¡muy fácil!

12 trucos súper fáciles para comer con menos grasas

Ni para adelgazar hay que eliminar la grasa de la dieta. Hasta para reducir la que se almacena en barriga o cartucheras hay que comer grasa, pero no cualquiera ni en cualquier proporción.

Actualizado a

Escrito por:

Carme del Vado

Actualizado a

12 trucos para comer con menos grasas
Getty images

Un estudio de la Escuela Universitaria de Medicina en Saint Louis (EE. UU.) descubrió que “la grasa vieja que se acumula en el cuerpo no puede ser eliminada si no entra grasa nueva” porque esta grasa “nueva” activaría enzimas hepáticos que “disuelven” las reservas de grasa. Pero la “nueva grasa” debe proceder de grasas sanas, como las del aceite de oliva o los frutos secos, y en cantidades razonables. En cambio, hay otras grasas (saturadas, parcialmente hidrogenadas, trans...) que hay que evitar.

Te contamos cómo eliminar el exceso de grasa de tu alimentación, y sobre todo la grasa mala, con estos trucos.

1. Otra mantequilla para la tostada

En lugar de la procedente de la leche, unta la tostada con aguacate machacado. Su sabor neutro y su textura harán que no la eches de menos ni en compañía de mermeladas ni con alimentos salados. ¿Una tosta más sana aún? Pon unos minutos fruta fresca en el microondas y tienes una mermelada sin azúcar casi al momento.

2. De primero, hojas verdes

No es solo que la verdura no tenga casi grasa, sino que los fitoesteroles de alimentos como la rúcula, las acelgas, la lechuga, las espinacas, la colrizada... bloquean la absorción del colesterol en el intestino. Además, la fibra que contienen ayuda a eliminar la grasa de la cintura. Y si tomas más verduras de hoja verde, desplazas el consumo de otros alimentos menos recomendables.

  • En todas partes. Toma ensalada variada como primero, añade hojas verdes a bocadillos, úsala de topping de pizzas, cremas, etc.

3. El chocolate tiene grasa, pero si es negro...

Su contenido en polifenoles ayuda a controlar el peso corporal porque bloquean la degradación de los hidratos de carbono y las grasas. Eso sí, que sea de más del 85% de cacao. Y sin pasarnos. Lo ideal es tomar una onza (unos 30 gramos) un máximo de 4 veces por semana.

12 trucos para comer con menos grasas
Getty images

4. Pescado azul, en papillote

La grasa de pescados como el salmón, el atún, las sardinas o la caballa es muy saludable, pero no conviene añadir grasa al cocinarlos para aligerar el plato. Un modo de hacerlo es cocerlos al papillote.

  • O asados. A la brasa o en el horno, no hay que añadir grasa y, al ponerlos sobre una parrilla, la suya propia cae a la bandeja inferior y no se impregna su carne durante la cocción. Y este mismo truco vale para carnes hechas al horno.

5. Que no se te duerma la mano al aliñar la ensalada

Porque aunque le eches solo aceite, si no mides, le puedes estar añadiendo mucha grasa y calorías a un plato en principio ligero, por no hablar de poner mayonesa u otras salsas preparadas para ensaladas.

  • Dos ideas ligeras. Haz un aderezo con zumo de naranja, un chorrito de zumo de lima, sal y pimienta. Es delicioso y no lleva nada de grasa.

6. Marina la carne para que pierda grasa

El reposo con especias, hierbas aromáticas y limón antes de cocinarla hace que pierda parte de su grasa. Y antes quita toda la grasa visible. Mejor hacerlo así, porque si no, al fundirse en la cocción, la impregna. Y además. Escoge carnes magras (pavo, conejo...) y cortes con poca grasa (pechuga en aves, lomo o solomillo en ternera o cerdo...).

7. La tortilla de patatas más ligera del mundo

Si la haces con el método tradicional, coge mucho aceite y tiene demasiada grasa (de la buena, pero demasiada). Evítalo cociendo las patatas laminadas al vapor o al horno. Y pon 2 claras por 1 yema, porque la grasa del huevo está en la yema.

  • Para cuajarla. Usa un molde antiadherente para bizcochos y cuájala en el horno. Si te gusta con cebolla, no te pierdas el truco número 9.
12 trucos para comer con menos grasas

8. Repostería más ligera con bebidas veggies

Aunque el bizcocho sea casero, si lo dejas sobre una servilleta de papel verás como deja un cerco de grasa.

  • Trucazo. Para aligerarlo usa bebidas vegetales de arroz, avena o almendras en lugar de leche.
  • O yogur griego. Otro consejo es sustituir la leche por yogur griego y rebajar la parte del aceite. Y el que uses que sea de girasol alto oleico, más saludable que el normal.
12 trucos para comer con menos grasas
Shutterstock

9. Sofrito con una cucharada de aceite

Es la base de muchos platos, así que ganas mucho si haces el sofrito de cebolla con muy poco aceite. Corta la cebolla a dados (1 cebolla pequeña por 1 cucharada de aceite) y mantén levantada la sartén para que quede bien sumergida.

  • Y además. Si se seca el aceite antes de que la cebolla esté en su punto, añade agua a poquitos.

10. Desgrasar los caldos con carne

Cuando preparas caldos, potajes o guisos, la grasa ni la ves, pero si los dejas enfriar de un día para otro verás que se forma una capa de grasa.

  • Muy fácil. Como esta grasa queda solidificada la puedes retirar fácilmente con una cuchara.

11. Pan, no es igual barra que molde

El pan de molde suele llevar más grasa que el pan de barra, lo mismo que los biscotes.

  • Solo tres ingredientes. Escoge variedades que tengan solo harina, agua y levadura.

12. ¿Tiras mucho de conservas?

Las latas de atún en aceite o de sardinas se conservan precisamente en aceite. Así que deja que se escurran muy bien antes de comerlas.

Grasa, en su justa medida

En una dieta de adelgazamiento de unas 1.500 kcal diarias puedes consumir 55 gramos diarios de grasa.

  • Proporciones. De estos 55 g, 30 g deben ser monoinsaturadas; 15 g, poliinsaturadas; y 10 g, saturadas.
  • ¿Cómo se hace? Esto equivale a tomar unas 4 cucharadas de aceite de oliva, un yogur de leche entera, 125 g de salmón y un puñado de frutos secos (20 g) al día, por ejemplo.
  • Monoinsaturada. La aportan el aceite de oliva, los aguacates o los frutos secos, entre otros.
  • Poliinsaturada. Se encuentra en aceites de girasol y maíz o en el pescado azul y las semillas de lino, por ejemplo.
  • Saturada. Procede de lácteos, carnes y alimentos horneados con grasa de palma.
12 trucos para comer con menos grasas
Shutterstock

Quédate con las grasas saludables

  • Aceite de oliva virgen extra. Una cucharada tiene 7 g de grasa monoinsaturada.
  • Aguacate. Unos 100 g de esta fruta (la mitad de una pieza pequeña) tienen 11 g de grasa monoinsaturada.
  • Avellanas. Una ración de 20 g (pesadas sin cáscara) de este fruto seco representan 4,4 g de grasa monoinsaturada.
  • Semillas de lino. Una cucharada aporta 2,9 g de grasa poliinsaturada. Si las tomas molidas se asimilan mejor.
  • Pescado azul. Unos 120 g de sardinas son 2,4 g de grasa poliinsaturada; y la misma cantidad de salmón son 3,1 g.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?