Pelo

ilumina tu melena

¿Qué son las mechas babylight y cómo llevarlas?

Llevan un tiempo siendo las mechas favoritas de muchas mujeres que han visto en las babylights la forma perfecta de rejuvenecer su melena sin hacerla sufrir.

Por Sonia Murillo Actualizado el 27 de septiembre de 2019, 09:47

Izabel Goulart mechas babylight

Las mechas babylight son las mechas de moda. Hace ya algún tiempo que forman parte de nuestro vocabulario de peluquería pero es posible que, aunque hayas oído su nombre mil veces, todavía no tengas claro del todo en qué consiste esta técnica ni cómo te sentaría a ti en concreto. Desde ya te adelantamos que te van a quedar bien sí o sí porque favorecen a todo el mundo y además se pueden llevar en cualquier tono de pelo.

¿Qué son las mechas babylight y cómo se hacen?

Las mechas babylight tratan de imitar el efecto que deja el sol, sobre todo en el cabello de los niños, durante el verano. Es entonces cuando suelen aparecer mechas finas, más claritas que el tono de base, distribuidas por toda la melena. Los mechones frontales, al ser siempre los más expuestos se aclaran más, al igual que las puntas debido al desgaste.

¿Cómo conseguidos replicar este efecto en la peluquería? Pues se sigue el mismo método que para crear las otras mechas más famosas del momento, las mechas balayage, es decir, que se hacen con un barrido que va de la raíz a la punta y se aclara de forma gradual pero solo hasta dos tonos. De esta manera, se consigue iluminar el rostro y rejuvenecer la melena pero sin transformarla de forma radical. No te van a preguntar si te has hecho algo en el pelo pero sí que te van a decir que tienes 'el guapo subido'.

¿Quién puede hacerse mechas babylight? ¿Favorecen a todo el mundo?

Inicialmente es un tipo de coloración que está pensada para cabellos castaños, que son los que suelen presentar reflejos rubios por la acción del sol. Sin embargo, con el paso del tiempo se ha ido adaptando a otros colores de pelo de forma que hoy en día cualquiera, desde morenas a pelirrojas, pueden hacerse unas mechas babylight. La clave va a estar siempre en aclarar entre uno y dos tonos, no más, y eso se puede hacer partiendo de cualquier gama de color.

¿Tienes el pelo teñido? Pues también puedes hacerte las mechas babylight. De hecho es lo mejor que puedes hacer para que tu melena parezca mucho más natural que dejando el color plano del tinte sobre tu melena. Los matices siempre aportan realismo a cualquier coloración. Quizá tu estilista prefiera aplicar el tinte en una visita y las mechas unos días después.

Puedes llevar mechas babylight en tono caramelo si tu melena es castaño oscuro, rubias si tu base es castaño claro, castañas si eres morena y cobrizas si tienes el pelo pelirrojo. No obstante, también se pueden combinar varios tonos para dar mayor realismo. Mira estos preciosos ejemplos para inspirarte.

Si me hago las mechas babylight, ¿cómo tengo que cuidarme el pelo?

Las mechas babylight no requieren de unos cuidados mucho más específicos que cualquier otro tipo de coloración, de hecho, al no aclarar demasiado el cabello son menos agresivas y requieren menos mantenimiento que otras. Hay que prestar especial atención a las puntas, que son las que pueden tener mayor diferencia de color respecto al tono natural del pelo. Aplica mascarillas hidratantes una o dos veces por semana, acondicionador el resto de veces que te laves el cabello, champús que preserven la coloración y un aceite después de la ducha en las puntas.

Lo bueno de estas mechas es que puedes hacértelas una vez y olvidarte de retoques durante varios meses porque aunque la raíz crezca, al ser tan sutiles, no se nota ese efecto tan feo que dejan otro tipo de coloraciones. Si además de las mechas babylight lo llevas teñido, entonces tendrás que seguir la rutina habitual de visitas a la pelu y sería tu estilista quien te indique cuando toca tinte y cuando hay que retocar las mechas.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?