¡Mucho cuidado!

¿Vuelves a entrenar después del confinamiento? No cometas estos errores...

Presta mucha atención si no quieres que una lesión te devuelva a un encierro forzoso en tu casa...

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

errores entrenar aire libre confinamiento

Si te gusta entrenar al aire libre, seguro que ya habrás salido a la calle a marcarte unas carreras y unas series fuera de casa. Tantos días encerrada es lo que tiene… Para disfrutar de este privilegio sin sufrir debes ser prudente y tratar de no caer en algunos de los fallos más comunes al volver a entrenar tras un parón. Tómatelo en serio si quieres ahorrarte molestias y lesiones innecesarias.

Errores que debes evitar para disfrutar de tu entrenamiento

Querer hacerlo todo a la vez

No puedes pretender empezar en el mismo lugar donde lo dejaste. Tras un descanso deportivo hay que comenzar poco a poco. ¡Paciencia! Posiblemente notarás que mejoras rápidamente si estás acostumbrada a practicar ejercicio, ya que el cuerpo tiene memoria, pero no quieras correr demasiado. Ir demasiado deprisa solo puede tener consecuencias negativas. Las más comunes: frustraciones, abandonos y lesiones musculares o articulares. Vamos, un desastre.

Como canta Fonsi, ve “des-pa-cito”. Sé paciente, tómatelo con calma y enseguida empezarás a notar progresos.

Olvidarte de calentar

Aunque te mueras de ganas de comenzar el entrenamiento, no caigas en la tentación de empezar a hacer ejercicio sin realizar un breve calentamiento. Es un aspecto muy importante que a veces dejamos de lado y que nos ayuda a proteger nuestro corazón, aumentar el ritmo gradualmente y mejorar nuestra elasticidad y nuestra predisposición para ponernos en marcha. Nuestro rendimiento mejorará y estaremos previniendo posibles lesiones. ¡Todo son ventajas!

No adaptar las rutinas a tu estado actual

Antes de retomar tus rutinas de entrenamiento deberías hacer una valoración de tu estado físico. Es importante conocer tu punto de partida. Lo ideal es contar con el asesoramiento de un entrenador personal que pueda evaluar todos los factores a tener en cuenta, pero si vas a hacerlo por tu cuenta es fundamental que adaptes la rutina deportiva a tus necesidades. También puedes hacer este test para descubrir cómo está tu condición física.

Ten en cuenta aspectos como tu peso, el tiempo que llevas sin moverte, si has tenido alguna lesión, si padeces alguna molestia… Es muy posible que con el confinamiento hayas ganado algunos kilos. Si es así, no comiences a realizar ejercicio con demasiado impacto hasta que no recuperes tu peso habitual. Tus articulaciones podría sufrir más de la cuenta y corres el riesgo de sufrir una lesión. ¡Mucho cuidado!

Practicar solo cardio

Una buena rutina de entrenamiento debe combinar cardio y fuerza. Muchas veces nos obsesionamos con perder peso y terminamos abusando del trabajo cardiovascular. ¡Es un gran error! Es cierto que ayuda a quemar grasas más rápidamente y que es más divertido, pero no entrenar de forma global es un error, entre otras cosas porque puedes terminar padeciendo la antiestética flacidez. Es preferible bajar de peso progresivamente, de forma más controlada y con todo “en su sitio”.

Invertir tiempo en realizar rutinas de fuerza e incorporar pesas al entrenamiento reducirá dolores en las articulaciones, mejorará tu equilibrio, prevendrá la osteoporosis y aumentará tu masa muscular. De este modo no solo estarás más tonificada, sino que tu cuerpo consumirá más calorías en estado de descanso. Adelgazarás o mantendrás tu peso ideal de forma más sencilla a largo plazo.

Hacer siempre lo mismo

Otra práctica común es repetir día tras día el mismo entrenamiento. Hacer siempre lo mismo es un gran error, ya que el cuerpo se acostumbra y el ejercicio termina no siendo tan efectivo. ¡Además resulta tremendamente monótono y aburrido! Los expertos recomiendan variar la actividad física e ir alternando el trabajo de diferentes grupos musculares para conseguir mejores resultados.

No beber suficiente agua

Durante el ejercicio perdemos mucho líquido, así que debemos reponerlos. Muchas veces no nos hidratamos correctamente y esto puede influir negativamente en nuestro rendimiento e incluso en nuestra salud. Una hidratación adecuada permite que los nutrientes y el oxígeno se repartan correctamente por el organismo y por los músculos.

¿Cuál es la bebida más recomendable para hacerlo? ¡El agua! Bebe agua antes, durante y después de la actividad física para asegurarte de no sufrir deshidratación y padecer síntomas tales como calambres, mareos, náuseas y malestar general.

Comer poco y trabajar mucho

Hay quien comete el error de hacer una súper sesión sin contar con la energía suficiente para hacerlo. Hay diferentes teorías acerca de la conveniencia o los peligros de entrenar en ayunas, pero sí existe unanimidad en la necesidad de alimentarse de forma saludable y acorde a nuestro consumo energético. El deporte y la alimentación van de la mano. Adaptar la dieta a nuestros entrenamientos nos ayudará a mejorar nuestro rendimiento deportivo y a conseguir mejores resultados a medio y largo plazo.

Un descanso insuficiente

Descansar tras una rutina de entrenamiento es tan importante como el propio entrenamiento. Si no duermes bien después de haber practicado ejercicio, tus tejidos no se oxigenarán ni podrán repararse al cien por cien. Esto puede tener efectos nefastos en tus músculos y en el resto del organismo.

Por otra parte, la mayoría de los entrenadores recomiendan no entrenar todos los días. Es aconsejable mantenerse activo a diario, pero machacarse sin descanso puede sobrecargar tus músculos y hacerte entrar en un estado de fatiga crónica conocido como “sobreentrenamiento”. En la mayoría de los casos, se aconseja parar uno o dos días a la semana.

No estirar

Nunca pares en seco después de hacer deporte ni te vayas a casa sin haber estirado. Es fundamental que termines tu rutina con unos estiramientos. Estirar ayuda a que el corazón se recupere y relaja los músculos progresivamente, previniendo lesiones y calambres musculares. Jamás te olvides de hacerlo. Además, ¡estiliza la figura!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?