Cuerpo

¿Es verdad que...?

¿Una inocente ducha puede dañar mi piel?

Algo tan aparentemente inocente como una ducha puede ser el culpable de que tengas la piel seca, tirante y/o con flacidez. Te damos las claves para que este gesto cotidiano sea beneficioso y no perjudicial para tu piel.

Por Daniela Puertas | Actualizado el 22 de febrero de 2018, 10:40

trucos quitar hambre comer menos adelgazar ducha. Ducha rápida

Ducha rápida

Lo ideal es tardar lo menos posible en la ducha. Estar debajo del agua durante más de 15 minutos, además de ser un desperdicio, es perjudicial para la piel porque se reseca con más facilidad. Con cinco minutos, cuando no te toque lavarte el pelo, claro, es más que suficiente.

1 / 8

ducha gel moringa the body shop. Utiliza un jabón suave

Utiliza un jabón suave

Los geles de ducha suelen estar cargados de químicos que limpian la piel, sí, pero también la agreden. Utiliza un gel de ducha suave, sin jabón.

Gel de ducha de moringa de The Body Shop, 7€

¡Cómpralo ya!

2 / 8

pies mojados ducha. Sécate bien

Sécate bien

La humedad que se queda en los pliegues de la piel, sobre entre los dedos de los pies, las zonas íntimas y las axilas puede dar lugar a hongos. Así que tómate un par de minutos para secarte dando pequeños toques a la piel de todo el cuerpo.

3 / 8

como curar resfriado gripe rapido ducha. Una al día

Una al día

Ducharte una vez al día es más que suficiente para estar limpia. Si necesitas lavarte más veces porque vayas al gimnasio a la hora de la comida o porque te haya surgido algún plan importante, hazlo sin jabón una de las veces.

4 / 8

ducha GUANTE-FELPA-CRIN 3. Adiós esponjas

Adiós esponjas

Es mejor lavarse con las manos que utilizar una esponja porque acumulan muchas bacterias que pueden dar lugar a infecciones. No obstante, una vez por semana merece la pena detenerse unos minutos para lavarte con una manopla de crin que te ayude a exfoliar la piel.

5 / 8

duacha toalla zara home. La toalla no se comparte

La toalla no se comparte

Cada miembro de la familia debería tener la suya. Siempre debes dejar que se seque del todo para que no acumule humedad y se generen hongos y mal olor. Utiliza una diferente para secarte el pelo.

Toallas de lavabo (5,99€) y de ducha (19,99€) de Zara Home

6 / 8

trucos de limpieza rociador ducha. Agua tibia

Agua tibia

Si te pasas con la temperatura del agua le estás haciendo un flaco favor a tu piel. Lo mejor es ducharse con agua tibia y acabar con un último aclarado de agua fría, sobre todo en las piernas. Reactivarás la circulación y las sentirás más descansadas.

7 / 8

ducha crema hidratante lush. Hidrata, por favor

Hidrata, por favor

Aunque te duches rápido, con un gel suave y una vez al día tu piel sufre mucho bajo el agua. Acostúmbrate a hidratarla a diario aplicándote una buena crema con un aroma que te guste.

Hidratante corporal Charity Pot de Lush, 18,95€7240g

8 / 8

La higiene diaria es necesaria y muy recomendable, por supuesto, pero siempre que se tengan en cuenta unas normas básicas y precauciones para no dañar nuestra piel, el órgano más extenso y frágil del que disponemos.

1. Una ducha al día es suficiente

Nos levantamos y antes de salir de casa toca darnos esa ducha que, junto con el café, nos “pone las pilas” para afrontar el día. Terminamos de sudar en el gimnasio y otra visita a la ducha. Y por qué no, llega la noche, y otra cita bajo los chorros del agua para irnos a la cama relajados y conseguir descansar. ¡STOP! Duchas sí, pero solo una al día. El exceso de higiene altera el pH de la piel y debilita su sistema inmunitario.

2. Las duchas largas generan sequedad

Nos encanta esa sensación que produce el agua cayendo sobre nuestra piel y siempre nos quedaríamos un ratito más bajo el chorro. Pero una ducha muy larga, de más de 15 minutos, deshidrata la piel, dejándola más seca y áspera. Si no te lavas el pelo, con 5 minutos es suficiente (incluso con 3). ¡No abuses!

3. El agua muy caliente provoca flacidez

Y si tienes varices, empeora su estado. Aunque sea invierno y fuera haga un frío que pela, evita las duchas con agua demasiado caliente. La ducha, mejor tibia e, incluso, sería recomendable acabar con una pasada rápida de agua fresquita, desde los tobillos hacia arriba, para activar la circulación.

4. El gel o jabón reseca la piel

Por suave que sea, utilizar demasiado jabón elimina parcialmente el manto hidrolipídico que protege la piel, así que modera la cantidad. Y, si es necesario, aplícalo solo en las zonas del cuerpo que lo necesites. Si tienes la piel seca, el jabón, al tener un pH alto, puede afectar negativamente a la capa más externa. Apuesta por los geles sin sulfatos y que contengan activos hidratantes. Te ayudarán a mantener a raya la sequedad de tu piel.

5. Mejor no usar esponjas para evitar infecciones

Las bacterias y los gérmenes ¡las adoran! La esponja puede hacer que tu piel sea más susceptible a las infecciones. Aplica el gel directamente con la mano. Y una vez a la semana usa un guante de crin o cepillo para exfoliar la piel y eliminar las células muertas.

6. Después de la ducha, secado a conciencia

Llega el momento de poner fin a la ducha y le toca el turno a la toalla. Nada de una pasada rápida y listo. Tómate tu tiempo, sobre todo en axilas, ingles y pies, ya que la humedad favorece las infecciones de hongos. Al utilizarla, no frotes. Es mejor para tu piel secarla con pequeños toques. Y utiliza una diferente para secarte el pelo.

7. La toalla no se comparte

Olvida lo de prestar tu toalla a nadie o pedirla prestada. Puede ser una fuente de contagio de enfermedades cutáneas. Por más inofensivas que parezcan, las toallas están llenas de restos de piel y vello, y cuando están húmedas pueden ser el escondite perfecto para las bacterias. Además, es recomendable tener una para el rostro, distinta a la del cuerpo.

8. Hidratar a fondo la piel

Después de secarnos es imprescindible una buena hidratación. Si quieres que tu piel no se seque o se descame, conviene que te apliques a diario una loción corporal. No te saltes esta fase, ya que así reconstruirás su manto hidrolipídico protector y mantendrás la piel hidratada.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?