Pelo limpio y bonito más tiempo

Consejos útiles para controlar el pelo graso

¿El exceso de grasa te trae de cabeza? Descubre los motivos por los que tu pelo se engrasa y las mejores soluciones para tener la grasa bajo control.

pelo graso
Element5 Digital vía Unsplash
esther g valero
Esther G. Valero

Periodista especializada en temas de lifestyle, belleza y fitness.

Raquel Saiz
Raquel Saiz

Peluquera experta en recogidos, coloración y cuidado del cabello.

Actualizado a

Convivir con el pelo graso puede convertirse en una verdadera tortura. Te pasas la vida lavándotelo para que se vea bonito, brillante y con movimiento, pero no hay forma… No consigues que te dure limpio más de un día. Se te apelmaza, muestra un brillo poco natural –como si estuviera húmedo– y termina pareciendo que está sucio, incluso descuidado.

Da igual lo que hagas. O te vuelves a lavar el cabello o terminas recurriendo a una coleta, un recogido, un turbante o un socorrido gorrito para que no se note tanto el desagradable efecto “oleoso” que tanto te espanta. ¡Menudo rollo!

Acabar con este problema puede ser más sencillo de lo que piensas. Para controlar el pelo graso debes conocer cuáles son las causas que están provocando el exceso de sebo y poner en práctica algunos consejos para prolongar la limpieza de tu melena.

¿Qué es el pelo graso?

Una melena grasa es, como bien indica su nombre, aquella que produce más sebo de la cuenta. El sebo que segrega el cuero cabelludo es un lubricante natural para nuestro pelo que, además, le aporta brillo. Aunque te cueste creerlo, la grasa es necesaria para mantener el equilibrio del cuero cabelludo y la fibra capilar. Su acción es hidratante y protectora, ayuda a conservar la humedad de la piel e, incluso, presenta una función bactericida y fungicida.

El problema surge cuando se produce sebo en exceso.

¿Por qué tengo el pelo graso?

Tu cuero cabelludo puede estar generando más grasa de la cuenta por diferentes motivos, algunos con un origen interno y otros por factores externos, procedentes del ambiente.

Estas son las causas que pueden estar detrás de este desarreglo de las glándulas sebáceas:

  • Causas genéticas u hormonales. Tu cuerpo puede acelerar la producción de sebo por predisposición genética o debido a una alteración hormonal.
  • Tienes mucho estrés o ansiedad. En periodos con mucho nerviosismo también puedes notar tu cabello más graso de lo normal.
  • No llevas una dieta adecuada. La alimentación también influye (y mucho) en el estado de tu cabello. Si no comes todos los nutrientes necesarios para tu organismo, tu cuero cabelludo puede debilitarse y producir más sebo.
  • Estás tomando algún medicamento. Ciertos tratamientos pueden hacer que empieces a segregar más grasa capilar.
  • Utilizas un champú, suavizante o mascarilla inadecuados. Debes prestar atención al tipo de productos que utilizas. Huye de cosméticos capilares irritantes o astringentes. Pueden resecar el cuero cabelludo y hacer que se proteja produciendo más sebo.
  • Te lavas el cabello más de la cuenta. Lo mismo sucede si nos lavamos demasiado el pelo. Al eliminar la protección natural del cuero cabelludo y el cabello, se puede generar más grasa de lo habitual. Si, además, estos champús no son adecuados, puedes dañar el pelo.
  • Usas productos químicos demasiado fuertes. El uso de productos químicos muy fuertes, como tintes, decolorantes o líquidos de permanente también pueden estar detrás de un pelo graso. Es mejor optar por formulaciones respetuosas.
  • La contaminación. La polución propia de las grandes ciudades ensucia mucho el cabello y lo mismo ocurre en los ambientes con sistemas de ventilación climatizada, ya que empeoran el estado del pelo graso.

¿Qué hacer si tienes el pelo muy graso?

Lo primero que debes hacer si tienes el pelo graso es utilizar un champú específico para esta problemática. Conviene que sea neutro y respetuoso, sin parabenos, siliconas ni sulfatos. Cuando te lo apliques, frota con suavidad. Lo puedes alternar con un champú natural. No prescindas del acondicionador porque no engrasa y sí aporta hidratación.

Si utilizas productos de fijación, escoge aquellos con formulaciones ligeras y sin residuos. Por último, evita las planchas y cuando utilices el secador, hazlo a una temperatura media y acaba con aire frío.

  • Un consejo: al acabar el lavado, deja caer agua tibia o fría para cerrar la cutícula y favorecer que se vea limpio por más tiempo.

¿Cuántas veces se debe lavar el cabello graso?

Se puede lavar a diario, siempre y cuando se haga con productos adecuados, que no sean astringentes. ¡Ah! Y recuerda no frotar en exceso, ya que si lo haces podrías estimular las glándulas sebáceas y producirán más grasa.

¿Qué aceite es bueno para el cabello graso?

Es posible que pienses que ya bastante grasa produce tu cuero cabelludo como para encima aplicarle un producto oleoso. ¡No te preocupes! Puedes hacerlo sin problema, siempre y cuando escojas un aceite acorde a tus necesidades.

Son recomendables aquellos aceites secos que actúen regulando la producción de sebo y la hipersecreción, como el aceite de coco o el aceite de jojoba. También podemos utilizar aceites esenciales, como el de ortiga o salvia, mezclados con el champú un par de veces a la semana.

Consejos de cuidado para el cabello graso

Además de escoger una línea capilar suave que se ajuste a tu tipo de cabello, pon en práctica estos consejos. Te ayudarán a mantener a raya la grasa de tu cabello. ¡Apunta!

  1. No te toques en exceso el pelo. Sin saberlo, lo estás engrasando aún más.
  2. Lávate el pelo por la mañana. Las glándulas sebáceas están más activas por la noche.
  3. Utiliza agua tibia. El agua fría no ayuda a eliminar la grasa ni los residuos de productos, mientras que la caliente estimula las glándulas sebáceas y podría dejarte el pelo graso.
  4. Mantén limpios los cepillos y peines que utilizas a diario. Es suficiente con que los sumerjas en agua y alcohol una vez cada semana o cada 10 días.
  5. Huye de los alimentos procesados. Trata de comer de forma sana y equilibrada. Además de ser una costumbre poco saludable, si comes demasiados bollos y azúcar refinado podrías estimular la aparición de grasa en el cuero cabelludo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?