¡estírate!

El simple gesto que puede quitarte la barriga sin que te des cuenta

¿Quieres saber cómo puedes reducir tu tripita con un simple movimiento? Esta posición no solo te ayudará a lucir un vientre más liso, sino que también evitará que sufras lesiones.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

juntar escápulas

Conseguir un abdomen plano no solo pasa por llevar una buena alimentación y practicar ejercicio… ¡También hay que cuidar la postura! Como lo lees. Hay un gesto corporal que puede quitarte la barriga al instante y, además, evitarte un montón de lesiones y dolores musculares tanto a corto como a largo plazo. Se trata de la retracción escapular o, lo que es lo mismo, juntar las escápulas (las paletillas). Este sencillo movimiento estiliza la figura, reduce la barriga y realza tu pecho y tus glúteos. ¡Todo son ventajas!

Aprende a juntar tus escápulas

Si quieres aprovecharte de todos los beneficios de este movimiento, es importante que lo realices correctamente. “Cuando hablamos de retracción escapular nos referimos al movimiento o la capacidad de aproximar los omóplatos (escápulas) a la línea media de la columna. Para su correcta ejecución, debes abrir tus hombros y llevarlos hacia atrás proyectando tu pecho hacia el frente y dejando los brazos estirados. No encojas los hombros ni flexiones los codos, se trata juntar las escápulas y llevarlas hacia abajo”, explica Noemí Rodríguez García, Técnico Superior en actividades físicas deportivas y entrenadora personal.

Estiliza tu figura y previene lesiones

Si te acostumbras a realizar este sencillo gesto, caminarás más erguida y parecerás mucho más estilizada. Al ir más recta, parecerás más alta y tu barriga se reducirá casi por arte de magia. Este sencillo gesto te puede dar muchas alegrías. “La retracción escapular debería ser adoptada como una corrección postural en nuestra vida cotidiana. Muchas veces, cuando estamos de pie, tendemos a adoptar una mala postura. Solemos relajarnos más de la cuenta y llevar los hombros caídos hacia adelante. De esta forma, nuestro abdomen tiende a caer y parece que tenemos barriga. Al juntar las escápulas y elevar tanto los hombros como el pecho, corregimos la postura y evitamos que ‘se forme’ esa barriguita. Si te miras en un espejo mientras realizas la retracción, comprobarás cómo cambia tu figura”, añade la entrenadora.

Un gesto sencillo con muchos beneficios

Una buena higiene postural es fundamental para tu calidad de vida. La retracción escapular es un gesto que puede ofrecerte múltiples beneficios:

  1. Puede ayudarte a corregir malos hábitos posturales. Los hombros estarán en una posición más natural y menos forzada. Mejorará mucho tu postura.
  2. Protege tu espalda y tus hombros de sufrir lesiones mientras realizas ejercicios de fuerza, tales como sentadillas con barras, press de banca, remo, etc. Permite realizar levantamientos más eficientes y más seguros.
  3. Mejora la percepción de tu figura, estilizándote y reduciendo tu barriga.

Como ves, este gesto cuenta con un montón de beneficios tanto a nivel físico como estético. ¡Te sentirás bien y te verás mejor!

  • Un consejo: si tienes que pasar mucho tiempo sentada o en la misma postura, acostúmbrate a hacer un pequeño “break” cada hora y media o dos horas y aprovecha para juntar tus escápulas. Tu espalda lo agradecerá y, si lo conviertes en un hábito, notarás cómo mejora tu postura.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?