Melenas luminosas al poder

Glossy plum hair: el color de pelo para las morenas que quieren un cambio sin pasarse al rubio

Se trata de un color de base ciruela, muy femenino, que se fusiona con el chocolate para darle ese toque natural y con mucha luz. Y modulable, tanto en intensidad como en matices.

Actualizado a

Escrito por:

Gema Amil

Actualizado a

glossy pum hair
@liz.colors

Tras tantas semanas de confinamiento estamos hartitas de vernos en el espejo igual y el cuerpo nos va pidiendo un poco de vidilla. Un buen corte de pelo, unos reflejos con guiños más estivales o, por qué no, un súper cambio de look para que el del 2020 sea el verano más especial. Ya tenemos más que claro que no queremos dejar de divertirnos, y, ya lo sabemos, detrás de un gran cambio de look siempre hay actitud.

Sin tener en cuenta el ice blonde –el rubio muy frío–, o el rainbow hair –colores llamativos y vibrantes–, el 2020 está marcado por la tendencia de los colores de pelo cálidos. Ya sean en tinte o en mechas o reflejos, los caramelo, chocolate, cafés y dulce de leche son los que están manejando los hilos de las tendencias capilares y no dejamos de ver tonos que nos enamoran como el honey brown o el glass blonde.

Y en este escenario de colores de pelo cálidos y apetecibles entra un nuevo tono en juego, perfecto para las morenas, que es absolutamente irresistible. Sobre todo si estás pensando en un cambio de color drástico pero natural y que no sea, por fuerza, pasarse o guiñar a los tonos más rubios. Hablamos de Glossy Plum Hair.

El Glossy Plum Hair es el color que está triunfando en Instagram y que tiene mucha pinta de quedarse bastante tiempo entre nosotras, y no solo de cara al verano sino también al próximo otoño. ¿Por qué? Pues porque es un color que queda igual de bonito en una tez clara que en otra más morena y que además aporta al cabello un extra de luminosidad delicioso y de los que enganchan.

Se trata de un color de base ciruela, muy femenino, que se fusiona con el chocolate para darle ese toque natural y con mucha luz. Lo mejor es que es muy modulable, tanto en intensidad como en matices, que bien puede ir hacia los borgoña o el morado.

Lo mejor de todo es que solo necesitaría un retoque de raíz cada cierto tiempo y no importa que con los lavados se vaya degradando de medios a puntos, incluso quedará más chulo. Además se le puede dar la intensidad que se quiera, jugando más con el halo púrpura o con el marrón, según el gusto, con lo que además de bonito y favorecedor es muy versátil ya que se puede adaptar a nuestros rasgos como el color de nuestra piel o de los ojos. Admite, además, aplicarse en mechas, ya sean balayage con su efecto barrido o en mechas babylights que dan muchísima textura y luz.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?