempre un protector térmico para no freír tu pelo. Además, utiliza un champú y mascarilla creada especialmente para pelo dañado, ¡notarás el cambio!

L'Oréal Paris Elvive Dream Long Champú Reconstructor, 2,77€

COMPRAR

10 / 19

Spray protector

Y si buscas un spray protector bueno, aquí te dejamos uno. Después de lavar el cabello, envuélvelo con una toalla 10 min. Luego peina con los dedos, y deja secar al aire otros 10 min más. Aplica el spray protector y usa entonces el secador a temperatura baja para darle forma, separando bien con los dedos las raíces. Con este gesto el pelo ganará volumen. 

Spray Protector del Calor Liso Keratina de TRESemmé, 5,99€

11 / 19

Caspa

Ya sea caspa seca o grasa, la descamación que provoca, haciéndose evidente sobre los hombros, preocupa e irrita a muchas mujeres. Aplica 2-3 veces por semana un champú anticaspa durante 3 semanas. Después cada 10-15 días para que no vuelva a aparecer. Elígelo según tu tipo de pelo (graso, seco, normal) y si es muy abundante aplica una o dos veces al mes un exfoliante específico para el cuero cabelludo. También puedes reforzar el champú con una loción anticaspa. Si notas que apelmaza el pelo, aplícala por la noche antes de lavarlo.

Champú anticaspa Suprême Suave de H&S, 3,85€

12 / 19

Pelo apagado y sin brillo

Si cuidas y mimas a fondo tu pelo, ¿por qué no brilla? Uno de los factores decisivos puede ser la polución. En el aire hay partículas contaminantes que alteran la formación de proteínas del cabello debilitándolo y dejándolo mate. Para contrarrestarlo, hay líneas antipolución (champú, acondicionador, mascarilla) para el pelo. Al igual que las que ya existen para el rostro, sus ingredientes combaten el estrés oxidativo y tienen una acción détox. Aparte de mantener los nutrientes esenciales del cabello con estos productos, puedes acentuar más la luminosidad con sprays de brillo. Enriquecidos con aceite, alisan la fibra capilar y la luz se refleja más sobre el cabello.

Champú Micelar Antipolución de Yves Rocher, 3,80€

 

13 / 19

Pelo pegado

Ten en cuenta que el pelo fino se ensucia con mucha facilidad. Puedes lavarlo a diario, pero para que se vea suelto y sedoso, usa champús y acondicionadores sin silicona. En el caso del champú, masajea solo las raíces. La espuma que cae es suficiente para limpiar el resto del pelo. Y el acondicionador, mejor uno voluminizador y sin aclarado para que el pelo se mantenga hidratado todo el día. 

Acondicionador Sin Aclarado Volumen de Syoss, 3,75€ 

14 / 19

Pelo menos denso

Nuestro pelo, como nuestra piel, también envejece. A partir de los 40, los niveles de estrógenos disminuyen poco a poco haciendo que el cabello se vuelva más fino. Refuérzalo recurriendo a la nutricosmética. Hay comprimidos con vitaminas y minerales encaminados a fortalecer la fibra capilar desde dentro y devolverle la densidad. Ten en cuenta que los resultados finales de los complementos alimenticios capilares se perciben al cabo de 2-3 meses.

Comprimidos de Innéov, 60 caps., 29,55€

15 / 19

Controla la caída del cabello

Es normal perder pelo por el cambio estacional, pero cuando es una caída muy abundante, es posible que se deba a una cuestión hormonal o problema de estrés. Lo mejor es ir al dermatólogo o a un tricólogo (especialista en problemas del cabello y cuero cabelludo) y realizar un tratamiento a medida. En casa, se recomienda usar lociones o ampollas anticaída a diario, además de champús y acondicionadores específicos. ¡Y cuidado con las dietas muy restrictivas! La carencia de vitaminas y minerales esenciales puede ocasionar alopecia. 

PHT Tonic Stop & Grow de Hairdreams, 40€

16 / 19

Pelo teñido

Las decoloraciones y los tintes con amoniaco decapan el pelo y hacen que este se rompa. Evita castigar tu pelo. Lo que no significa dejar de teñirte, sino recurrir a coloraciones con ingredientes naturales y a mascarillas específicas para pelos teñidos. El color en manos profesionales ayudará a que tu pelo se vea más denso. Una base más oscura que tu color natural y sobre ella unos suaves reflejos le darán a tu pelo más volumen estratégicamente.

Mascarilla Color-Vive de Elvive, 3,99€

COMPRAR

17 / 19

Raíz aplastada

Probablemente estés evitando productos de fijación o acabado pensando que te aplastan más el pelo. Sin embargo, los hay específicos para darle más volumen. Los sprays para voluminizar las raíces hacen que el pelo se engrose y se vea más denso. ¿Cómo usarlo? Después de eliminar el exceso de humedad del pelo, aplícalo generosamente en las raíces y seca el pelo boca abajo con el secador, "despegando" con las yemas de los dedos el pelo del cuero cabelludo. Al final acaba con aire frío para fijar el volumen conseguido.

Root Boost de Moroccanoil, 28,50€

18 / 19

¿Mal corte?

Si eres de las que pides que te desfilen el pelo para ganar volumen, estás cometiendo un error. El desfilado consiste en "picotear" con las tijeras las puntas para quitar peso al cabello. Pero si el pelo fino lo es todavía más en las puntas, con esta técnica lo único que conseguiríamos es afinarlas más todavía. El mejor corte para los pelos finos es el escalado. Una melena a capas crea efecto de volumen. Cuanto más cortas sean más movimiento aportan y parecerá que tienes más pelo. 

Killer.Waves de Kevin.Murphy, 29,90€

19 / 19

Si ya no sabes qué más hacer con tu pelo para que esté sano, fuerte y brillante, no desesperes. Lo que necesitas es empezar a darle mimos específicos para el tipo de problema que tienes. Para ponértelo más fácil, hemos encontrado el tipo de tratamiento necesario para solucionar los problemas capilares más comunes. Así que una vez hayas identificado qué le ocurre a tu melena, el resto vendrá rodado.

Un champú para cada tipo de pelo

  • Pelo muy fino. La culpa la tiene la genética pero también el estrés y la edad, que hacen que el pelo 'adelgace'. Escoge un champú voluminizador y compleméntalo con el uso de un acondicionador de la misma línea. Y sécalo siempre con la cabeza hacia abajo y amasando la raíz para se levante todavía más.
  • Pelo frágil. El pelo puede ser frágil aunque sea grueso aunque sea un problema que se asocie más al cabello fino. El calor es uno de tus principales enemigos así que mejor que no te pases con la temperatura del agua al lavarlo y que utiliza un protector térmico cuando te seques el pelo con secador (cuanto más lo dejes secarse al aire mejor). Respecto al champú, busca fórmulas fortificantes.
  • Pelo rebelde. Todas luchamos, en mayor o menor medida, contra el encrespamiento. La causa es la deshidratación del cabello así que siempre debes priorizar tratamientos y champús que hidraten mucho el pelo. Evita lavarlo a diario y si no lo tienes excesivamente sucio, da solo una enjabonada.
  • Pelo graso. Se debe a un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas así que hay que usar un champú que limpie en profundidad y, muy importante, aunque tengas la tentación de hacerlo, no lo laves a diario porque solo conseguirás intensificar el problema. Sustituye uno de los lavados por el uso de un champú en seco.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?