Maquillaje

Master Class

Ilumina tu rostro

¿Sabes cómo conseguir el toque de luz perfecto para tu cara? Muy sencillo: la clave está en el iluminador. Te contamos cómo sacarle el máximo partido.

Por Daniela Puertas | Actualizado el 04 de enero de 2018, 21:43

como utilizar el iluminador ratolina. ¿Qué debemos tener en cuenta antes de utilizarlo?

¿Qué debemos tener en cuenta antes de utilizarlo?

Descubre las diferentes formas de usar el iluminador según el tipo de look que quieras lograr y... ¡a lucir buena cara en todo momento! En cuanto a la textura, selecciona el formato que más se adapte a tu piel y que aporte el efecto que buscas. Utiliza un color con un tono parecido a tu piel y no te excedas en la cantidad que uses. Y no olvides que los iluminadores no son correctores: no tapan las imperfecciones.

1 / 6

como utilizar el iluminador liquido ratolina. Utilizar el iluminador líquido

Utilizar el iluminador líquido

Mézclalo con tu base de maquillaje para iluminar la cara de manera sutil. Es ideal para piel seca. Haz el neceser a tu medida con las mejores compras de belleza para pieles secas.

2 / 6

como utilizar el iluminador en crema ratolina. Iluminador en crema

Iluminador en crema

Con el iluminador en crema conseguirás un efecto natural, como si la luz proviniese de tu propia piel. Es perfecto para el día y uno de los básicos para lograr un maquillaje antifatiga.

3 / 6

como utilizar el iluminador en polvo ratolina. Iluminador en polvo

Iluminador en polvo

Conseguirás un look más intenso. Úsalo en los pómulos, arco de la ceja y el tabique nasal. Esta textura es perfecta si tu piel es grasa.

4 / 6

como utilizar el iluminador tutorial ratolina. Iluminador en polvo sobre crema

Iluminador en polvo sobre crema

¡Solo para atrevidas! Aplica el iluminador en crema y remata con el polvo.

5 / 6

como utilizar el iluminador para resaltar puntos del rostro ratolina. Resalta los puntos estratégicos

Resalta los puntos estratégicos

Aplícalo bajo el punto más alto de la ceja para "agrandar” tus ojos. En el lagrimal, entre el extremo interno del ojo y la aleta de la nariz, para conseguir el efecto de una mirada más despierta y limpia. En los pómulos ponlo donde se acaba el hueso y se funde con la sien para dar más jugosidad a tu piel. Y si quieres que tus labios parezcan más voluminosos, aplica iluminador en el arco de Cupido.

6 / 6

USA LA LUZ A TU FAVOR

El iluminador contiene partículas reflectantes para que parezca que tu cara irradia luz. Tus pómulos parecerán más elevados, la nariz más estrecha y tus labios más voluminosos. Parece magia, pero no lo es. Los pigmentos soft-focus reflejan la luz como si fueran un espejo, dejando la piel radiante. Recuerda que las zonas que ilumines serán las que llamen más la atención.

CUATRO FORMAS DE USARLO

Si te ves el rostro más apagado y sin luz, te propongo solucionarlo en pocos segundos. Solo tienes que recurrir a un buen iluminador. Descubre las diferentes formas de usarlo según el tipo de look que quieras lograr y... ¡a lucir buena cara en todo momento! De verdad, es como hacer magia, ¡tienes que probarlo!

  1. Líquido. Mézclalo con tu base de maquillaje para iluminar la cara de manera sutil. Ideal para piel seca.
  2. En crema. Consigue un efecto natural, como si la luz proviniese de tu propia piel. Perfecto para el día.
  3. En polvo. Conseguirás un look más intenso. Úsalo en pómulos, arco de las cejas y el tabique nasal.
  4. En polvo sobre crema. ¡Solo para atrevidas! Aplica el iluminador en crema y remata con el polvo.

¿QUÉ COLOR ESCOGER?

Utiliza un color con un tono parecido a tu piel y no te excedas en la cantidad que uses. Hay iluminadores con tonalidad champán, rosado, melocotón, beige… Un montón de posibilidades. En cuanto a la cantidad, recuerda que en el punto medio está la virtud: para evitar un efecto oso panda, es mejor aplicar menos que más.

RESALTA LOS PUNTOS ESTRATÉGICOS

Con sencillos toques, tendrás un aspecto más radiante y podrás cambiar tus proporciones faciales.

  1. Bajo la ceja. Un toque justo bajo el punto más alto de tu ceja “agranda” tus ojos.
  2. En el lagrimal. Entre el extremo interno del ojo y la aleta de la nariz, consigue el efecto de una mirada más despierta y limpia.
  3. Los pómulos. Aplícalo donde se acaba el hueso del pómulo y se funde con la sien.
  4. La "V" labial. Conocida como arco de Cupido, tus labios parecerán más voluminosos con una pincelada aquí.

¡OJO! NO LO CONFUNDAS

No olvides que los iluminadores no son correctores: no tapan las imperfecciones. Todo lo contrario. Debido a su poder acentuador, con el iluminador solo conseguirías resaltarlas. Ten en cuenta que el corrector tapa, mientras que el iluminador realza. Así que nada de usarlo para corregir las ojeras o tapar granitos o manchas. ¿No sabes cómo aplicar bien el corrector? Entonces deberías mirar este tutorial.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?